mayo 12, 2008

Los Falcone Mexicanos

Publicado en El SextoPiso

A principio de la década de los noventa se dio el asesinato de un juez que había estado fuertemente comprometido con la lucha contra la mafia en Sicilia. El juez Giovanni Falcone se había convertido en una referencia para la sociedad. A diferencia de sus colegas, él nunca dudó de encerrar delincuentes a pesar de que constantemente vivía amenazado de muerte. Llegó un momento en que tuvo que dejar de ver a su familia y vivir en espacios clandestinos para no ponerlos en riesgo. Cuando en una carretera su automóvil explotó en pedazos a consecuencia de una bomba que estos grupos delictivos pusieron, la indignación de la sociedad al sur de Italia fue tal que generó una cadena ciudadana, un bloque de repudio contra todo lo que significaba crimen organizado. El apoyo civil en contra de la mafia fue clave para que eventualmente la mafia fuera desarticulada y reducida, y que el Estado Italiano ganara una de las más emblemáticas batallas.

El asesinato de Edgar Millán el jueves en la madrugada trajo una serie de manifestaciones nacionales e internacionales que han provocado unas reacciones que pudieran ser positivas. Millán, coordinador de seguridad regional, sólo por debajo de García Luna en línea de mando, ha sido reconocido por todos los interlocutores que han repudiado su asesinato como un hombre de alto valor en la lucha que se está dando. Una de las claves de esta muerte es que todo parece indicar que fue un elemento del propio cuerpo de seguridad quien lo entregó al crimen organizado. La dificultad para que el narco hubiera adivinado donde iba a dormir esa noche ha puesto los reflectores sobre la propia policía. Más importante, los señalamientos y las expresiones de rechazo se han ido intensificando a lo largo y ancho del país. La tarde del viernes se anunció que dentro del Congreso de los Estados Unidos están buscando agilizar el préstamo contemplado como parte del Plan Mérida para así poder reforzar la seguridad de quienes hoy están arriesgando su vida en una lucha que parece no tener final.

Entre las terribles noticias que llegan desde Culiacán, Ciudad Juárez y Tijuana todos los días, donde decenas de personas son ejecutadas a plena luz del día y con plena impunidad, hay otra noticia que puede llamar la atención. El general Sergio Aponte Polito de la Segunda Región Militar de Baja California dio una muestra de valor que muy pocas veces vemos. Desde su llegada a esa adscripción el general estableció una estrategia que ha dado muchos resultados, con un correo que dice “nosotros si vamos, denuncia ciudadana”, la región militar le pide a la ciudadanía apoyo con denuncias anónimas, con el compromiso de que los soldados sí responderán a diferencia de la policía federal y la policía del Estado que por lo general terminan siendo los mismos que luego cometen los secuestros y ejecuciones. Cuando este mismo general hizo la denuncia ante la prensa de que la policía federal y estatal estaba infestada por el narco, el secretario de seguridad pública de Baja California le exigió pruebas. A la semana siguiente el general presentó una serie de pruebas, nombres, casas, cuentas y enlaces que cimbraron la estructura del poder en ese Estado al grado que el mismo gobernador Osuna Millán pidió la renuncia de varios funcionarios y decenas de policías. Con lágrimas en los ojos, el general Aponte Polito le pidió a la ciudadanía que apoyara más, sin los ciudadanos la lucha estaba perdida.

Éstas son apenas dos historias entre cientos que nos inundan todos los días donde parece que el crimen organizado va ganando la batalla. Héroes anónimos de los que por lo general nos enteramos de sus nombres sólo cuando han sido ejecutados. Personas que están intentando algo. Me gustaría llamarlos los Falcone mexicanos porque desde sus trincheras están intentando una diferencia. Me gustaría pensar que como ciudadanos generaremos una resistencia a tal grado que venceremos el miedo que estos delincuentes intentan sembrarnos. El cobarde asesinato de Edgar Millán puede ser el detonador para que la ciudadanía se involucre un poco más en esta lucha por nuestros espacios. Mientras no lo intentemos, la guerra la tendremos perdida.

http://lasillaquevuela.blogspot.com

8 comentarios:

david dijo...

Yo solo tengo la experiencia de Tijuana, ya que ahi vivi. En miultima visita maneje desde San Diego a Tijuana a las 12 AM, 30 minutos antes de que dos grupos delictivos se enfrentaran en la via publica y se sucitaran 13 muertes.

Hace 2 anios trabaje en Tijuana, en el distrito financiero/turistico (Zona Rio). En los ultimos meses que estuve ahi, casi por minutos presencie un secuestro (a las 7 AM) y una balacera (a la 1 PM).

Despues a unas cuantas cuadras de mi trabajo hubo un operativo policiaco que fue televisado y en las imagenes se asemejaba mas a Irak que Mexico.

En Tijuana los periodicos han acordado no publicar secuestros para no ahuyentar el turismo. Increible, pero cierto, y de hecho se publico el convenio en la prensa.

