enero 24, 2007

La concepción de la pobreza


Cuando esta mañana avisaron que Oportunidades ahora también pagará los recibos de luz, me provocó una desagradable sensación en el fondo del estómago.

Una vez más los programas de asistencia social se convierten en armas para fortalecer la posición política de quienes se encuentran en el poder, y más peligrosamente, quienes se encuentran con la posibilidad de asignar presupuestos a diestra y siniestra como si se tratara de su bolsillo sobre el que están decidiendo.

La teoría del Estado de bienestar concibe este tipo de protecciones como algo positivo, ya que se le da la oportunidad a personas con menos ventajas, para que pueda tener un inicio más fácil y así pueda igualar a sus contrapartes con mayores privilegios económicos. En sentido general podría decirse que es correcto apoyar a 5 millones de familias con el 25% de sus gastos en energéticos pues esto permitirá que puedan destinar este dinero hacia otros gastos más importantes para el desarrollo de sus hijos, de sus familias, y en general para el bienestar de la población.

Pero hagamos un recuento de los tres regalos de Calderón desde que tomó posesión. Primero fue el seguro universal para todos los nacidos desde 2007; luego vino con el intento de control al precio de la tortilla que se le ha salido por todos lados; finalmente se compromete a pagar el 25% del gasto energético de estas 25 millones de personas, casi un cuarto de la población de México.

¿Alguien le ha prestado una calculadora a Calderón últimamente? ¿Qué no se supone que había ganado él como una alternativa al peligro populista que representaba López Obrador? Si esto no es populismo que alguien me explique por favor.

¿Se ha percatado el presidente que el precio del petróleo va a la baja, comprometiendo gravemente el presupuesto asignado para 2007? Encima se pone a regalar el dinero por decreto. Creo que esto ya lo habíamos vivido con otro personaje que supuestamente él mostró como todo lo que ya no queríamos ser: López Portillo ¿Dónde quedó el México del mañana que tanto pregonaba?

Decretar y regalar dinero no le cuesta absolutamente nada al presidente, pues a final de cuentas serán los siguientes presidentes quienes pagarán las facturas. La concepción de la pobreza como si se tratara de un enfermo al que se le tiene que cuidar por el resto de su vida creo que es errónea.

Lejos de solucionar problemas de fondo, las políticas del presidente son sólo aspirinas que mitigan el dolor de cabeza sin hacer un diagnóstico del cuerpo ¿Dónde están las propuestas legislativas para generar mayor competitividad, para impulsar la inversión extranjera que se pudiera transformar en más y mejores empleos? ¿Dónde está la inversión en ciencia y tecnología para así generar una industria innovadora que pueda apalancar el desarrollo de la economía mexicana? ¿Dónde está la inversión en infraestructura carretera y ferroviaria para impulsar la industria turística? ¿Dónde están las políticas para frenar la interminable avaricia de los oligopolios que tanto golpean la economía de los más necesitados? Casualmente son quienes cobran por estos servicios tres veces más caros que en el resto del mundo. O sea que en lugar de golpear a los abusivos, el gobierno se propone pagarle a los mafiosos sus sobreprecios por medio de subsidios.

Hasta con cosas tan simples se podría hacer una diferencia, como la promoción del uso del condón para asegurar, entre otras cosas, una familia pequeña y bien planificada, y embarazos no deseados, que el actual secretario de salud ha reducido drásticamente en presupuesto.

Lejos de estar construyendo vías sobre las cuales el país pueda avanzar al desarrollo deseado, parece que Calderón y su equipo se han propuesto llenar de piedras la sinousa vereda sobre la que ahora caminamos. Estas piedras pueden parecer preciosas, pero no por ello dejan de ser piedras con las que eventualmente nos vamos a tropezar.

8 comentarios:

Batz dijo...

La cuestión es que ese 25% de la población requiere medidas urgentes. De ahí que el presidente se vea en la necesidad de "solucionar" las cosas a toda velocidad.
El punto de equilibrio sería lograr estrategias que permitan el crecimiento con bases sólidad y no dejar de lado las urgencias del 25% o 50%.

César dijo...

