mayo 07, 2008

Purgas

Publicada en 15diario

Cuando escuché la primera vez que algunos miembros del PRD hablaban de traidores al interior del partido lo asumí como parte de la campaña por la dirigencia nacional. El PRD nunca se ha distinguido por sus buenos modos. Cuando el día de ayer escuché las declaraciones de Alejandra Barrales, recién estrenada dirigente local en el DF el partido hablar que iniciaría una serie de recursos legales y administrativos para expulsar del partido a personajes “traidores” fue cuando comencé a preocuparme.

Las purgas se hicieron lamentablemente famosas durante la época de José Stalin al frente del partido comunista de la Unión Soviética. Se trataba de expulsar del partido del pueblo a aquéllos que fueran impuros. La pureza obviamente tenía un significado químicamente exacto a la fidelidad con el líder. Sin embargo llegó un momento en que la paranoia del líder llegó a extremos tales que incluso sus más cercanos colaboradores fueron fusilados o enviados a campos de concentración que nada le pedían a los de los nazis, solo porque la popularidad de estas personas fuera en ascenso, o porque su talento e inteligencia se convirtió en una amenaza para el mandato de Stalin. Las atrocidades cometidas en nombre de la pureza y en contra de la traición derribaron finalmente a la Unión Soviética, especialmente porque en lugar de las mentes brillantes se fueron posicionando bultos robóticos sin iniciativa. El incentivo para innovar significaba ser acusado por los miles de delatores y eventualmente ser pasado por las armas.

No me uniré a la histeria colectiva en contra del PRD, no es el objetivo de mi escrito. Considero que en un partido democrático tiene que haber ideas divergentes, y que la pasión de la discusión puede llevar a algunos militantes a tomar medidas más agresivas. El problema no es la pasión pues es precisamente eso de lo que carecemos en la política mexicana. Critico sin embargo el ambiente de intolerancia que comienza a respirarse entre las filas de algunos de los miembros de este partido ¿Cómo hablar de traidores cuando en el PRD nunca ha existido la línea política? A diferencia del PAN y en algunos momentos pasados el PRI, en el PRD siempre se ha permitido la divergencia y nunca se ha puesto por encima del derecho a expresarse algún principio hipócrita como la “unidad del partido”. Siempre he apreciado eso aunque también siempre ésa ha sido la principal razón por la cual el partido es criticado fuertemente por los medios de comunicación.

Lo que critico aquí es precisamente eso, que haya algunos miembros que comiencen a posicionarse en ese nivel de intolerancia, que se juren jueces calificadores de la pureza y la impureza. La divergencia no significa traición. No estar de acuerdo no significa ser expulsado. Eso lo hace el PAN, no el PRD. No se equivoquen. La riqueza de este partido siempre ha sido la libertad y la pluralidad ¿Qué motiva a estas personas a intentar sacrificarlas?

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Uy si, el PRD es el mejor partido del mundo, ahi no pasan esas cosas, ahi todos son buenos, honestos y serviciales... jajaja!

Reva Doiss dijo...

Por fin coincidimos

Hari Seldon dijo...

Uuuuuy, yo pude haber predicho esto desde el 2005. ¿Por qué crees que NO voté por Lopez Obrador?

Reva Doiss dijo...

¿Porque estabas en Arizona me atrevo a adivinar?

Batz dijo...

Traidor el que se quede callado, no opine, no ayude, y no lleve a su partido a mejorar.

Hari Seldon dijo...

En Julio de 2006 estuve en México, voté por el ahora Presidente Felipe Calderón, y no me arrepiento de mi voto.

Reva Doiss dijo...

¿Pues no que sí? Por allá en tu espacio varias veces has dicho que te arrepientes. Yo me arrepentiría la verdad

Anónimo dijo...

osea te arrepentirìas , no te arrepièntes.
bueno para conocer al hombre solo dale poder

Reva Doiss dijo...

Ahora si que tu reflexión estuvo tan profunda que no le entendí nada. Si pudieras explicarte

Hari Seldon dijo...

No me arrepiento de mi voto. Repruebo mucho de lo que hace el Presidente Calderón, pero desde antes de ir a las urnas yo sabía que eso iba a suceder. Lamento que no haya promovido más iniciativas liberales, pero desde que vi la composición del congreso entendí que habría sacrificios. A pesar de todo lo que me molesta en el gobierno Calderonista, se que, a comparación de lo posible (lo que hubiera sido un gobierno Lopez Obradorista o Madracista), me parece que Calderón es miles de veces mejor que las alternativas.

Si se hubiera podido votar por algun otro candidato, como Castañeda, o como Fox, o alguien un poco más liberal, tal vez me arrepentiría, pero tomando el contexto de nuestro país, no me arrepiento en nada de votar por Calderón.

Eso no significa que este de acuerdo al 100% con lo que hace. Digo, ni que fuera fanatico. La critica es una de las mas grandes virtudes de la democracia, y es a través de la crítica que se puede mejorar. El político que no entiende eso, y que manda a sus achichincles a tildar de "traidores" a quien no esté de acuerdo con su proyecto, es aprendíz de dictador. Eso era evidente en 2005 y lo es ahora. Solo los fans, y no los electores serios, continuarían siguiendo a un político así. Tal vez por eso dicho político solo tiene un 28% de aprobación y disminuyendo...

Cerebro dijo...

Pues es que la verdad AMLO es un intolerante. Una persona conocida cercana a Amalia García, me comentó que incluso ella (Amalia) no lo tolera por intransigente. Otra cosa es que la derecha exagere sus defectos, y que también es muy manipuladora.

Anónimo dijo...

AMLO es un vil porro, y a los porros como a los perros no se les puede tratar demasiado bien porque muerden...