diciembre 04, 2007

¿Ataque a la Libertad de Expresión?


Mientras los muchachos y muchachas que cobran de la nómina de Televisa-Tv Azteca y sus subsidiarias de radio y prensa escrita se acaban los lápices y se desgastan la garganta gritando a tambor batiente la afrenta a la libertad de expresión que está a punto de aprobarse en la Cámara de Diputados en la reforma al COFIPE, muy pocos (casi ninguno de esos mismos que ahí cobran) están hablando de la otra, la verdadera violación a la libertad de expresión que acaba de consumarse en nuestro país.

Mientras escuchamos y leemos un día sí y el otro también que los diabólicos legisladores están a punto de crear un órgano censor capaz de silenciar toda voluntad contraria a los "intereses de la partidocracia", incluso poniéndole una mordaza a nuestros amados conductores de noticieros de televisión, abofeteándolos y escupiéndolos con la amenaza de retirarles la concesión de radio y televisión si osan hablar mal de alguien.

Mientras seguimos escuchando y leyendo todas esas incoherencias y sandeces emitidas por Ricardo Salinas Pliego el pasado 23 de noviembre, mencionadas también por el golpeador rudo de Televisa Bernardo Gómez, y repetidas hasta la nausea como si de pericos cirqueros se tratara y no de comunicadores serios (así ha de estar la amenaza de "o te alineas o te chingas" muy parecida a la que sufrieron en 2006 posterior a la elección). Repite una mentira mil veces y entonces se hará verdad.

Mientras los defensores de la democracia salen de cada estación de radio y de cada canal de televisión para reclamar la lucha que ha costado vidas y años de lucha (seguramente tú, Salinas Pliego, seguramente tú estuviste luchando hombro con hombro), mientras todo eso pasa señores, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (si no tienes millones para sobornar jueces, nótese que no eres parte de esta Nación) salió el pasado viernes a decirnos que no había nada que perseguir en el secuestro y tortura de la periodista Lydia Cacho.

Los comunicadores y periodistas, salvo honradas excepciones, han salido a defender con voz queda y dubitativa, con pluma temblorina y avergonzada, que los ministros tienen razón (sic). Una vez más les han dictado línea para señalar las graves faltas a la democracia cuando no les conviene a sus patrones, pero cuando se trata de algo pasajero y ajeno a sus intereses, pasa como si se tratara del resultado de Santos contra Pumas, y no de algo que marcará a nuestro país para siempre. La demostración de que la justicia en nuestro país tiene un precio que muy pocos pueden pagar.

Mientras nuestros medios de comunicación tradicionales siguen vociferando contra la supuesta afrenta al IFE (repito una vez más que la afrenta al organismo ciudadano no fue este año sino en 2003 cuando PRI y PAN se la vendieron a Elba Esther Gordillo por 20 monedas de plata que luego a Madrazo le resultaron de arena), en los mismos días la decisión de la Suprema Corte pasa desapercibida en noticieros de radio y televisión.

Estos señores siguen pensando que libertad de expresión significa tener la capacidad de recibir 300,000 pesos por un spot en primetime donde el político en turno ponga su cara de idiota y nos venga a hablar de sus hazañas. Pregunta, ¿cuántos ciudadanos podemos darnos esos lujos? En cambio cuando se trata de escribir un libro que ataca los intereses de esos mismos que pueden pagar sus lujos, entonces si me secuestran eso no es problema. Ayer salió nuestro buen amigo Ciro Gómez Leyva diciendo que para qué hacían tanto ruido con lo de Lydia Cacho si ella sabía que metiéndose con ellos la iban a intentar golpear (trístemente tiene razón).

Señores de la comunicación ¿Quieren hablar de daños a la libertad de expresión? Dejen de hablar de tonterías y pónganse a hablar de lo que verdaderamente está dañando hoy a nuestro país. Les puedo asegurar que no tiene que ver con lo que se discute en el Senado. A menos que para ustedes "libertad de expresión" significa su derecho a quedarse con el 80% de los recursos de los partidos (pagado por nosotros), cada tres años.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

¿La difamación es "libertad de expresión"?, esa no me la sabía...

Pereque dijo...

Limitar la compra de spots por parte de particulares es una limitación a la libertad de expresión en principio, aunque ninguno de nosotros pueda pagar esos spots (creo que ni haciendo cooperacha podríamos pagar un spot en la tele a favor o en contra de alguien). Pero usted tiene toda la razón en señalar que, a diferencia de Lydia Cacho, la prohibición de compra de spots afecta sus intereses financieros directamente. Qué asco.

Saludos.

Pereque dijo...

Digo, qué asco que los dueños de medios electrónicos defiendan al derecho a comprar spots y no que defiendan a Cacho. Como que se puede malinterpretar. :) - P.

Anónimo dijo...

Yo si estoy de acuerdo en que cualquier persona pueda pagar spots, que conste.

Reva Doiss dijo...

