febrero 05, 2008

Spelling Check


¿Alguna vez han extrañado aquellos días cuando uno tenía que escribir sin la herramienta que te revisa la ortografía y redacción? Parece pasado remoto. No recuerdo haber tenido que entregar tareas a máquina de escribir pero sí recuerdo haber tenido una computadora commodore de esas de pantalla verde que sólo hacían dos o tres tonterías.

Luego vino el windows junto con el office y todo cambió para bien. Desapareció prácticamente la falta de ortografía, salvo aquellas palabras que siguen estando correctas con o sin acento y que ahora se han vuelto una plaga (especialmente porque confiamos tanto en el corrector que dejamos de revisar si pusimos comento o comentó).

El problema con esto es que con esta herramienta estamos deteniendo una de las principales características de los lenguajes. Siendo todo menos un experto en el tema, me gustaría señalarles aquello de que muchos de los lenguajes se parecen porque vienen de orígenes comunes. Para nuestro caso se trata del latín, lengua de la que se desprendieron el español, francés, italiano, rumano, catalán, etc. Cada uno de ellos se fue desprendiendo y diferenciándose por el aislamiento geográfico que provocó que cada comunidad le fuera imprimiendo sus personales características a la forma de llamar las cosas.

Esta característica permitió que el lenguaje fuera evolucionando y se fuera transformando a lo largo del tiempo. Pero ¿Qué va a pasar ahora que 1) no existe aislamiento regional y 2) tenemos una herramienta como el corrector ortográfico que impide que existan desviaciones de la "correcta escritura" que permitan la evolución del idioma? ¿Hemos estancado los idiomas por culpa de los correctores de ortografía?

4 comentarios:

Clausius dijo...

Y otra cosa que se me ocurre respecto al tema, y que ya he pensado antes. De no existir ahora internet y vivir en un mundo conectado, ¿hablaríamos tú o yo (o los que estén en nuestro lugar en 200 años) el mismo idioma? [Inciso, ¿allí en México decíis internet o EL internet?]

Porque supongo que el español en América evolucionaría de forma similar al latín en las actuales España, Francia e Italia durante la Edad Media. Aún así como vosotros compartíis continente, puede que la "uniformidad" fuera más sencilla en América, así que los que hablaríamos una "cosa rara" seríamos los españoles, que estamos totalmente aislados del resto de los países de habla hispana.

Y otro apunte, al final hablaremos todos un español estándar, al igual que existirá un inglés estándar, tendiéndose a perder las peculiaridades de cada país o región. Es cuestión de tiempo.

Saludos desde Alemania...

Pereque dijo...

1) Parece que reduces la lengua a la ortografía. Se te olvida la gramática (hay correctores gramaticales, mucho peores que los ortográficos por razones obvias), y, sobre todo, el vocabulario. La realidad cambia, y por lo tanto también tiene que cambiar la forma de referirse a ella. Los modismos de los pubertos de hoy no son los mismos que los de las épocas en las que ambos éramos pubertos, para no irnos tan lejos. Y como dices, hay situaciones que el corrector no arregla. Meter corrector ortográfico en el Messenger no va impedir que la gente escriba "Haber si así funciona" en lugar de "A ver si así funciona", que es como debe de ser en buen español.

2) ¿Y quién dice que no existe aislamiento regional? No toda la gente tiene acceso a Internet o a la tele por cable, y seguimos interactuando con la gente de nuestra comunidad mucho más que con la gente del otro lado de la conexión, o para el caso, la gente que viene del pueblo vecino.

3) Tampoco pareces hacer la distinción entre español culto y los muchos españoles populares. El español culto evoluciona mucho más despacio y tiende a ser mucho más homogéneo. Textos de hace 100 o 150 años, de la región que sea, son comprensibles para el lector promedio de hoy, de la región que sea. En cambio, un texto contemporáneo con muchos modismos bonaerenses o madrileños resultaría bastante incomprensible para el ciudadano promedio del Valle de México en este mismo momento. Ni en el mismo país nos entendemos: ¿alguna vez has estado en el antiguo y nunca resuelto debate del "tomate-jitomate"?

Buen material para pensar. ¡Saludos!

Pereque dijo...

Aunque creo que acá tienen una mejor idea de la evolución de las lenguas.

¡Saludos! (otra vez)

Reva Doiss dijo...

Probablemente el internet (algunos incluso dicen LA internet por aquello que es una red)ha reducido la posibilidad de que se regionalice el idioma, pero ahí tiene razón Pereque en el sentido que no todo se reduce a ortografía. Sin embargo apuntaría a que aunque no es todo, si tiene mucho que ver.

Muy pronto habremos estandarizado cada idioma o tal vez forcemos los regionalismos como una forma de intentar identificarnos y distinguirnos. Una especie de rebelión silenciosa contra la homogeneización.

Otro apunte también producto de sus reflexiones es que muchos participantes han decidido modificar la escritura deliberadamente para hablar komo si no existieran reglas ortografikas.

Ya veremos qué sucede. Iré a ver aquél artículo con atención. A los dos gracias por su reflexión