febrero 27, 2006

Pendulum

Péndulo: Sistema físico ideal constituido por un hilo flexible, inextensible y sin peso, sostenido por su extremo superior de un punto fijo, con una masa puntual en su extremo inferior que oscila libremente en el vacío.

(http://es.wikipedia.org/wiki/Péndulo)


Un análisis histórico nos puede llevar fácilmente a las siguientes conclusiones que ya me había imaginado anteriormente, el efecto de péndulo en los procesos sociales en donde la acción hacia un determinado punto provoca una reacción en sentido contrario. De esta manera se podría explicar porqué los procesos de centralización y descentralización parecen antagónicos y sin embargo suceden en el mismo espacio y casi al mismo tiempo. Tenemos por un lado un proceso de centralización de la toma de decisiones mientras que por el otro muchos propugnan por descentralizarlo todo. O algunos llaman hacia la pacificación como un punto importante en el proceso de desarrollo, pero hay otros que llaman a la guerra preventiva para así asegurar la preservación de una determinada civilización.

El asunto del cambio es siempre un elemento que causa estrés, que causa que las personas sientan que los cimientos que anteriormente le habían dado tranquilidad ahora no se la den.

Ya lo decía Hegel cuando afirmó que es el conflicto el motor de la sociedad. Karl Marx lo defendió también al pensar el proceso del devenir como un continuo enfrentamiento entre diferentes fuerzas antagónicas. Este cambio produce que quienes sobrevivan sean los más aptos, eso lo dijo Darwin verdad. Hay que señalar todas las fuentes que uno pueda recordar de sus cursitos de sociología y antropología. Hacen que estos articulitos se vean más importantes aunque en realidad nada más estamos divagando.

La opción del cambio siempre la tenemos enfrente. "Change is always for good" dicen.

El péndulo es la realidad de este continuo cambio. Lo que tiene de defecto el péndulo es que irremediablemente está sujeto de uno de sus extremos a un punto inamovible. El péndulo puede ir para adelante, para atrás, para un lado, para el otro, hacer círculos si la anatomía de su base se lo permite; puede aumentar su intensidad y parecer casi completamente detenido. Un péndulo perfecto nunca se detiene porque no existe fricción con ningún ambiente.

Pero siempre está detenido de uno de sus extremos, repito. Esta es la clave de la teoría del péndulo. No podemos considerar que ir de un lado a otro está haciendo avanzar a nuestra sociedad. En realidad estamos atrapados en el mismo lugar, dando empujones hacia un lado y hacia otro.

No hay nada nuevo bajo el sol, dicen los japoneses. O eran los chinos?

Nuestra historia está enmarcada por esta inevitabilidad? Estamos atrapados en el mismo mundo sin posibilidad de avanzar realmente hacia una sociedad mejor? Ya sea México, sea el mundo entero, nuestra sociedad regional o la aldea global como nos ha gustado llamarnos ahora a todos los que habitamos este planeta.

Existe una remota posibilidad de que el péndulo esté moviéndose tan fuerte que pueda llegar a mover a la base, como cuando nos columpiamos tan fuerte en el parque que hacemos que el columpio se vaya moviendo. Puede que este pequeño empujón rompa la estructura, o la haga caerse, pero también hay la posibilidad de que todo el aparato avance.

De acuerdo al péndulo de la historia de nuestro país nos toca regresar a una realidad conservadora en lo económico pero liberal en lo político. En lo social nos toca una regresión al autoritarismo ante la desfachatez de habernos hecho tan libres. Sucede como aquellos niños que atrapados en un cuarto por todo el día salen al caer la tarde para destruir el parque donde pudieron haber estado disfrutando. Seguiría entonces que nuestros padres salgan enojados de la casa para irnos a encerrar de nuevo "hasta que aprendas a comportarte como debes". Así estamos, destruyendo las instituciones, destruyendo la confianza entre nosotros, acabando con cualquier medio que pudiera hacernos tener un entendimiento entre quienes formamos esta sociedad. Lo natural sería que vinieran tiempos de llamado al orden y perdamos esos derechos políticos que ahora tenemos.

Si seguimos con atención el proceso histórico entonces vendrán momentos de represión y luego momentos de llamados a la libertad. Vendrán movimientos para acabar con el autoritarismo y luego finalmente podremos disfrutar de otro momento de libertad. ¿Volveremos a provocar caos con nuestra libertad? La teoría del péndulo así lo indica.

En el camino, sin embargo podemos ir moviendo la estructura. Es tiempo de empujar con tanta fuerza como para que nos movamos de este círculo vicioso, o este ciclo pendular para seguir con respeto nuestra teoría del péndulo.

O tal vez estamos tan conformes con mirarnos la misma cara a través de los años. Reconocernos y decirnos "heeey, pero si eres tú, el autoritario, tanto tiempo sin verte..", o "mira, nuestro compañero el revolucionario que ya viene con fusil en mano, buenos días viejo amigo"

Pero a final de cuentas la historia es como una bolsa de M&M's. Nunca sabemos qué color vamos a sacar.

2 comentarios:

Nebe Gebhardt dijo...

Y sin embargo nosotros movemos el péndulo...o mejor dicho, los péndulos.

Reva Doiss dijo...

¿Pero realmente sabemos dónde está la manija que mueve al aparato o sólo pretendemos saber para nuestra mejor tranquilidad?