marzo 14, 2008

¿Quién es?

Algunos de los compañeros que visitan este espacio han señalado que el problema de fondo en el asunto Mouriño es que se esté desviando la atención de la reforma energética.

Dos veces, tanto en su espacio como aquí, le he respondido que no puedo estar más de acuerdo. Pero ahora pregunto ¿Es en verdad el problema que López Obrador y el PRD hayan señalado estas irregularidades o el problema es que las irregularidades se hayan cometido? Parece obvia la respuesta, pero escuchando la radio y la televisión en México, parece que el problema y el enojo de tantos y tantos comentaristas es que el PRD "otra vez" esté golpeando a sus detractores con escándalos. Sí, pero ¿No es más grave que estos escándalos existan? ¿Que el presidente haya estado enterado y aún así lo haya puesto en la secretaría más importante, la encargada de la interlocución con el Congreso cuando vienen meses críticos para el proyecto calderonista?

Resulta muy extraño, por decir lo menos, decir que el que señala la corrupción sea el culpable de que la situación de la reforma energética se esté descarrilando. Más bien me pregunto cómo es posible que Felipe Calderón haya puesto como interlocutor de la reforma más importante de su sexenio a alguien con esos antecedentes y esas "peculiaridades". Calderón no puede declararse sorprendido o decir que no sabía. Mouriño desde que Calderón era líder de la bancada panista ha sido su compañero y su delfín. Sería pecar de ingenuidad extrema al decir que su colaborador más cercano estuvo haciendo todo esto sin que el presidente se enterara. En el momento en que se hicieron dichas firmas Calderón era secretario de energía, su jefe directo.

Anoche publiqué los artículos y apartados que señalan los ilícitos en que Mouriño ha incurrido, así como las sanciones a que resulta acreedor. Uno de los comentadores anónimos me espetó no tener pruebas para decir lo que digo. Me complace poder decir que Reporte Índigo este viernes ha publicado las copias de los documentos del registro de la propiedad que acreditan la titularidad de Juan Camilo Mouriño como socio de las empresas, en fechas en que ya fungía como subsecretario.

Sólo por si todo lo que ya existía público no hubiera sido suficiente ¿Cuánto más va sostenerse a este individuo en la SEGOB aún a pesar de estar demostrado el ilícito en que incurrió? La Secretaría de la Función Pública tiene todos los elementos para destituirlo inmediatamente ¿En verdad pesa tanto Mouriño en la voluntad de Calderón como para lanzar al vacío su sexenio y su credibilidad frente a la sociedad y los actores políticos? ¿Quién es Mouriño que está incluso por encima de las prioridades de la presidencia? ¿Será sostenido aún por encima de la imagen del presidente? Repito ¿Quién es?

14 comentarios:

Anónimo dijo...

"Uno de los comentadores anónimos me espetó no tener pruebas para decir lo que digo. Me complace poder decir que Reporte Índigo este viernes ha publicado las copias de los documentos del registro de la propiedad que acreditan la titularidad de Juan Camilo Mouriño como socio de las empresas, en fechas en que ya fungía como subsecretario."

Falso, mi estimado, yo de lo que te pido pruebas no es de que Juan Camilo haya firmado tales contratos, ni de que haya sido o no socio de esas empresas. Sino de que intervino en la decisión de que se contratara con esas empresas. La ley que tu citaste es muy clara en el aspecto de que está sancionando actos DE AUTORIDADES, y las pruebas que hay son de Juan Camilo actuando como PARTICULAR.

¿Donde están las pruebas de que esos contratos fueron obtenidos ilegalmente?

Pereque dijo...

La situación es muy parecida al Bejaranazo:

"¿Es en verdad el problema que Döring y el PAN hayan señalado estas irregularidades o el problema es que las irregularidades se hayan cometido? Parece obvia la respuesta, pero escuchando la radio y la televisión en México, parece que el problema y el enojo de algunos comentaristas es que al PRD "otra vez" se le está golpeando con escándalos. Sí, pero ¿No es más grave que estos escándalos existan? ¿Que el jefe de gobierno haya estado enterado y aún así lo haya puesto en una secretaría importante, cuando vienen meses críticos para el proyecto obradorista?"

