noviembre 20, 2007

La campana


Este fin se semana al parecer el repiqueteo de una campana similar a ésta provocó una turbulencia de la que trataremos varios días en recuperarnos. Puede ser leída como una provocación de la iglesia católica para manchar el aniversario del movimiento de López Obrador, o también como la provocación del movimiento de López Obrador para promocionar su película que parece no está teniendo la reacción que se esperaba de parte de los cinéfilos. Recordemos que desde hace ya varios años (cuando se liberó el precio del cine a principio de los noventa), los consumidores de película dejaron de ser los de clase baja y comenzaron a visitarlo más bien la clase media y media-alta. Para nadie es sorpresa que esta película iba a ser desangelada. Esto sin contar con la estrategia de varias industrias del cine que de plano la han boicoteado como MMCinemas en Monterrey que mandó sus ocho copias recibidas a salas en el Centro, ignorando sus salas más taquilleras (Plaza Fiesta y Humberto Lobo).

Anoche que volvía de Parras me encontré con esta burda censura estúpida (estúpida porque no hacen más que darle más piedras a un movimiento que ya había dado lo mejor de sí, echarle gasolina a un fuego que ya estaba más que apagado). Intenté verla en Plaza Fiesta y me encontré con que la película no estaba presentándose. Pero como es posible que caigan en estas prácticas tan tristes, señores González Albuerne.

Mientras me enteraba anoche de los incidentes del domingo, recordé dónde había visto yo una campana interesante. Ésta que aquí les agrego perteneció a la Hacienda del Refugio donde creció Francisco I. Madero. Actualmente la Casa Madero (donde ingerí con mi novia la botella de vino por la que más he pagado en mi corta vida: 530 pesos), pertenece a José Milmo, tataranieto de Evaristo Madero (el abuelo de Francisco Madero), pero casualmente también primo de Emilio Azcárraga Jean, dueño de Televisa (recordemos que el padre era Emilio Azcárraga Milmo). Así también este señor es dueño de empresas como VITRO y otras de las grandes ligas de Monterrey. Para aquellos que dicen que no hay un control indignante de empresas en este país.

De campana a campana. Dos historias que sólo tienen este pequeño punto de enlace. Una campana que reencendió un odio que pensábamos ya del pasado, otra campana que me hizo reflexionar sobre la concentración grosera de riqueza en unos cuantos apellidos. Por cierto, lean el libro de Zepeda Patterson que nos platica también un poco de esta historia con su característico toque de TV y Novelas que siempre le ha gustado a este periodista.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

http://video.google.com/videoplay?docid=8883910961351786332

:)

Batz dijo...

Que forma tan idiota de provocarse uno al otro. Hasta que no tengan muertos frente a la catedral, no se pondrán en paz. Para variar, le van a echar la culpa al PRD, porque a la iglesia y al sope cardenal nunca. Capaz que les cae un rayo de dios...
idiotas.

Reva Doiss dijo...

Norberto Rivera es chido. A mí me cae bien. Le da como que saborcito a los noticieros del lunes con sus declaraciones domingueras, que suelen ser muy aburridos después del fin de semana.

Además Norberto y el Peje eran bien cuates antes de la elección. Nada más se enojaron porque a la hora de los trancazos el cardenal prefirió mantenerse al margen.

Anónimo dijo...

Unas campanadas, hayan sido o no dolosas, no justifican una irrupción violenta ni la destrucción de bienes. Aún si hubiera sido una provocación, la respuesta fue completamente desproporcionada. No me extraña de los simios prdístas.

Sobre la "censura", no hay tal, es una simple cuestión de "oferta y demanda", un panfleto chafa pro-peje no tiene nada que hacer en los lujosos cines de San Pedro, sería desperdiciar una sala sin razón.

Reva Doiss dijo...

Anónimo, se nota de qué lado late su corazoncito. Anoche asistí a Cinépolis Valle Oriente (creo que es un cine un poco más lujoso que aquél de plaza fiesta), y la sala estaba aunque no llena, sí con un buen número de personas. Creo que eso de la oferta-demanda ahí sí les falló porque perdieron un buen número de clientes.

En aquello de la desproporción sí tienes toda la razón. Los señores sí se sobrepasaron atacando a la Catedral. No hay justificación que valga.

Lorena dijo...

hola,
pues no se que pasó en Monterrey con la pelicula del peje, pero bueno, ahora me entero un poco aqui, y si, me parece absurdo que quieran boicotear la pelicula, solo encienden mas los animos de la gente...en fin...buen post

Anónimo dijo...

Si esa es la única sala en toda el área de San Pedro, y no se llenó en miércoles... pues te diré, que si la hubieran exhibido en el San Agustín, probablemente hubieras visto esa sala a la mitad y la otra estaría allá.

No suena a un éxito, ni creo que mmcinemas se esté lamentando.

Cerebro dijo...

Yo he oido que si ha tenido gente el documental de Mandoki. Se me hace mal que Televisa y otros traten de boicotearla, y si bien pues el peje se me hace nefasto, creo que en un país con libertad de expresión, tienen derecho a expresar su parte, sobre todo cuando no tienen exposición en los medios.

por otro lado; políticamente el peje se ha perdido de una gran oportunidad. Porque ante las inundaciones de Tabasco, pudo haber llevado a su movimiento a apoyar, pero no lo hizo. Y con esta película hubiera sido un buen combo para legitimarse. Pero como siempre se equivoca, no lo hizo.

A mi cada vez me late mas a que si hubo fraude. Cuando el río suena es que agua lleva. Sobre todo porque el PAN y los demás ¿comploteros? siempre se hacen de la vista gorda y nunca tratan de reaccionar racionalmente ante las acusaciones de fraude para explicar que no lo hubo.

Anónimo dijo...

El fraude electoral fue imposible, no había manera de hacerlo, nunca he escuchado una explicación razonable de como pudo hacerse, a ver si alguien por aqui puede explicar porque cree que hubo fraude.

Reva Doiss dijo...

Señor anónimo, lo invito a ver el documental.

Cerebro, Tabasco hubiera sido una excelente oportunidad aunque te puedo jurar que lo habrían tachado de oportunista en los medios.

Anónimo dijo...

¿El documental?, yo leí el documento completo del PRD con el que pretendió anular las elecciones donde trataba de demostrar el fraude, pero realmente no era nada, simples visiones y devaneos de un partido que se negaba a reconocer su derrota.

Ah, Fox dijo que "si continuamos por este rumbo", entonces vamos a anular las elecciones... La Crónica habló mal del ídolo e intocable AMLO, ¡anulación!, ¡injusticias!, ¡muerte al IFE!


jajaja!

Cerebro dijo...

El Peje no supo defenderse bien, y es cierto que tampoco presentó las pruebas suficientes. Pero lo que da lugar a sospechas no es lo que hizo el peje, sino lo que dejaron de hacer o hicieron los otros. Como por ejemplo, decir que no iban a contar el 100% de los votos porque le costaba mucho dinero a la nación, pero eso si, el IFE sacó anuncios para decir que vivimos en un México en paz, lo que obviamente es mucho mas caro; entre muchas otras cosas.

Anónimo dijo...

Cerebro, ya que tienes esos datos financieros comparativos, deberías de ponerlos con su fuente... sería interesante...