mayo 19, 2008

El destino del PRI

Publicado en El SextoPiso


La noche del viernes platicaba con viejos amigos sobre el destino del país. Siempre que hay copas de por medio surgen los temas de política, y como justificación a mis últimos dos años estudiando una maestría de la cual defendí mi tesis ese día, me orillaron a hacer mi predicción sobre quién ganaría en 2012, “ya tienes maestría, cabrón, no puede ser que digas que no sabes”. Así que me dispuse a hacerle al adivino y les comenté que estoy casi seguro que el PAN repetirá en el Ejecutivo, con una sola excepción que está muy cercana a Carlos Salinas de Gortari. El beso de Judas que el expresidente le dio a Ebrard tiene mucho de trasfondo, basta recordar quién es este hombre y con quién ha trabajado y formado su carrera política. Manuel Camacho Solís su padrino se formó en la sombra de Salinas y de la maestra Gordillo.

En forma inercial el PAN la tendría fácil, sólo con utilizar los millonarios recursos que ahora tendrá desde el programa “Para Vivir Mejor” a través de la SEDESOL y el golpeteo político de Germán Martínez para debilitar adversarios. Aquí ya he escrito anteriormente cómo veo que el PAN finalmente se va sintiendo cómodo en la presidencia y comienza a ejercer el poder real contra sus adversarios. Pero ¿qué pasa con el PRI? Parecía hasta hacía pocos meses que todo se encaminaba a que de la mano de Beltrones y su Ley para la Reforma del Estado lograrían imponerse a los dos partidos en lucha y se aventajarían en las intermedias de 2009. Las cosas parecieron derrumbárseles con la crisis de la reforma petrolera que les quitó esa fama de interlocutores indiscutibles. Verlos caminar apuradamente en los alrededores del Senado con un sudoroso Beltrones lanzando gritos a diestra y siniestra y con las Adelitas persiguiéndolos por todos lados no fue una forma muy útil de mejorar sus posibilidades. En cierta forma la caída del hasta ahora intocable sonorense parecía llevar a la debacle al partido. Sin embargo una persona más jugó sus cartas y por primera vez comienza a ejercer el poder que le confirieron los priístas al nombrarla líder del partido. Beatriz Paredes parece que finalmente está logrando acuerdos. Su principal piedra en el zapato era su mejor amigo político, el mismo que ahora se derrumbó y quedó en la sombra. Paredes ahora tiene muchas posibilidades de maniobrar.

La apuesta tendrá que ser regional. No será en los grandes debates ni con las grandes reformas como podrían recuperar terreno. Ese espacio lo ha reclamado con fuerza Calderón y Germán Martínez para su causa y su partido. Los reflectores tendrán que ser del presidente pero el PRI tiene manga ancha entre sus gobernadores. Ahí tenemos a un Fidel Herrera que cada vez se muestra más activo, o un Enrique Peña que parecía alejado de la política pero cuando menos uno se lo espera, éste regresa. No olvidar que Peña sigue siendo el priísta con mayor popularidad en las encuestas de opinión entre los del partido en cuestión.

Para ganar 2012 el PRI tendría que mostrarse fuerte en 2009. En la medida en que puedan recuperarse de Beltrones y logren posicionarse como partido unido hacia esa elección podrán estructurar una campaña articulada y coherente. El peligro, nuevamente, son las ambiciones de tantos gobernadores quienes han sido los causantes del debilitamiento nacional del PRI.

Mi premonición hacia 2012 fue que el PAN repetía, pero que mucho dependería de lo que hiciera Ebrard. El PRI se muestra lejano ahora pero nunca podremos descartar a una maquinaria electoral que siempre ha sabido cuándo unirse y en torno a quién. No eliminaría el escenario de un Ebrard impulsado explícita o implícitamente por el PRI, con la sombra de la maestra y del viejo expresidente que ahora anda por estrenar libro ¿Dejarían los gobernadores priístas que algo así pasara? Tendremos que verlo para saberlo.

7 comentarios:

david dijo...

No asustes! El PAN amenaza con ganar Sonora. Si gana ese estado a pesar del colapso que sufre Baja California en medio del narcotrafico y una epidemia de secuestros y asesinatos te la creo.

Una debilidad grandisima de Calderon es la seguridad, han habido miles de muertos por la narcoviolencia en el pais y las principales "soluciones" han sido enviar mas refuerzos (que es lo que haces cuando vas perdiendo la batalla).

Si el pais no repunta, a pesar de las reformas (lo cual es casi seguro por 12 meses al menos) no podran ganar en el 2009.

Ademas, el PAN "gano" en el 2006 por las campanias negras, ahora prohibidas. Al PAN se les ha quitado su arma mas poderosa: generar miedo.

Reva Doiss dijo...

Mientras tenga el presupuesto de su lado y con las leyes tan laxas contra políticos que actúan indebidamente la verdad no veo la forma de que cualquiera de los dos partidos pueda sobreponerse a esa intensísima campaña de denostación que tiene el gobierno.

Basta recordar que la única forma en que el PRI dejó la presidencia fue porque así lo quiso Zedillo. Dejar de meter las manos en la campaña presidencial fue un acto de voluntad y no algo que se viera obligado a hacer, algo que ni Fox ni Calderón se ven como que tengan ganas de hacer

Anónimo dijo...

Los que generan miedo son los PRDístas, esa tribu de porros malvivientes y pseudointelectuales si está para una película de terror. Lo bueno es que perdieron, ahí en el DF que los aguanten quienes los hicieron ganar ahí... jajaja!!

Batz dijo...

Estando en el 2008, me parece una muy mala señal el que se este discutiendo quien va a ganar en el 2012. Es obvio que no estamos teniendo los resultados que se necesitaban. Parece que en cada sexenio se recorre mas la fecha en que se comienza a pensar en el siguiente, a ver si ahora si nos salvamos!

Reva Doiss dijo...

Es más gimnasia intelectual que buscar adelantarse. Deberías platicarnos cómo se siente el último tramo de la carrera demócrata ahora que estás allá

david dijo...

La prioridad en este momento es el 2009. Si el PAN gana la mayoria en la camara baja, se aprobarian leyes sin discusion, en serie. Esta es parte de la estrategia del gobierno calderonista.

Desde el 2006, el PAN solo ha ganado una eleccion (Baja California), asi que su poder local, su capacidad de organizacion y unidad son muy bajos.

Mi pronostico es que sin el efecto AMLO, el PRD va a perder muchos curules en el 2009. Los cuales se van a ir mayormente al PRI y otros al PAN. Solamente va a conservar los curules obtenidos en distritos con gobernadores perredistas y algunos en el sur.

Reva Doiss dijo...

David, en teoría eso no podría suceder aunque el PAN gane mayoría porque el Senado no cambia hasta 2012. Claro que tener bajo control político a una de las Cámaras, la que controla el presupuesto de egresos, es un poder enorme.