mayo 28, 2007

Más dudas o un problema del 73 Constitucional

Puede ser porque está haciendo muy bien su trabajo y por eso está recibiendo críticas por todos lados, o porque verdaderamente hay algo extraño en su actuación. La CNDH ha estado en los titulares por más tiempo del que quizás le convenga.

Su vuelo alto comenzó con Atenco, cuando señaló que efectivamente había habido violaciones a los derechos humanos contra algunos manifestantes. Podríamos remontar a la época cuando Ramírez Acuña fue señalado como violador de derechos humanos por el mismo Dr. Soberanes en 2004, no porque esté relacionado con esta serie de apariciones, sino porque ahí se ganó a un enemigo que ahora es Secretario de Gobernación. Dicen los que saben que la filtración sobre que el Gobierno Federal supo de las investigaciones de la CNDH en el caso Zongolica tuvo como nombre y apellido a Francisco Ramírez, como venganza por aquél hecho.

El siguiente caso importante donde Soberanes tomó mucha notoriedad fue el caso Oaxaca. Documentó una serie de irregularidades que hasta la fecha están abiertas. Casos de violación una vez más por parte de policías. Ahí se enemistó con los priístas del sur.

El siguiente paso fue Zongolica en donde por primera vez pasó del bando de los manifestantes al bando de la autoridad. Inmediatamente fue descalificado por los grupos que antes lo apoyaban como un perro del gobierno. Ya saben cómo nos pintamos para descalificar ante la más mínima provocación. Unas semanas después se demostró lo ridículo del caso Zongolica, pero la mancha ya no se la podrá quitar Soberanes frente al PRD.

Después vino el caso Michoacán en donde Soberanes rápidamente se aprestó para señalar violaciones a derechos humanos en los Operativos contra el narco, dicen una vez los que saben que este vez lo hizo precipitadamente como forma de limpiar su imagen frente a los grupos que le reprocharon su negativa en Veracruz.

La última novedad de la CNDH fue presentar la inconstitucionalidad de la ley por el respeto a la decisión de las mujeres (la ley pro-aborto como la llaman los grupos conservadores). De acuerdo al argumento de la Comisión, el Artículo 73 señala explícitamente que le corresponde a la federación tomar decisiones respecto a Salud.

Esto representa no nada más, como dicen algunos senadores priístas, un pago de Soberanes a algunos grupos poderosos del DF contra Ebrard, sino también es una pequeña rama de un conflicto mucho más grande que tiene que ver con el tema inconcluso de las reformas federalistas en México. El acuerdo federal no se ha discutido desde 1993 cuando se replanteó la forma de distribuir las atribuciones y los recursos entre los Estados.

Una de las reformas más urgentes dentro del marco de la reforma del Estado tendrá que ver con devolverle a los Estados muchas de las atribuciones y facultades que les han sido retiradas en los últimos años, entre ellas tomar decisiones sobre qué es legal y qué no lo es en el aspecto de salud.

Soberanes puede tener un punto a favor en esta acción de inconstitucionalidad, y los organismos autónomos tienen la facultad de ejercer ese derecho. Las razones que lo movieron a cometer este atentado no sólo contra las mujeres sino contra los principios básicos del federalismo sólo los podrá entender él. La constitución tal y como está escrita en este momento efectivamente le otorga a la federación este tipo de decisiones sobre Salud, el asunto es que se trabaja a través de concurrencias, lo que podría permitir que el DF tome una decisión en su territorio. Ésta es solo una más de las múltiples contradicciones que tiene nuestra ley actual.

Puede que en su intento de quedar bien con todos esté provocando más problemas de los que le gustaría tener una institución que hasta la fecha había sabido mantenerse relativamente cordial con todos. De cualquier manera a Soberanes no le pagan para quedar bien.

1 comentario:

Reva Doiss dijo...

Es puuuura casualidad (no vaya a pensar mal) el timing político –previo a la gira confesional de Felipe y Margarita al Vaticano– en que el ombudspan José Luis Soberanes le dio entrada a la impugnación de la ley sobre la despenalización del aborto y pasarse por ¡salva sea la parte! a su Consejo consultivo. Para nada. José Luis es congruente con su árbol de moras podridas.

La entretenida línea del gobierno, digan lo que digan, fue dorarle la píldora a Soberanes para que no se agobie cruzando los dedos en su apuesta por suceder en la SCJN al ministro Gudiño Pelayo, quien está grave de salud, sino al contrario... tú haces cosas por mí y yo hago cosas por ti. Y como realmente no tengo agenda para hablar con el Santo Padre, qué mejor tema que el del aborto, ¿no crees? Así que te fajas la tanga de Serrano Limón y Provida y te avientas a la alberca (eso sí, sin salpicar). Y porfa, Max te encarga (o sea, te prohíbe u moron) demasiado exposure con los medios. ¿Te late? Nos vemos al regreso para armar tu tenebra. ¡Ah! y te traigo tu souvenir papal... click.

Soberanes, mi estimado, con su ambición y sus mediocres ganas de quedar bien ha quedado del nabo. Ha arrastrado a la CNDH al despeñadero de la credibilidad. Ha traicionado a sus promotores, los priistas, que están bastante enchilados, y los principios y fundamentos del organismo que preside. Pobre. Otro que no tiene ni la más p...álida idea de dónde está parado... ¿Vamos bien o me regreso? Next!

(Marcela Gómez Salce, Milenio Diario Mayo 29, 2007)