junio 04, 2007

Los mensajes


Desde que metieran a México la tecnología GSM con la que todos pudimos disfrutar de algunos meses de benevolencia donde los mensajitos de texto entre celular y celular eran gratis, no creo que haya habido en nuestro país tal fiebre de mensajes como los hay ahora.

Los tenemos en cuerpos, en mantas, en Youtube con todo y sus presunciones de que son cabos de tal regimiento y entrenados en Virginia, y te voy a matar si sigues hablando.

Yo digo que los que hablan por lo general no actúan. Toda esta ascensión del narco a la primera plana también ha traído hocicones (porque no hay otra forma de decirles) que quieren vivir de la fama barata.

Señores que quieren promocionarse ante la evidente falta de autoestima que caracterizan al querer ser señores de la droga cuando ni a matones a sueldo mínimo llegan. Lo lamentable es que todo este asunto ha traído una cultura producto del morbo que ahí vamos todos siguiendo como si se tratara de telenovela en horario estelar.

Que si mataron al gallo de oro, que si ya contestó el que lo mató, que si Sinaloa rifa o que ahora los Zetas son los que rifan. Que te salgas de Guadalajara porque ya me cansé de aventarte al sulfúrico. Dios santo. Que alguien les consiga un hobby a estos gatos por favor.

Como siempre, los medios de comunicación tienen buena parte de la culpa por enaltecer estos mensajes, hacerlos aparecer en primera plana como si verdaderamente se tratara de noticias importantes que nos atañen a todos.

El primer paso para mandar al diablo a los narcotraficantes es ignorarlos. Se creen gran cosa porque seguimos sus hazañas en corridos y en narcomensajes, y en estupideces que ellos filman en sus ratos libres.

¿Qué opinan si comenzamos por olvidarnos que existen? ¿Realmente piensan que son tan audaces por asesinar una persona que por lo general no tuvo oportunidad de defenderse, y luego clavarle un mensajito?

Realmente no me importan. Han resultado más aburridos que la Triple A con sus demostraciones idiotas de "yo soy más macho que tú". Y a los que les gusta leer de estas cosas, consíganse algo mejor que hacer. Destruir no implica ningún esfuerzo, cualquiera lo puede hacer. Construir es lo que debería ser admirado ¿Quién de todos estos mensajeros ha hecho algo positivo con su vida? Si es así, les sugiero que lo escriban en una manta y lo pongan en el Periférico. Algo así como "Yo pasé sexto de primaria". Eso sí podría ser toda una hazaña para ustedes.

4 comentarios:

akinorev dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
akinorev dijo...

Mi amor, capaz que los zetas ven esto y nos buscan =/ (noo!)

"Te voy a matar si sigues hablando", me suena conocido esto hahahah.

Te apoyo. Busquencé un hobby y dejen de molestar, de querer llamar la atención, y acaparar prensa con mensajes de "te voy a matar".

Que tristes han de ser sus vidas.

Reva Doiss dijo...

Me escudo en la poca popularidad de mi blog para hablar mal de ellos jejeje. No, pero es verdad, y no es limitativo a los Zetas. El otro "equipo" es igual de aburrido y predecible. Como dicen aquí, tírense a león compadres

Batz dijo...

Mientras sea novedad y la gente lo siga viendo/escuchando, se seguirá utilizando como medio para mandarse mensajes.
A mi me da un poco de risa esto de los videos del YouTube. Me imagino como se las arreglan para armar todo el escenario y concretar el "libreto" ... medio loco no?