marzo 10, 2009

Si no fuera por nosotros

"Hace unos días, Fernando Gómez Mont recibió a un grupo de empresarios, reconocidos como los más duros, como los más influyentes, como los de más peso. Empezó a hablar uno de los representantes más emblemáticos del poderío económico de Monterrey, Dionisio Garza Medina, la cabeza del Alfa, el emporio simbólico de la industria regia, hoy en problemas como lo están otras, también emblemáticas y también regias, como Cemex y Vitro. Comenzó hablando del tsunami financiero —según la versión de la nueva estrella de pitcheo, Agustín Carstens—, y de repente dio un vuelco en el tono cuando comenzó a reclamar a Gómez Mont que el gobierno del presidente Calderón ha ignorado, excluido a los empresarios de los planes presidenciales de recuperación económica, lo que calificó de error y desaire porque, le soltó: de no haber sido por nosotros en las elecciones de 2006, usted no estaría hoy sentado ahí." 

Joaquín López Dóriga
Milenio, Marzo 10, 2009

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Y sin duda es algo que se le agradece a la iniciativa privada, pero en su dádiva ya tuvo el beneficio; gracias a Dios nos salvamos del idiota populista del Peje...

Ricardo Martínez dijo...

Me imagino que la idea de la iniciativa privada era detener a López Obrador, pero sobre todo impulsar cierta agenda económica que no ha sido cumplida. En ese sentido se entiende mucho del reclamo de Dionisio Garza.

Ahora que ya no me queda tan claro que el país hubiera podido estar peor que como está ahora ¿Imaginas un escenario peor que éste?

david dijo...

Zaz culera. Pues si le hablo duro.

Y no, yo no me imagino un escenario peor: Dolar a casi 16 pesos, mas inflacion, desempleo a niveles historicos, mas secuestros, mas consumo de drogas, ataques terroristas, balaceras.

Calderon sigue reactivo, enfrentandose a los problemas cuando ya los tenemos encima. Atacando al crimen organizado solamente cuando tenemos descontento popular, "actuando" frente a la crisis ya cuando es dificil detenerla.

Hari Seldon dijo...

Ricardo, sin duda. La agenda económica del crecimiento no ha sido atendida por Calderón, en su afán por ganar legitimidad que ya había ganado en las urnas (y no sé de donde sacó que necesitaba ganarla de nuevo), al copiarse a su contrincante que perdió legitimanete.

Antonio dijo...

Me parece una de las formas más amables de reclamar el pago de una factura pendiente que he visto en mi vida.

Un Abrazo.

Anónimo dijo...

Pues si, mira a Venezuela, un gorila estúpido arruinando al país, expropiando industrias y haciendo lo que le da la gana...

El Peje así empezó siendo jefe de gobierno del DF, claro que hubiera empeorado...

Hari Seldon dijo...

Antonio, ¿qué factura?

La respuesta de Gómez Mont debió ser: "yo no fui miembro del comité de campaña de Calderón, pero estoy seguro que el Presidente agradece su voto, cada uno de los 5 que aquí veo representado, y sus esfuerzos por impulsar el voto de sus conocidos".