marzo 13, 2006

prostitutas

En toda la historia de la humanidad han existido dos necesidades irresistibles: El sexo y el dinero. Cuando ambas se combinan provocan una de las actividades económicas más antiguas de nuestra historia.

En la mayoría de las ocasiones la moral de la sociedad ha desprestigiado esta actividad como una deshonrosa y degradante, tanto para la mujer (u hombre en algunos casos) que lo hace como para la persona que paga por el placer.

La prostitución sin embargo no sucede únicamente entre individuos sino que también se da una especie de simbiosis placer-dinero entre los pueblos, entre las naciones, entre las regiones, entre los Estados que conforman una federación. Y es precisamente de esta prostitución de la que quiero hablar. No me siento con el suficiente peso moral como para juzgar a una persona que decide algún tipo de actividad por otra y por lo tanto no lo haré. Pero de la otra siempre es más cómodo hablar, cuando la ira de un escrito no tiene cara sino que es algo lo suficientemente abstracto como para merecer una réplica.

En la conformación de la economía mundial siempre hay ganadores y perdedores, como en todo. Hay quienes tienen el poder y quienes lo anhelan. De estos que lo anhelan hay quienes luchan de frente por él y quienes lo mendigan a los poderosos. De los que lo mendigan hay quienes lo hacen causando lástima y hay quienes lo hacen intercambiando placer por dinero. A este último tipo de países es a los que quiero dirigirles con toda mi atención mi escrito: Los países anhelantes de poder, méndigos y países prostitutas.

Estos países en ocasiones viajan en el espectro de esta clasificación de un lado para otro. En ocasiones sacan las uñas para encajarlo en el vientre del país poderoso más cercano pero en ocasiones las sacan sólo para pintarlas de rojo y de esta manera atraer la atención de los países sementales que se encuentren en ocasión de "invertir".

Si algo nos ha dejado como legado la era post-comunista es una serie de países sin ideología y que se han visto forzados a adoptar a la buena o a la mala ciertas conductas "liberales, democráticas" que en muchas ocasiones ni siquiera llegan (llegamos?) a entender suficientemente antes de comenzar a implementarlas como la nueva panacea mundial y la solución a todos los problemas.

Estos países en ocasiones se han vuelto rebeldes que luchan en las montañas el pasado nostálgico que ya no puede ser; otros han tomado en cambio las medias y el colorete para los labios, el espejo y el peinado sexy. Han arruinado a sus propios pueblos todo por las medidas restrictivas que supuestamente funcionan para estabilizar las crisis (mi pregunta sería porqué controlan la inflación con los sueldos mínimos pero no con los sueldos de los altos funcionarios y del gasto desmedido en programas de mercadotecnica política), pero han hecho todo para quedar bien con los poderosos.

Han firmado tratados de libre comercio que han inundado los mercados con productos que destruyen la economía local de una manera alarmante. El destino de los habitantes de estos países prostitutas es ser trabajadores asalariados de wal-mart cuando antes eran dueños de tiendas medianamente prósperas. Firman tratados comerciales como si se trata de avances para el país. Se enorgullesen de ser el país con más tratados comerciales del mundo como si eso trajera automáticamente prosperidad.

Van a los foros internacionales y defienden con todas sus fuerzas la humillante situación de los países poderosos, todo a cambio de un poco de monedas, un poco más de crédito en el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, ambos controlados completamente por estos países poderosos por una fórmula que establece que el que más aporta tiene más poder de decisión.

Resumen su agenda a estar de paseo por Europa y por Estados Unidos, teniendo caras cenas con premiers y ministros que sólo desean la siguiente gran concesión de gas, petróleo, agua, yacimientos mineros, todo a cambio de unos cuantos cientos de empleos mal pagados, interminables barriles llenos de material altamente peligroso para la salud. Pero eso sí, se congratulan de que en este sexenio ha habido más acuerdos y firma de compromisos entre países que en cualquier otro momento de la historia.

Propugnan cambios en la legislación del país poderoso para que puedan seguir recibiendo indocumentados mientras no les importa un diablo cómo es que van a destrabar los problemas económicos que se tienen en el país prostituta y que está provocando esa migración masiva y vergonzosa. Además presumen como logro propio el aumento en las remesas que no son más que el resultado de la incapacidad del propio país de generar riqueza.

Peor aún, entre los países prostitutas hay rangos. Lo peor de todo es que hay nuevos países prostitutas que como en cualquier prostíbulo buscan cobrar menos para quedarse con todos los clientes, obligando a todos los demás países prostitutas a cobrar ellos mismos menos también. Ahí tenemos los casos de las nuevas prostutitas de Asia que están poniendo de nervios a las siempre-fieles prostutitas de Latinoamérica. Ahora entonces hay que buscar nuevos "incentivos", nuevas "restricciones monetarias" que hagan nuevamente atractivo al país. Incluso el lenguaje suena a prostitución.

En esta guerra entre prostitutas por lo general el ganón es el cliente que sólo tiene que sentarse para ver cuál de todas ellas se rebaja más y entonces mandar sus monedas para una prostituta u otra.

