marzo 04, 2008

Profe

Esta semana tendré el honor/gusto/responsabilidad de ser profesor suplente de una clase de un amigo mío quien fue mi asesor de tesis en la licenciatura. Se trata de una clase que por su nombre ya está para reflexionar "métodos y técnicas de análisis político".

¿Alguien sabe alguna técnica de análisis? Si yo nada más agarro, leo y opino, hay un método en eso? No será una exageración pensar que tiene que haber paso uno, paso dos, paso tres? Bueno, en realidad si me enseñaron en la carrera varios métodos, pero nuevamente me pongo a reflexionar si podré aportar algo interesante a esos muchachos.

Lo más seguro, si es que la universidad donde estudié sigue siendo como era cuando yo poblaba esos salones, es que la mayoría de los alumnos no se presentarán en la clase porque se habrá corrido la voz de que el profesor no va a ir, por lo tanto no vale la pena presentarse. Eso implicará que únicamente se presenten si bien me va, unos diez alumnos.

Me encargó el profesor hablar de la editorial. Sobre aquello construiré algo interesante ¿Alguna idea para entretener durante 50 minutos el miércoles y 50 minutos el viernes a estos alumnos? Se aceptan propuestas.

3 comentarios:

Pereque dijo...

No será una exageración pensar que tiene que haber paso uno, paso dos, paso tres?

Si uno quiere opinar como Ferriz de Con o Adela Micha, sí, es una exageración. Pero intente abstraer ese "agarro, leo y opino". Me imagino que todo es más o menos igual que en las ciencias maduras, excepto que las suposiciones iniciales (y por lo tanto las conclusiones) son menos objetivas y menos formalizadas. Un esquema podría ser:

1) conocer los patrones de interpretación que ofrece una teoría o ideología política particular
2) determinar qué patrones de la teoría son aplicables a un hecho político particular
3) obtener las interpretaciones y predicciones sobre ese hecho político que se pueden hacer con la teoría
4) determinar qué hechos confirman esa interpretación y qué hechos la cuestionan o refutan; si los hechos positivos ocurren, bien; si un hecho negativo ocurre, regresar al paso 2

Pero por qué pregunta acá: mejor pregúntele a su amigo que ya lo ha hecho bastantes veces.

¡Saludos!

Reva Doiss dijo...

ja! Espero nunca escucharme/leerme como esos dos grandes ídolos de opinión del México del siglo 21.

Aprecio su consejo, lo consideraré. El problema con el amigo es precisamente que me dejó de suplente porque se fue unos días de paseo por el Congreso, vaya a saber qué motivos.

Miguel Tormentas dijo...

la política es mi fuerte!