marzo 10, 2008

Preocupante

Publicado originalmente en El SextoPiso

Muchas veces nos olvidamos de un pequeño detalle cuando calificamos a un grupo de terrorista. Olvidamos recordar que son seres humanos a final de cuentas, y que independientemente de sus acciones que pueden ser muy reprobables, no dejan de tener el mismo derecho que el resto de los seres humanos. Hasta donde he escuchado, el terrorista no pierde su cualidad humana aún cuando cargue un fusil en su hombro o se atreva a dormir en un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia en la frontera entre Ecuador y Colombia.

Diez mexicanos fueron asesinados la semana pasada por un misil del ejército colombiano en territorio ecuatoriano. Es momento en que no he escuchado o leído un pronunciamiento de la cancillería mexicana al respecto. Tal vez me equivoque y no puse suficiente atención, pero no he escuchado o leído al presidente de la república mexicana hacer una sola referencia a ese lamentable hecho.

La llamada de Calderón fue para pedir que las cosas entre ambos países se solucionaran de manera pacífica, y que él pudiera ser el interlocutor de este paso en la cumbre en la que terminarían finalmente abrazados los tres presidentes, Chávez, Correa y Uribe. Nuevamente puedo equivocarme por falta de información pero hasta donde supe el presidente mexicano no fue tomado en cuenta.

Rafael Correa declaró al día siguiente del bombardeo colombiano que si un solo ciudadano ecuatoriano hubiera sido asesinado esa noche, Ecuador estaría en guerra. México calló.

La prensa mexicana, como siempre tan oficialista como se puede ser, se enfrascó en una discusión relativa a qué estaban haciendo esos diez mexicanos y de la UNAM en el campamento de las FARC. Indudablemente que ésa es una intriga más de muchas en este movimiento militar. Puede tratarse de un grupo de adoctrinamiento de guerrilla y en el peor de los casos tratarse de posibles enlaces entre la guerrilla colombiana y narcotraficantes mexicanos. Ayer platicaba con un amigo que el vuelo a Colombia y la vida en la selva no es fácil de solventar, menos para estudiantes universitarios.

Sin embargo, nuevamente la pregunta que me gustaría hacerle al presidente es ¿Por qué ni siquiera un pronunciamiento de extrañeza? Fueron diez ciudadanos mexicanos asesinados en territorio de un nación con la que se tienen lazos diplomáticos, y perpetrado por un ejército que supuestamente es amigo de México. La neutralidad que ha buscado Calderón en este tiempo en cuestiones internacionales a veces incurre en el ridículo. Las vidas humanas siempre merecen al menos la atención de quien supuestamente está para velar por ellas cuando están fuera de nuestro territorio.

9 comentarios:

Batz dijo...

A lo mejor porque ya saben que es lo que estaban haciendo esos mexicanos allá, y no quieren que los demas sepamos? O porque 10 vidas no son tan importantes como las relaciones pacificas que se llevan con sudamérica? Que se yo, ese presidente que tenemos es de lo mas patético y triste

Hari Seldon dijo...

Umm.... No sé qué decir. Pero, si un terrorista asesina y secuestra, ¿no merece ser llevado a la justicia? Y si ese terrorista evade la justicia a través de acciones militares, ¿no es razonable esperar respuestas militares?

Claro, el terrorista tiene "derechos humanos". Lo que no logro entender es por qué el terrorista tiene más derechos que sus victimas.

Por ejemplo, yo esperaría derechos como un juicio justo, o como una declaración de guerra (beneicio que ellos no le dan a sus victimas, por cierto), pero, ¿derecho a la compasión? ¿derecho al perdón? ¿derecho a no sufrir una respuesta militar proporcional a sus atrocidades? ¿Quién les da esos derechos?

Reva Doiss dijo...

Estamos hablando de 10 estudiantes universitarios mexicanos, no de guerrilleros, narcotraficantes o terroristas. Me encanta poder citar a alguien de mi infancia, Batman, si matas a un asesino no eres diferente a él.

Entiendo que es una situación difícil y no se puede analizar desde los mismos preceptos que un criminal, simplemente estoy señalando que el gobierno mexicano no se ha pronunciado sobre una situación grave.

Cuando el periodista norteamericano fue asesinado en Oaxaca el gobierno gringo no calló asumiendo que si estaba ahí probablemente era porque era simpatizante de la APPO (lo cual era verdad), sino que reclamó enérgicamente la solución del crimen y la presentación de los responsables ante las autoridades. A eso me refiero.

