mayo 27, 2007

El Derecho a la Comunicación

// Publicado en el SextoPiso

La comunicación es la base de la sociedad, ya que sin ella la interacción entre los individuos no se da. Casi me pueden dar el Nóbel por haber dicho semejante aseveración. Los seres humanos necesitamos intercambiar puntos de vista para así crear una conciencia colectiva, una percepción sobre lo que nos rodea, un entendimiento mutuo.

Soy un convencido de que los teléfonos particulares desaparecerán en pocos años, y si me apuran un poco, también los celulares de paga lo harán. Aunque el cableado será utilizado para otros fines, en realidad la estructura de comunicación será varias veces transformada en la próxima década en el mundo. Los teléfonos celulares se estarán convirtiendo pronto en la única forma de comunicación entre los seres humanos, ya que la molestia de tener que remitirnos a una oficina pronto será una historia del pasado. Habremos así superado la primera barrera de nuestra sociedad que tenía que ver con considerarnos de algún lugar. Si la base de la sociedad es la comunicación, y la comunicación pronto será un dispositivo en nuestra oreja o un ladrillo en nuestro cinturón, eso cambiará la percepción que tenemos del espacio y del tiempo.

Los celulares en México siguen atrapados en una situación de alta concentración y altos costos. Aunque hemos visto un crecimiento exponencial del número de usuarios, en realidad el uso sigue siendo cosa de “Amigos”. Esto es, le pongo 100 pesos a mi celular una vez cada tres meses nada más para que no me lo corten y además cargo con una tarjeta para el teléfono público en mi cartera. La comunicación no ha fluido, pero la agresiva intervención de la compañía española en suelo mexicano ha provocado una guerra interesante que nos puede llevar a los consumidores a buenos resultados. Por cierto, me llegó un comunicado para que todos el próximo 17 de Mayo apaguemos nuestro celular como forma de presión contra la compañía del libanés avaro. Hagan caso muchachos.

Según el estudio de la Universidad de California “Global Market potencial for Information Technology Products and Services”(1), el número de usuarios entre 2004 y 2010 crecerá de 38 a 73 millones en nuestro país. Una impresionante noticia considerando que de aquí a 2010 seremos alrededor de 110 millones de habitantes. Esto representaría el 67% de los mexicanos, lo que serían excelentes noticias para el libanés avaro si no fuera por un pequeñísimo detalle.

Una de las tendencias que también han marcado los últimos años es la opción de traer en el celular el servicio de Internet. Aunque una vez más por culpa del señor de los teléfonos este servicio resulta privativo y bochornosamente caro para nosotros los mexicanos (alrededor de 27 pesos el minuto de Internet), en otras partes del mundo ya es de lo más normal recibir un correo electrónico desde el celular como si se tratara de un mensaje SMS como los que hoy recibimos. Se puede acceder al correo que se desee, bajar música, chatear y todo lo demás que antes era sólo derecho de quienes tenían una computadora. Además de esto, hace unos años surgió un software que nuevamente vino a revolucionar la forma como entendemos la comunicación. Me refiero al programa Skype que ha permitido llamadas de “larga distancia” prácticamente sin ningún costo de computadora a computadora. La novedad que ahora se está iniciando es la posibilidad de descargarlo al celular, haciendo que las llamadas gratuitas que ofrece Skype las podamos hacer desde nuestro celular.

Muchos programadores están observando esta posibilidad, algunos con preocupación pero muchos otros con interés. Sistemas como Linux ya están trabajando para desarrollar dispositivos portátiles similares a los celulares que hoy día necesitan un carrier, (como por ejemplo Telcel), que sea de código abierto, y por lo tanto gratuito (2). Un celular de este tipo significará una nueva revolución de la sociedad humana porque permitirá que la comunicación de ser humano a ser humano además de ser gratuita, pueda serlo en cualquier parte del planeta. Si a esta noticia le agregamos también las iniciativas de ésta y otras organizaciones y gobiernos para desarrollar Internet inalámbrico libre de costo para todos, olvídense de Prodigy y sus ofensivos 650 pesos mensuales entre el pago de la renta mensual, el servicio de Internet y el IVA. Olvídense además de los 500 pesos mensuales de celular, esto si usted es de los que más o menos cuida cuánto habla por esos aparatos. Olvídese de las mensualidades al libanés para sacar su computadora a 48 mensualidades que le significan el cuádruple del costo que tuvo ese aparato.

