febrero 08, 2006

yo no voy a comprar gasolina hoy

No sé si les llegó a ustedes el mensaje pero se había convocado para el día de hoy 8 de febrero un boicot al consumo de gasolina. La idea principal era por aquel nuevo invento del SAT para deducir este gasto que todos, de alguna manera u otra, hacemos. Teníamos que pagar con tarjeta y se hacía un cargo adicional por esta transacción. Para muchos esto era un robo vil. Para otros era una nueva forma de hacerse de dinero de parte de las concesionarias que de por sí ya cobran un muy buen dinero con lo que ganan por litro de gasolina.

Coincidentemente (quiero pensar) por las mismas fechas la PROFECO lanza una campaña en la que inmoviliza a quince gasolineras por estar vendiendo litros de 800 mililitros (si alguien no mexicano quiere una explicación de esto al final de este artículo. Tristemente los mexicanos entendemos qué es eso del litro de 800 mililitros) mientras que otras 65 están bajo profunda investigación.

Su sarcástica respuesta fue denunciar el hecho. Los gasolineros demandan que se les deje robar tranquilo. Que esto es una campaña de desprestigio. Por azares del destino, o por sinverguenzada estas partes, los consumidores y los gasolineros por un momento parecieron estar en el mismo bando, contra la terrible autoridad que los juraba oprimir hasta que se decidieran a pagar.

Como siempre que se abjura un boicot, unas horas antes de que reviente la autoridad cede. Supuestamente se instalará una mesa de diálogo al modo del diálogo con los campesinos de hace unos años que sólo le servía a Santiago Creel para estar en la televisión todos los días, o las incontables veces que los petroleros y los trabajadores del IMSS amenazan con estas medidas.

Los gasolineros siguen en pie de guerra pero lo más seguro es que ante su amenaza de no vender gasolina serán dejados por la paz.

El 8 de febrero iba a ser un día de paro energético pero resultó una vez más un fiasco. Los que no querían pagar la comisión han perdido fuerza ante la promesa del SAT de cambiar el trámite, cosa que hasta hoy no ha sucedido. Los que no querían vender gasolina han quedado contentos porque seguramente estas inmovilizaciones no procederán si a final de cuentas es negocio redondo menos para los consumidores.

No entiendo cómo es que los consumidores se hayan confundido de esa manera para apoyar a los vendedores si supuestamente estaban en bandos contrarios.

Pero yo hoy no compraré gasolina por otra razón. Tenemos la empresa más ineficiente en nuestro país, un país que teniendo petróleo en reservas profundas del golfo de México, se niega a aceptar inversión privada que lo extraiga, pero eso sí, importa gasolina de uno de los mercados más caros del mundo, el sur de Estados Unidos. Los estadounidenses actualmente están pagando un precio de gasolina relativamente caro para ellos por la coyuntura política que se vive en Irak, pero es triste darse cuenta que nosotros tenemos años pagando ese precio sin que siquiera sepamos el porqué.

Cada tres meses, o dos meses, o mes, o de plano sin avisar, suben el precio de la gasolina. Nos damos cuenta sólo porque cada vez que pedimos doscientos pesos se llena un poco menos.

Cada vez más seguido nos dan gasolina más corriente. La práctica de ponerle aditivos a la gasolina para que se haga "más" es cada vez más común. El resultado es que el carro pareciera necesitar afinaciones más seguido o de plano descomponerse sin remedio. Observar el filtro de gasolina de un auto con 15,000 kilómetros es todo un espectáculo.

Yo no compraré gasolina hoy no por el asunto de la deducibilidad de este gasto, no por las inmovilizaciones a las concesionarias ladronas que quieren mantener su paraíso. Yo no compraré gasolina hoy porque estoy cansado de que me digan que el monopolio de PEMEX me conviene y es mío mientras observo que los únicos beneficiados de este robo son los líderes del sindicato petrolero que siguen siendo dueños de medio país mientras yo sigo pagando casi un dolar por litro de gasolina en un país productor de petróleo. Estados Unidos actualmente paga la mitad de eso con todo y el petróleo por las nubes.

Yo no compraré gasolina porque mi boicot no es contra el SAT ni contra la PROFECO. Mi boictot es contra PEMEX y contra los diputados y senadores que siguen defendiendo sus propios intereses en las Cámaras al no permitir que el petróleo sea verdaderamente nuestro. Que no permiten que la competencia mejore la calidad y reduzca el precio de la gasolina. Que no permiten que la inversión privada facilite que los dueños de la vaca no sean tres o cuatro ladrones que viven como nobles franceses del siglo XVII en el palacio de Versalles.

Mi boicot de hoy será tal vez único, tal vez no se den cuenta. Si te sumas te felicito pues estarás haciendo algo por tí.



Ahora sí para los no-mexicanos que no entendieron el litro de 800 mililitros: Los gasolineros acostumbran en México poner dispositivos que marcan más gasolina que la que en realidad están despachando. No creo que sea tan difícil de entender, lo que es difícil es que por tantos años haya sido una práctica generalizada y ni siquiera se haya intentado hacer algo al respecto. "Robo hormiga" le dicen como si no importara mucho.

3 comentarios:

Batz dijo...

Que cambio!
Claro que PEMEX no es nuestro, no ha sido nunca nuestro. Los ingresos no son para nosotros, ni siquiera para beneficio del gobierno, sino para una bola de rateros.
Que si EUA quiere PEMEX como garantia para el pago de la deuda que tenemos con ellos? BAH que lo tomen! Si ni nuestros es... bah y doble bah! =/
Lo jodido es, como dices tu, que seamos los tarados de los consumidores que pagamos la gasolina tan cara cuando el pais es productor.

PD: no me sumo al boicot porque no tengo carro aca..

Reva Doiss dijo...

Yo no se lo daría a Estados Unidos.. mejor veamos qué rescate encontrará López Obrador cuando sea nuestro señor presidente para salvarnos a todos

akinorev dijo...

toda la vida PEMEX a echo eso del "robo hormiga", algo asi, pero siempre siempre!!!

¿Porque la gasolinera de aquí esta llena?, pudiendo ir a la de la esquina que está sola...
...Lo que no sabes tu compadre, es que en la de la esquina roban gasolina !!!