febrero 25, 2007

Empresarios piratas


Siempre que me mencionan a piratas me imagino a estos personajes míticos que con parche en ojo y perico al hombro (de los pericos verdes, no comencemos mal), iban por los mares secuestrando las naves españolas e inglesas para abastecerse de los tesoros que traían.

Cuando me dicen que los piratas viven en Tepito, trabajan en la Pulga, o manejan taxis no registrados comienzo a tener conflicto ¿Dónde está la pata de palo, y la bandera con la calavera cruzada por dos fémures aterrorizando a los navíos oficiales? ¿Dónde los cañones y las batallas épicas que se daban en las aguas del Caribe?

Luego me dicen que soy pirata porque bajo canciones o porque veo Cablevisión sin pagar los estratosféricos costos que me quieren cobrar (casi 500 pesos al mes por la porquería de servicio que ofrecen).

La piratería se ha vuelto algo de moda. Ahora todos queremos ser piratas porque hasta personalidad da. Ese de la esquina que vende los CD's a 25 pesos es pirata. Pero además es pirata especulador porque en el DF se venden a 10 pesos.

En los últimos días fuimos testigos de dos eventos que aunque ajenos, fueron causales para que me animara a escribir esta humilde prosa. Primero fue la expropiación de Tepito, la cual fue implementada por Marcelo Ebrard con la idea de reducir la inseguridad en la capital. Si dejamos de vender discos piratas (y comprarlos), y si dejamos a los narcomenudistas sin sus centros de operaciones, probablemente los encontraremos durmiendo en un parque donde podamos arrestarlos más fácilmente sin la necesidad de estorbosas órdenes de aprehensión.

En Monterrey casi por el mismo tiempo se dio la marcha de la dignidad de los taxistas piratas. Resultó en todo un show con luces y espectáculo. La firma que este domingo aparece en El Norte
(sólo con autorización. Yo tengo clave pirata por si lo quieren leer me dicen y se los mando) por parte del líder de la CROC en la entidad es emblemática "Lo que se tiene que hacer es expedir más concesiones" ¿Alguna vez han venido a Monterrey? ¿Alguna vez han contado la cantidad de taxistas que hay? Bueno, la solución del muchacho fue hacer más concesiones para compensar a los "acaparadores y usureros" (otro tipo de piratas).

Una argumentación académica después de tantas hazañas que les he contado sostendría que lo sucedido en el DF y en Monterrey obedece a procesos sociológicos basados en la procuración del bien individual a cualquier costo ¿Realmente creemos que prohibir una actividad económica la detendrá? Tendríamos las cárceles llenas de criminales taxistas.

Aquí se enfrentan dos historias muy conocidas. Por un lado la necesidad del gobierno de incrementar su presencia en todos los aspectos de la vida económica. Esto obecede a su vez a la necesidad de cobrar impuestos y cobrar multas. Luego nos cuentan que es por la seguridad de los usuarios que quieren establecer un control estricto de quién maneja cada taxi. Los taxistas piratas son incontrolables máquinas de hacer crímenes, por lo que hay que castigarlos con el látigo de nuestro desprecio legal. Hagan marchas, apedreen a otros taxistas que si pagaron la concesión, lleguen al palacio de gobierno y pacten con el ladrón en turno, que por lo general está en la secretaría general de gobierno.

Por el otro nos enfrentamos a la propuesta de dejar hacer (aquí los fresitas lo ponen en francés para verse más intelectuales: laissez faire ¡Vámonos!). Toda acción del gobierno encaminada a invadir la esfera económica de la sociedad se verá enfrentada con problemas inacabables de corrupción, por lo que lo mejor será seguir la marcha de la vista gorda y seguir dándole hasta que esto reviente.

Si intentara sacar una conclusión de este escrito probablemente será incompleto e inconexo ¿Por qué no la dejamos así esta vez? La verdad es que no sé para donde tomar postura. Creo que ambos lados tienen largas colas que les pisen, y ahora traté de pisarlas todas.

La postura de la marcha de la dignidad pirata me conmovió, pero también lo hizo la declaración del líder de la CROC pidiendo más concesiones para acabar con los "acaparadores" (si tú eres uno de ellos, ratero hijo de tu triste madre) ¿Quién les cae mejor?

Por cierto. Hermosa fotografía me encontré para ilustrar mis lamentos en esta ocasión. El crédito corresponde a Flat Rock

2 comentarios:

Batz dijo...

La economía no regulada es una respuesta a problemas no resueltos. Los que requieran comer, no esperaran al gobierno...
No puede ser criticable o si? Las mafias, el abuso, los crímenes alrededor de los piratas es lo jodido.

Reva Doiss dijo...

Pero esas mafias surgen por una obsesión que tenemos de rendirle siempre cuentas a alguien, pedir protección.

En fin, reconstruimos las funciones del Estado alrededor de grupos criminales para no sentirnos tan solos.