noviembre 18, 2007

Nuestro derecho a elegir


La capacidad de decidir es un elemento importante, por no decir vital. En ello se sustenta la democracia. En esta ocasión quiero llevar este elemento a un escenario más mundano y cotidiano. No sé si les haya tocado ir a algún restaurante o negocio de alimentos y donde piden sus tacos o sus tortas, pero cuando les preguntan qué quieren tomar, comienza la dictadura de la Coca Cola.

¿Tienes algo que no sea refresco? Sí, tenemos agua Ciel. Ah, casualmente el agua que embotella esa misma empresa FEMSA en México. Todavía tienen la puntada de decir que sí tienen aguas frescas: las aguas "frescas" Ciel de limón o jamaica con un pésimo sabor y con su característica sobresaturación insana de azúcar.

Yo no entiendo la verdad cómo es posible que no exista control para este tipo de empresas, como FEMSA o Cervecería, que bajo contratos de exclusividad con los pequeños comerciantes de alimentos, castran toda posibilidad del consumidor para elegir qué quiere beber.

Aunque parezca un tema ridículo, es una excelente oportunidad para señalar cómo algunas empresas ejercen un control grosero sobre el mercado, al grado que llegan a imposibilitar nuestro derecho a elegir.

La próxima vez que vayan a un negocio que los quiera obligar a consumir Coca Cola castíguenlos con su no-consumo. Ésta es nuestra única arma contra FEMSA. Apliquémoslo.

Les recuerdo que ahora pueden también escuchar algunos de estos posts en el gadget de la derecha o acá el historial de mis voces

9 comentarios:

Mariana dijo...

Afortunadamente no me ha tocado la perotada de los refrescos, siempre hay agua fresca!

Cerebro dijo...

Aparte esas empresas a veces llegan a amenazar a los dueños de abarrotes si se les ocurrre ofrecer productos de la competencia.

akinorev dijo...

Pues aquí es un negocio redondo, te vendo tu coca cola pero si me ahorras las mesas, los servilleteros y el refrigerador, así todos ganamos.

Una estrategia de mercadotecnia muy atinada.



pd. La agua ciel de sabor sabe horrible =/

Don Mike dijo...

A mi me vale madres, yo en cuanto a liquidos refrescantes o para la digestion soy standar.Me tomo lo que sea.Y pues este "quejido" tuyo es igual de aburrido que aquello de: "poruqe votar y ser gobernados por los partidos de siempre y bla,bla, bla; y que su si la democracia y que si su rechingadamadre...!que hueva!.

Y es tu podcast nomas te falto el !no mames wey!, !es que wey, no es justo!.. !la pinche cocacola wey!...jajajajaja.

Atoda madre sr.SALUDOS Y GRACIAS POR SU INVALUABLE FELICITACION EN MI BLOG.uN ABRAZO.

Reva Doiss dijo...

Mariana, Esperemos que siempre haya agua fresca

Cerebro, Es una verdad no sólo para los abarrotes. Es una práctica que le aplican a los depósitos, restaurantes y demás espacios, también para distribuidoras de productos para la construcción para obligarlos a registrarse como Construrama o no reciben los productos de CEMEX, etc, etc.

Akinorev, Negocio redondo para todos menos para los consumidores finales que tenemos que tomarnos la Coca Cola o solicitar de la manera más amable al mesero un palito para hacer pasar los alimentos por presión.

Don Mike, siempre tan fino usted. Y no critique mi voz que la estoy practicando, incluso con el no mames wey y todo eso que le dará más color a mis intervenciones. Y aquello en su blog verdaderamente que es una noticia para alegrarse.

Alan Alvarez O. - nalazeravla@hotmail.com dijo...

Creo que la libertad está en elegir el establecimiento que tiene los alimentos y bebidas que deseamos consumir, podemos sacrificar la bebida por una buena torta o los tacos por un buen "barrilito"...

Las preguntas son: ¿es obligación del taquero-tortero ofrecer todas las marcas? ¿cuanto le costaría esto? ¿de que tamaño tendría que ser su inventario? ¿tienes que tener marcas del sur del pais por si viene alguien al Forum?, solicitar que tenga todas las marcas me parece algo poco posible. ¿Extremoso perdirle que tenga todas? tan extremoso como quejarse que tenga solo una....

Creo que la estrategia de FEMSA y otras refresqueras va totalmente de acuerdo con el libre mercado que tantas veces ha sido criticado pero siempre disfrutado por todos sus detractores.

Reva Doiss dijo...

Yo no quiero todas las marcas. Quiero la posibilidad de no TENER que beber Coca Cola. Y sinceramente no veo dónde se encuentra la "estrategia de libre mercado" en esa estrategia de monopolización que ejerce FEMSA sobre los pequeños propietarios y, más grave, sobre los consumidores. A los que les encanta beber Coca excelente para ellos pero ¿qué tal los que por conciencia o por salud hemos decidido dejar de consumir un producto nefasto como estos refrescos?

nalazeravla@hotmail.com dijo...

puedes tomar agua...aunque sea Ciel, puedes ir a otros tacos o establecimiento donde tengan aguas frecas. Por otra parte para el taquero seria muy facil ir a comprar refrescos de una y otra marca pero, por comodidad y conoveniencia, se casa con la marca en detrimento de tu libertad de elección ¿alguna vez le has reclamado al taquero?

Reva Doiss dijo...

Si vieras en qué buenos pleitos me he metido con taqueros, pero por lo general termino pidiendo mis tacos sin nada de tomar y mentándole la madre al maldito sistema corrupto