Probablemente en México seremos observadores durante cinco o diez años de esa tecnología hasta que nos preguntemos porqué nosotros no. Escucharemos las experiencias increíbles de celulares en los que sólo se paga por el aparato y el resto de la comunicación es gratuita. Esperaremos aferrados un rato a los Amigos (si estos son los Amigos para qué quiero enemigos, compadre), hasta que finalmente nos daremos cuenta de todo lo que esto significaría para nosotros. Un ahorro de por lo menos 1,500 pesos mensuales para cualquier familia mexicana que hoy día le tiene que reportar religiosamente al libanés avaro. Para el 80% de las familias mexicanas esto significaría un aumento de 100% en los recursos disponibles para gastar en asuntos más básicos.

La construcción de la consciencia colectiva en México será producto de la apertura y de la expansión de las oportunidades. La comunicación nuevamente será un derecho de todo individuo y de toda comunidad, y no un privilegio de unos cuantos que pueden pagar las suntuosas facturas. La competencia entre el código abierto y los monopolios en México será larga y difícil, pero les repito que soy un fiel convencido de que nosotros ganaremos al final. Por lo pronto los encomiendo a apagar su celular este 17 de Mayo. Si no es usted, ¿quién?

(1) Milenio Diario. Telefonía e informática, líderes en 2010
http://www.milenio.com/mexico/milenio/nota.asp?id=508834

(2) Shankland, Stephen. Linux calling: Are cell phones ready? CNET News Octubre 14, 2005 http://news.com.com/Linux+calling+Are+cell+phones+ready/2100-7344_3-5895796.html

5 comentarios:

El Vagabundo. dijo...

uyyyy que si es bonito, yo creo uno no sabe el sabor de los gusanos de maguey hasta uno se da la oportunidad de probarlos con los ojos cerrados. Asi es el amor.

El Vagabundo. dijo...

La comunciacion alternativa esta ocupando grandes espacios en la red, locutores, comentaristas y comicos que fuerón censurados en los años 80 y 70 hoy tienen programas ciberneticos muy buenos.

Cerebro dijo...

Parece que la misma "economía de mercado", les está dando la justicia al pueblo, que esta misma le había quitado en un principio.

Empezando por las largas distancias, cada vez es mas común ver gente comunicarse con sus parientes por el Skype. Usar E-mails en lugar de pagar por mandar correos.

Parece que estas noticias no le van a caer muy bien al libanes Charlie Delgado, pero ni modo.

Batz dijo...

El 17 de mayo ya pasó champ...
Leí el artículo muy tarde o que?
Cuando recien llegué a Barcelona, me parecía un chiste los costos para tener un celular (o movil) super moderno. Las tarifas bastante bajas, y eso que se supone que en España es de los países mas caros de la Unión Europea...
Ahora no quiero ni usar el cel, que estres! Que tanto estaran cuartando posibilidades de negocio estas tarifas tan elevadas?

Reva Doiss dijo...

Vagabundo, Pásame ligas de estos programas cibernéticos si es que alguno no lo tengo.

Cerebro, Creo que es suficientemente inteligente para encontrar la manera de seguir prosperando sus industrias. Creo que el acuerdo de convergencia le ampliará todavía más su área de negocios.

Batz, las tarifas son altas en buena medida porque toleramos pagarlas. Allá se han organizado para promover la competencia. Y sí, leíste esto muy tarde. Lo publiqué en SextoPiso por allá de mediados.