Decenas de policias estatales, municipales, ministeriales y hasta federales han sido atrapados por colaborar con el narco, realizar secuestros o manejar autos robados.

Hace poco secuestraron al director del IMSS. Un grupo de doctores y representantes del gobierno de EEUU se reunieron con el gobernador (ya que el doctor, realiza muchas actividades sociales en EEUU). Un dia despues el doctor fue liberado.

De hecho la policia estatal ofrece asistencia para negociar con los secuestradores (no liberar, no atrapar secuestradores, simplemente sirve de intermediario).

Reva Doiss dijo...

Yo soy de Ensenada. No me tocó ver la situación tan grave como está ahora (me vine a Monterrey hace 6 años), pero sí es lamentable la forma en que el PAN se ha acomodado en el poder ahí. Compadres de bautizo de los Aretes y ahora en guerra contra el Chapo, tomando parte. Verdaderamente triste

Hari Seldon dijo...

No me voy a meter a señalar culpables políticos. En mi opinión, la clave de tu comentario sobre Falcone fue que existió presión ciudadana para terminar con ese mal.

Nota: no fue presión política ni gubernamental. Fue ciudadana.

¿Donde están los ciudadanos? Creen que votando se acaba la responsabilidad y no es así. Es en el voto donde empieza.

Anónimo dijo...

Ningun ciudadano se va a meter en problemas si no confía en nadie.

Batz dijo...

La acción mas importante creo que debe ser la denuncia ciudadana. Es cierto que es un riesgo, porque sabemos que la policia puede que no solo no haga nada, sino que nos señale como responsables en caso de tener un arresto. El miedo nos detiene. Pero ha llego el momento en que el mismo miedo debe hacernos actuar para protegernos.

Reva Doiss dijo...

Hari, Creo que ahí es donde te equivocas, y en parte el anónimo da en el clavo de la equivocación. Mientras ciudadanos y gobierno no trabajen compartidamente, ya lo dijo el exalcalde de Palermo que ahora se me escapa su nombre, trabajar sólo con el gobierno o sólo con la sociedad es como tener un carrito con una sola rueda: da vueltas en círculos. Se necesitan ambas ruedas para que esto pueda avanzar.

Batz, la denuncia precisamente, pero no sólo eso. También no participar en esas actividades, y eso empieza ya saben donde. En nosotros

Guillermo Sanchez Estrada dijo...

Ricardo, el gobierno ES DE los ciudadanos. Que los ciudadanos piensen que su responsabilidad se termina en las urnas es para beneficio de los políticos, pero no es su culpa. Es culpa de nosotros los conformistas. ¿Como es que el ciudadano no confia en algo que ellos mismos eligieron?

Un ejemplo, Natividad Gonzalez, en NL, ganó con más del 60% de los votos... ¿Y quién le ha puesto un alto a sus excesos? ¿Quién se digna a hacer algo más que hablar y protestar? ¿Quién se digna a exponerlo, a perseguirlo, a hacer un referendum revocatorio, a no dejarlo entrar a Palacio, a pedir su desafuero? Lo comodo cualquiera lo hace, y es lo dificil lo que hace la diferencia.

Si el cambio fuera facil, ya hubiera ocurrido hace mucho tiempo.

Pero el gobierno es nuestro y tenemos derechos y responsabilidades. Si no confiamos en el gobierno, es nuestra culpa. ¿Quién votó por ellos? ¿Quién les exigió compromisos y quién les exigió cumplimiento?

Fox tuvo que crear su red de amigos, Lopez Obrador sus redes ciudadanas, y Calderón su propio movimiento para tener cualquier retroalimentación del pueblo. No debería de ser así. Ellos deberían saber que si no hacen lo que queremos, habrá consecuencias. Deben tenernos tanto miedo a nosotros como le tienen al narco. Si no es así, hemos fallado como ciudadanos. Por eso insisto que nuestro país es un fracaso, por que los ciudadanos no somos capaces de darnos a respetar.

Que si ningún ciudadano no se va a meter en problemas por que "no confia en nadie". Esta es la definición de decadencia. No podemos estar más bajo. Y si las circumstancias son asi de drásticas, mal hacemos en pensar que la solución será tan sencilla como esperar 6 años para marcar una x en un papelito y meterlo a una cajita... Por ahí se empieza, sí, pero hace falta muchísimo más.

david dijo...

Ahora en Tijuana gracias a que los medicos protestaron se dio a conocer la cantidad de secuestros que hay (el gobierno solamente mencionaba dos).

Gracias a que ellos protestaron el gobierno sustituyo a un funcionario de medio nivel (a los de alto nivel no los tumban por pesimos que sean). El gobernador solicito a Calderon encargarse de los secuestros, a pesar de que es (in)competencia del estado, pero peor habria sido seguir pretendiendo que el problema son chismes.

El poder esta en los grupos, no en los individuos. La capacidad de organizacion de los ciudadanos es la clave.