La historia se repite, y no me sorprendería ni un ápice que los que apoyaron el bejaranazo en 2004 deploren el mouriñazo de 2008, y viceversa.

Estaría bueno hacer la relación, ¿no?

¡Saludos!

Reva Doiss dijo...

Una relación interesante. Como buen bloguista que va por la vida viendo qué vale la pena para hacer blog, creo que éste es un tema, si me permites por supuesto y con todo el crédito para ti.

Reva Doiss dijo...

Anónimo,
"
XX.- Abstenerse, en ejercicio de sus funciones o con motivo de ellas, de celebrar o autorizar la celebración de pedidos o contratos relacionados con adquisiciones, arrendamientos y enajenación de todo tipo de bienes, prestación de servicios de cualquier naturaleza y la contratación de obra pública o de servicios relacionados con ésta, con quien desempeñe un empleo, cargo o comisión en el servicio público, o bien con las sociedades de las que dichas personas formen parte."

O ahora vas a decir que Mouriño no era subsecretario de energía? Era funcionario, su empresa fue contratada por el Gobierno Federal. Hay conflicto de interés. La ilegalidad es clara y la sanción es clara.

¿O me vas a decir que necesito un video de Mouriño firmando el contrato o si no no hay pruebas?

No, porque luego me dirás, déjame adivinar, que ese video lo saqué de Proceso, y por lo tanto no tiene validez.

O mejor aún, lo que comentaste hace un rato ya: que como la acusación vino de los perredistas basuras entonces la integridad de Mouriño estaba intacta para ti.

Bien.

Cerebro dijo...

Es cierto que el peje se queja de todo y es cierto que es nefasto (para mi punto de vista). Pero yo creo que el gobierno actual no ha hecho mas que evidenciarse.

A veces es necesario el "peje" de estorbo, porque si no ¿quien denuncia las cosas que hace la derecha?, nadie. En todos los medios son muy complacientes con la derecha.

Muchos querían democracia y ahora parece que no, pero esto es democracia señores, y así funciona.

Anónimo dijo...

No entiendes, Reva, yo no niego que Juan Camilo haya firmado esos contratos. Eso lo concedo. ¿Queda claro?

Ok, la fracción XX que mencionas, es muy clara en que le prohibe a él COMO AUTORIDAD, celebrar contratos con personas con las que haya un posible conflicto de intereses, entonces ahora, la pregunta del millón de dólares:

¿Juan Camilo firmó por parte de PEMEX o por parte de un particular?

Todos sabemos que firmó como representante de una EMPRESA, por tanto, no le aplica esa fracción de esa ley. Para que le aplicara debió firmar o autorizar por parte de ¡¡PEMEX!! ¡como AUTORIDAD!

Así que Reva, por favor deja de repetir que niego que Juan Camilo haya firmado los contratos, y mejor pruébanos que ÉL TOMÓ UNA DECISIÓN GUBERNAMENTAL EN CONTRA DE LOS INTERESES DE MÉXICO.

Y por supuesto que una firma como representante de una empresa no es un acto gubernamental.


Saludos.

Reva Doiss dijo...

Firmar como representante de una empresa privada donde obviamente se encuentran sus intereses al mismo tiempo que es funcionario relacionado con la rama de la energía se llama conflicto de intereses.

Se me hace que el no entiende o no quiere entender eres tú.

Akinogal dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

Reva Doiss dijo...

Cerebro, Montesquieu lo señalaba como la necesidad de los contrapesos para el monarca. Me gustaría mejor pensar que no se necesitara a un Peje señalando las cosas malas, sino que fuera la misma sociedad el mejor vigilante de la autoridad, pero bueno. Ante nuestro aletargamiento aplaudo su obsesión contra Calderón.

Anónimo dijo...

"Firmar como representante de una empresa privada donde obviamente se encuentran sus intereses al mismo tiempo que es funcionario relacionado con la rama de la energía se llama conflicto de intereses."