En esta guerra entre países los poderosos sólo tienen que preocuparse por invadir y humillar a aquellos países que no fueron limosneros y que han optado por morir de pie antes que vivir de rodillas, que los demás estaremos muy preocupados nosotros mismos por ser la prostituta más fiel del arrabal.

5 comentarios:

Orgia Porfia dijo...

¡Hola!

akinorev dijo...

Algunas ciudades en el país todavía viven eso llamado "negreando", en el sur existe mucho eso. Utilizados, mal pagado y ocupados para satisfacer al "jefe" de su cachondes.

El traer empresas de países más poderoso genera mas empleos, pero sí, toda esas ganancias van para "ese pais poderoso" que vino a establecer su economia aquí.
Pero la población que se encuentra dentro del pais (en este caso México), siente que su ciudad se ve más bonita con mas tiendas e industrias americanas, así, ya no ira a Macallen o a Laredo a comprarse ese pantalón que tanto quería. Creo que en este caso todos ganamos.

seremos un país prostituto?

Batz dijo...

Los elementos que me han dado durante mi licenciatura (negocios internacionales), lo que he leido sobre estos temas, y lo que estoy aprendiendo en la maestria (comercio y finanzas internacionales), me empujan a rebatir lo que dices. Yo creo [quiero creer] que la competencia y no el proteccionismo seran lo que lleve a la mejoria de los mas. Me parece imposible que con la cantidad imposible de seres humanos que somos ahora, se pueda llevar un pais como si fuera un hogar... somos empresa.

OKOK, ya para ahora estaras echando espuma por la boca, Lo Se!
Pero que mas puedo decir? Yo tambien quisiera que Mexico [o cualquier otro pais prosituto], pudiera dejar de servir a otro mas fuerte. Por eso se requiere de personas que crean en lo que hacen y fomentar los principios profesionales para que no sean superados por la ambicion.

Who knows, who knows...

Reva Doiss dijo...

Para que esos emprendedores que mencionas pueden siquiera llevar a cabo sus ideas debe existir al menos una base mínima desde la cual puedan iniciar negocios y establecer ventajas competitivas que les permitan ser alguien en este gran mercado global. Competir requiere mínimos que nuestro país actualmente no da a nuestros empresarios. No existe el fomento a la pequeña empresa que es el motor de cualquier economía pero sí lo existe para las grandes empresas extranjeras, a ellas se les regala el terreno, el agua, la luz, se les regalan policías permanentes.... y ni siquiera pagan impuestos... ¿por qué a ellas si y a las empresas nacionales no? Este es sólo un ejemplo de la situación.

Lo que a muchos "progresistas" les ha dado por llamar globalización con lo hermoso que eso suena no es más que un buen pretexto para que en aras de un buen futuro perfecto en el futuro, toleremos las peores humillaciones y explotaciones hoy... ¿No te suena demasiado "católico"?
"Bienaventurados sean los pobres porque de ellos será el reino de los cielos" mientras aquí eres mi siervo y te escupo en la cara?

Aparte el bienestar no llega por arte de magia sólo por abrir las fronteras. Tiene que ir aparejado con una buena estrategia interna de desarrollo económico. Eso es lo que yo creo diferencia a un país que lucha por su supervivencia y aquél que mediocremente (prostitutamente) sólo se dedica a recoger las monedas que le avientan a la cara los poderosos después de haberlos violado, metafórica y literalmente.

No creo que esto tenga que ver con diferentes ideologías sino con una realidad que cada vez es más apabullante: La gran mayoría vive en la miseria mientras unos cuantos hablan de globalización comiendo en restaurantes caros, tomando buenos vinos, andando en buenos carros y viajando tres, cuatro veces al año por todo el mundo... "gueeeey, paris la mueve en septiembreee" ¿cuántas veces lo he escuchado por aquí?

No es pleito, no es pleito. El libre mercado es algo inevitable, pero lo que Estados Unidos y Europa hacen es todo menos libre mercado, es abuso, explotación y humillación de aquellos que supuestamente no se pueden defender. O eso es lo que nos han querido hacer creer: que esto es inevitable y que no queda más que soportar la verguenza de nunca poder pasar de gerente de ventas de piso en una tienducha que se reproduce en cada esquina de nuestras ciudades tipo Seven Eleven.

Ese no es el país ni el mundo al que yo aspiro. Y no es nacionalizar ni cerrarse, sino luchar de frente ante lo que resulta un abuso y una ridiculez que se pretenda defender como un sistema válido (válido para quien)

Un saludo afectuoso y te aviso desde ahora que tu tendencia a la derecha no impide de ninguna manera mi amor por ti, hermana querida.

Aunque en veces me hagas escupir espuma como tú dices. (¿Te acuerdas de las bodegas de la sexta? jaja)

Batz dijo...

No me quiero acordar de bodegas de la sexta porque lloro =S

Estoy de acuerdo contigo, y lo que yo defiendo es el libre mercado, y no lo que EUA y EU estan haciendo ahora con el resto del mundo.

Se requiere union de los "otros" paises. Que tal lo de Brasil e India? A mi me parece que ese es un buen camino..

=)