Yo también, pero de ahí a decir que una reforma que intenta controlar el basurero que vimos en la elección pasada (a favor y en contra del Peje para que no se agarren de ahí los detractores), es un ataque a la libertad de expresión, es una sobregeneralización que cae en el ridículo.

También para los que dicen que porque el organismo electoral podrá "sugerir", y en acuerdo con la CIRT establecerán los lineamientos de los noticieros durante los tiempos electorales... luego de ahí saltan a hablar de censura?

El fondo de todo esto es que a los señores de la televisión les quitaron sus ganancias obscenas de cada tres años, punto ¿O de verdad creen que a ellos les importa la libertad de expresión? Sus acciones lo demuestran contundentemente, no?

Cerebro dijo...

1.- Anónimo, cada vez me convences mas que eres un espía. Yo creo que la Segob, o tal vez hasta la CIA llegaron a ver esta página, y entonces te mandaron para que contradigas todo lo expuesto aquí.

2.- Que verguenza de país tenemos; puros intereses, televisoras, PRI, PAN, PRD. La libertad de expresión que nos venden es donde ellos pueden hablar, y no donde el pueblo pueda hablar.

Reva Doiss dijo...

Yo voto para que el anónimo comience a llamarse "espía" en sus respuestas. Espero sus comentarios

Anónimo dijo...

"Yo también, pero de ahí a decir que una reforma que intenta controlar el basurero que vimos en la elección pasada (a favor y en contra del Peje para que no se agarren de ahí los detractores), es un ataque a la libertad de expresión, es una sobregeneralización que cae en el ridículo."

No se debe de limitar la libertad de expresión de la gente normal solo porque eso va a beneficiar a las televisoras de alguna forma. Las televisoras no son un mal, el que ganen dinero no es un pecado ni un "mal necesario", las televisoras tienen su función y el limitar el acceso a ellas, si es un atentado a la libertad de expresión.

Que limiten a los partidos, no a los particulares.

Reva Doiss dijo...

De hecho se está limitando a los partidos de gastar en televisión en esta reforma. Los particulares nunca han estado permitidos de comprar tiempo aire (desde 1989 con la creación del COFIPE se prohibió).

Anónimo dijo...

"Los particulares nunca han estado permitidos de comprar tiempo aire (desde 1989 con la creación del COFIPE se prohibió)."

¿De que hablas?, la TV vive de los particulares...

Hari Seldon dijo...

Oye, Ricardo, hasta cuando para que de "10 días" pase a ser "secuestro y carcel"? Lydia Cacho fue abusada por que Kamel Nacif, patrocinador del Gober Precioso Mario Marín, no quería que se publicara un libro. De igual forma, las televisoras pueden perder dinero si es que hacen algo que al PRI, al PAN, o al PRD no les guste. ¿Cual es la diferencia? La unica diferencia que veo es que los accionistas de Televisa y TV Azteca tienen dinero, y Lydia Cacho no. Pero si somos justos, ¿vamos a permitir que esta diferencia interfiera en nuestro juicio? ¿No podemos llamar mordaza a todas las mordazas, contra ricos y contra pobres?

Ahora, disculpame, pero los ministros tienen razón. En primer lugar por que el caso no debe ser juzgado por la SCJN, sino por el Congreso, que es a quien le corresponde desaforar al Gober Precioso. Aun si se hubieran admitido las evidencias de dudosa procedencia, y entonces se hubiera juzgado culpable al Gober, ¿qué castigo le pueden dar a una persona que goza de fuero? La SCJN no tiene jurisdicción, y por eso los ministros tienen razón: no son ellos creando la impunidad, es nuestra constitución.

Otra cosa, Ricardo, 300 mil ciudadanos aportando un peso pueden darse el lujo de colocar un spot donde sean ellos los que pongan su cara de idiota y hablen de las hazañas que su candidato hará. Eso es libertad de expresión: decir lo que quieran, cuando quieran, donde quieran, como quieran. Hablas como si los ahora pobres nunca dejarían de serlo. Tal vez tengas razón, por que eso beneficiaría al partido de los pobres, el PRD....

Otra cosa, tienes razón en que los recursos de los partidos los pagamos nosotros. Por eso sería aun más justo, no solo que se permitiera hablar de política en prime time en tiempo electoral, sino que los spots los pagaran los partidos con dinero privado, y no de nosotros. Pero eso ya es demasiado soñar...

Hari Seldon dijo...

Ah, por cierto, la difamación SI ES libertad de expresión. En Estados Unidos, la Suprema Corte así lo determino, y lo proteje la quinta enmienda. En México, la difamación es un delito, y es la razón por la cual Mario Marín encarceló a Lydia Cacho; la misma razón por la cual el PRD le declaró la guerra al PAN, por decir que AMLO es un peligro para México.

Pero que un dicho reduzca la fama de una persona, no quiere decir que el dicho sea mentira. Aun más, el que sea verdad o mentira no tiene nada que ver con el derecho de alguien de decirlo, incluso, de poner un spot en TV para decirlo masivamente.