Para nada, el conflicto de intereses se da cuando un funcionario UTILIZA SU FACULTADES PARA BENEFICIARSE, así que para empezar, ¿tenía Juan Camilo facultades para escoger la empresa del contrato?, y segundo, ¿las utilizó?, ¿donde están las pruebas?

Ya no te ciegues tanto, Reva.

Reva Doiss dijo...

Pruebas:

1) Ser funcionario
2) Haber firmado como apoderado legal de una empresa que sería beneficiaria al mismo tiempo que era funcionario.

Eso por sí mismo es conflicto de interés.

Entiendo tu punto, pero el hecho es que él tuvo que haber notificado por escrito del posible conflicto de interés a su jefe inmediato superior al momento de firmar (como privado siendo autoridad), y haber recibido también por escrito la respuesta del jefe. Sin estos dos escritos se incurrió en conflicto de interés.

No es verdad lo que afirmas al sostener que tuvo que haber elegido él la empresa. Si eso fuera cierto, tan fácil como que le pido a mi compadre que me contrate siendo yo funcionario y listo, no hay conflicto de interés. Es tan absurdo lo que afirmas que bajo esos principios sería completamente imposible encontrar a alguien culpable.

Sería tan absurdo que tendrías que encontrar en el mismo contrato la firma del funcionario como autoridad y la firma de él mismo como privado ¿Te das cuenta de tus argumentos o nada más te diviertes refutando todo lo que aquí se dice? No que a mí no me divierta platicar contigo, no me malentiendas, pero a veces me quedo pensando.

Anónimo dijo...

"Si eso fuera cierto, tan fácil como que le pido a mi compadre que me contrate siendo yo funcionario y listo, no hay conflicto de interés."

Es el 'compadre' el que estaría entrando en un conflicto de intereses. En éste caso, la persona que firmó por PEMEX es quien debe ser investigada. Mouriño firmó por la empresa, no uso sus facultades para beneficiarse.

No basta simplemente ser funcionario para que se presuma que se benefició ilegalmente de un contrato, hay que probar:

1. Que había mejores opciones para ese mismo contrato.

2. Que tenía poder de decisión en la elección del contrato.

3. Que habiendo mejores opciones, uso sus facultades legales de funcionario para elegir SU empresa como beneficiaria del contrato.

¿Hay pruebas de algo de esto?

No.

Actualmente no consta que Mouriño haya hecho NADA en lo absoluto que influyera en que se le diera el contrato, ni en uso de sus facultades de funcionario ni como tráfico de influencia. Esto sobre todo cuando esa empresa firmaba contratos con Pemex desde que él tenía 14 años.

Porque no hay pruebas no se le acusa de nada en la PGR, si las hubiera claro que ya lo habrían acusado.


Saludos.

Reva Doiss dijo...

Bueno, en eso sí coincido contigo. Es una estupidez que se presenten todos estos documentos en los medios de comunicación y que todavía no exista una denuncia en la PGR. En lo demás no coincido. Estás interpretando equivocadamente la ley. Si esto fuera cierto, repito, reduciría muchísimo el espectro de acción de la ley y no tendría sentido.

Anónimo dijo...

"Es una estupidez que se presenten todos estos documentos en los medios de comunicación y que todavía no exista una denuncia en la PGR."

No es una estupidéz, la realidad es que esa ley es de muy difícil aplicación, requiere muchas pruebas muy difíciles de obtener.

Si el acusado fuera AMLO ya se que muchos estaríamos diciendo que un funcionario cuya empresa contrata con Pemex y que tiene una categoría como la que Mouriño tenía en ese mismo sector, debería de presumirse el conflicto de intereses, y si en la ley estuviera así no habría nada que agregar, pero pues no dice así.

Las presunciones que tu haces no son legales, son tuyas.

NO hay NINGUNA prueba de que Mouriño haya usado sus facultades de funcionario público para beneficiarse. NI UNA SOLA.


Saludos.