Sí, es curioso como Calderón no parece seguir el modelo neoliberal como cabría esperar que lo hiciera. Esa era la razón por la cual no habría votado jamás por él: el capitalismo desenfrenado a la gringa me parece terriblemente nocivo para una sociedad, aún cuando es sin duda lo mejor para tener indicadores económicos bonitos.

Pero bueno, el punto es que el buen señor Calderón se ha hecho un misterio para mi. De momento pienso que estas acciones son sólo para que ese medio México que lo rechazó le empiece a conceder el beneficio de la duda. Si es el caso, lo está logrando. Pero esto no puede prolongarse mucho.

Como dices, tales medidas no parecen responder a un plan de largo plazo, y darle limosnas a la gente, aún cuando es un recurso político útil, es probablemente lo peor que se le puede hacer a un país en desarrollo (no que me sienta poseedor de la verdad absoluta sobre esto, claro, en mi calidad de socialista light y economista de sofá).

En fin. Yo aún lo estoy observando con interés, intentando adivinar qué tiene en mente. Probablemente antes de que termine el año ya tendré una opinión formada.

Excelente blog, por cierto. Tienes nuevo fan :)

Reva Doiss dijo...

Batz, Siempre será necesario tomar aspirinas para aliviar el dolor. La pregunta que aquí hago es si no nos estaremos gastando nuestro dinero en aspirinas caras (no de las del Dr. Simi), en lugar de comprar las medicinas que de verdad nos hagan curarnos.

César, Muchas gracias por tus palabras. El modelo neoliberal parece que no será uno de sus fuertes al menos en su primera parte de su mandato. Recordemos que nuestro señor presidente lejos de venir de las filas de los panistas pragmáticos, es un panista cristiano, con nociones más socialistas de la que muchos panistas hubieran deseado.

El misterio no es lo que hará, sino cómo hará para pagar todo aquello que quiere hacer. Nuevamente caemos en el grave defecto de querer solucionar todos los problemas en 6 años. Mismo error que cometió Fox.

alvaro dijo...

Calderón es todo un misterio; es de esos presidentes que piensas que puede dar el cambio al país, o regresarlo a las épocas de antaño.

Yo siento que el se quiere legitimar, puesto que muchos dudan (yo incluido) de la veracidad de las elecciones. Sabe que el país está en un momento de mucha tensión, y entonces tiene que tomar decisiones como estas. Era lo que me esperaba, desde que iba a llegar al poder, iba a hacer todo lo posible por legitimarse, y lo está haciendo.

Y yo creo que excepto la tortilla que era caracter de urgente intervenir, y creo que lo hizo bien aquí Calderón; las otras acciones (operativos, seguros) se me hacen soluciones que mitigan el problema a corto plazo.

Lo que si se me hizo demasiado neoliberal fue el presupuesto.

Vamos a esperar que pasa, ojalá pase lo mejor para el país.

Visita mi blog

www.alvarolsite.blogspot.com

akinorev dijo...

Que no tiene asistentes que le digan eso que tú mencionas aquí??? Que le digan que la está regando pues.

No creo mucho. Como van a ponernos de presidente a alguien así. No creo.

akinorev dijo...

hey! que rollo con eso de las resorteras de en lugar de pistolas?

César dijo...

"Cómo hará para pagar todo aquello que quiere hacer." Curiosamente, esa es justo la pregunta que yo me hacía respecto a López Obrador... y ahora verla aquí aplicada a Calderón, y tan acertadamente además...

La vida tiene unas vueltas extrañísimas a veces.

Y al contrario igual, claro: después de ver con horror la torpeza del Peje para manejarse ante la opinión pública, cosa que se supone era su punto fuerte... vemos a Calderón jugando bien al mesías tropical, regalando dinero.

Jo, creo que mi detector de ironía acaba de explotar :)

Master Zen dijo...

Las similitudes comenzaron con la promesa de dar asistencia a los ancianos al principio de su gestión. Me da risa porque primero dice que sus oponentes son un peligro para México y luego que va a tomar lo mejor de las propuestas de sus contrincantes (manera de lavarse las manos)

Entonces pues, ¿cual fue el peligro para México?