Hari Seldon dijo...

Ah, por cierto Ricardo, con respecto a tus comentarios en Seldon Matrix:

Correcto, la democracia sea indirecta o directa sigue siendo democracia, pero México no tienen ninguna de las dos. En México, el pueblo no toma decisiones, ni de forma directa ni de forma indirecta, sobre el camino de su gobierno. Los políticos no le rinden cuentas a nadie. En México tenemos representatividad de algunas corrientes políticas que han chantajeado a la sociedad para llegar a esa posición de poder, pero no tenemos democracia.

No puede haber elecciones directas anti-democraticas. Eso es un pleonasmo. Si le preguntas a toda la gente su opinión, y luego el gobierno hace lo que la gente opinó, eso es democracia. Puede haber democracias ignorantes, democracias emocionales, y democracias racionales, pero no puede haber democracias anti-democraticas.

Por supuesto, yo comprendo la democracia representativa. México no tiene una democracia representativa; tiene solamente "representatividad". Ese es el problema que confunde a la gente. En ningun momento las facciones que estan representadas en el gobierno estan obligadas a hacer lo que sus electores demanden, y ahora que les han puesto un bozal, que han cancelado la posibilidad de que los electores financien competencia, y que han criminalizado la libertad de asociacion, han radicalizado esta postura política.

Creo que precisamente por eso estamos en tan grave desacuerdo, y me da gusto que al menos podamos estar de acuerdo que no estamos de acuerdo. La equidad no es requisito para la democracia, por que eso implica que todos los puntos de vista tienen igual valor, como si el nazismo tuviera igual valor que el ecologismo, y no es así. Tienen los mismos derechos, pero eso no se llama equidad, sino "seguridad jurídica". De igualmente, la justicia es irrelevante en la democracia, por que la justicia es un precepto moral. Lo que es moralmente imperativo para la izquierda puede no ser moralmente imperativo para la derecha, y viceversa. Es por eso que no podemos hablar de justicia, sino de imparcialidad judicial.

Y no, mi argumento no es que los 40 chiquitos puedan hacerse grandotes cuando les venga en gana, sino que 40 chiquitos pueden ser igualmente fuertes que un grandote. La suma hace la fuerza, y si el grandote tiene la misma cantidad de votos que un chiquito, entonces tenemos seguridad jurídica. Y no es lo mismo pagar un spot que golpear niños. Son los gobiernos miedosos de las palabras los más represivos. "Un peligro para México"; cuatro palabritas que hacen temblar a todo un partido político. ¿Qué te dice eso de su concepción de equidad y de justicia? "Que hablen solo los que estan de acuerdo conmigo, y en mis terminos", parecieran decir. No se puede ser más anti-democratico que eso.

Y antes de que se me olvide, no me hables de "usted", hablame de "tu".

Anónimo dijo...

Hari Seldon, muy buenos tus comentarios. Y solo agrego que si bien es cierto que el reducir la fama de alguien no se hace necesariamente con mentiras, también es cierto que tampoco se hace necesariamente con verdades.

Master Zen dijo...

@Hari Seldon

"Ahora, disculpame, pero los ministros tienen razón. En primer lugar por que el caso no debe ser juzgado por la SCJN, sino por el Congreso, que es a quien le corresponde desaforar al Gober Precioso"

Creo que nadie aquí había quedado con la idea de que la SCJ iba a desaforar o enjuiciar a Marín. La resolución de la SCJ iba a ser simplemente el precedente legal de que sí hubo violaciones a las garantías individuales y por ende el caso pasaría al Congreso. De que el Congreso hubiera hecho algo al respecto es, por supuesto, otra historia pero mínimo la corte se pudo haber lavado las manos de culpa. De cualuqier manera, el hecho de que 4 de 10 ministros SI pensaron que existieron violaciones me hace poner mucho en duda los argumentos de los otros 6. Lee muy bien los argumentos de los 6 en contra: no hablan de que la SCJ no era la instancia adecuada, hablan de que efectivamente NO hubo pruebas para ni siquiera violaciones leves.

"Ah, por cierto, la difamación SI ES libertad de expresión. En Estados Unidos, la Suprema Corte así lo determino, y lo proteje la quinta enmienda."

Nope, también está sujeta a la justicia. Se llama "slander" (cuando es oral) o "libel" (cuando es escrita). Y la quinta enmienda no tiene nada que ver, esa enmienda trata sobre los derechos de los acusados.

"De igualmente, la justicia es irrelevante en la democracia, por que la justicia es un precepto moral."

También la libertad. Dime, ¿la libertad es irrelevante en la democracia?

"Y no, mi argumento no es que los 40 chiquitos puedan hacerse grandotes cuando les venga en gana, sino que 40 chiquitos pueden ser igualmente fuertes que un grandote."

Dime exactamente como piensas que esto ocurra en México. En nuestro país ni siquiera se aceptan litigios colectivos ("class action") y dudo que nuestros brillantes legisladores tengan la intención de introducirlas en el futuro cercano.