Hari Seldon dijo...

De acuerdo en que el Gobierno Mexicano debe pronunciarse. Solo que en mi opinión (y seguramente también en la opinión del Presidente), contra quien debe pronunciarse es contra Ecuador y contra las FARC, pues Colombia tiene el legítimo derecho de atacar a las FARC que le declararon la guerra, y ¿como iba a saber Colombia que en el ataque habría estudiantes Mexicanos (si es que iban en una misión de estudios)?

Si los Mexicanos entraron a Ecuador, ese país es responsable, y si las FARC ofrecieron darles seguridad, esa organización es responsable.

Claro que esta postura sería super-impopular, además de que metería a Calderón en maaaaás problemas con Venezuela y su eje comunista (Bolivia, Nicaragua, Ecuador, y Haiti).

Tal vez por eso el Gobierno ha decidido que "calladitos se ven más bonitos"...

Hace rato leía en Reforma a los padres de la víctima decir que "matar Mexicanos es un crímen de Estado". No puedo imaginar la pena y el dolor que les puede causar el perder a un hijo, y entiendo su deseo de que algo se haga. Sin embargo, alguien le debe recordar al resto de la gente que ser terrorista también es un crímen de Estado.

Y yo creo que una acción militar reactiva y proporcional no atenta contra los derechos humanos de nadie. Pero estoy de acuerdo que los criminales deben tener derecho a un juicio justo, y que en las guerras debe haber reglas. Si Colombia hubiera torturado, como por ejemplo lo hace el Estados Unidos de Bush, entonces sí creo que sería merecedor de una condena mundial.

Reva Doiss dijo...

No deja de ser una situación delicada, y pareciera que cualquiera de las dos posturas tiene sus costos elevados. Me gustaría solamente acotar algo de tus comentarios, por supuesto que muy bienvenida tu réplica. Encontrarse en un territorio en particular no te hace terrorista. Colombia ha declarado que buscaba eliminar al número dos de las FARC, pero no ha mostrado ningún señalamiento donde lamente la pérdida de otras vidas, al contrario, justifica su acción.

Los Estados no pueden declarar la guerra a grupos que no son Estados. En todo caso Colombia tendría que haber declarado la guerra a Ecuador (de facto lo hizo al invadir su territorio, pero Ecuador no respondió a la provocación).

Como apunto en mi post anterior, el conflicto entre las FARC y Colombia, con todos los actores involucrados, causan más confusión pensándolo en términos de Derecho Internacional. No se puede hablar de guerra pero tampoco de delincuentes. El terrorismo es una afrenta a los Estados precisamente porque son un virus que las defensas de las naciones no pueden reconocer. Se necesitarían nuevas definiciones y nuevos acuerdos para poder combatirlos porque no es propiamente una guerra contra el terrorismo como lo ha intentado vender Bush. Es eso, es algo más, o tal vez menos. No tengo las respuestas.

Ante el asesinato de connacionales México no puede quedarse callado por más bonito que se vea. Tiene al menos que pronunciarse, ya sea a favor o en contra. Cualquier cancillería del mundo lo hubiera hecho, no entiendo porqué la mexicana no lo hace. Ese es el punto de mi argumento, más allá de si son o no terroristas (que no lo son hasta que les demuestren lo contrario, no nos olvidemos de ese principio básico, la presunción de inocencia).

Es lamentable sinceramente

Anónimo dijo...

Y muy bien hecho, a los terroristas hay que tratarlos así.

m0dy dijo...

Creo que la razon silenciosa que ha expresado la cancilleria, la presidencia y demas autoridades que se podrian considerar representantes de Mexico en diferentes instancias politicas, es por el hecho de que para ellos es conocido el porque esos 10 mexicanos se encontraban en Ecuador y por lo que parece no estaban con muy buenas intenciones. Creo que pasa por un gran ridiculo al no dar explicacion alguna, pero mas haria el ridiculo si se diera a conocer la verdad ¿no lo creen? aqui bien podriamos aplicar el dicho "el que calla otorga"

Reva Doiss dijo...

M0dy, puede ser que también haya salido información de México en las famosas computadoras que hicieron a todos de pronto callar y abrazarse. Puede ser

Anónimo dijo...

Pues ojalá la información hubiera salido de México, eso equilibraría un poco el tener terroristas secuestrando gente en un país aliado.