enero 06, 2009

Las Provincias

Cuando se habla con un chilango normalmente se le escapa la soberbia en su lenguaje. Sin duda una de sus principales aficiones es referirse al resto del país como provincia, probablemente una costumbre traída de cuando éramos parte del imperio formado por Castilla y Aragón hace ya algunos siglos. Esta misma sensación hacia el resto genera que muchas decisiones que se toman desde la capital sean fuertemente resentidas por nosotros, los provincianos.

Hay dos ejemplos para este caso que ahora están en la agenda política. Por un lado la decisión unilateral de Agustín Carstens de continuar el aumento en el precio de los combustibles. El otro, el inexorable conflicto electoral que se estará dando en Nuevo León por la necedad de Germán Martínez por meter las manos hasta donde no debe de hacerlo.

El caso del combustible ha estallado desde un rincón del que normalmente no recibimos noticias. Los pescadores en varios puertos han comenzado a organizarse porque el precio del diesel ha rebasado el margen de las magras utilidades. El perro del sistema Pedro Ferris ya comentó que detrás de estos movimientos están los líderes campesinos, que "son todos unos pillos, ninguno se escapa" (mencionado en su programa matutino en Imagen el pasado 6 de enero). La realidad a mi entender es otra. El repunte significativo que tuvieron los precios del petróleo provocó que el gobierno federal tuviera que financiar a través de un subsidio parte del precio de estas gasolinas. Algunas de las cosas chuscas que vivimos durante esos días era que los gringos cruzaban la frontera para comprar gasolina mexicana al tiempo que algunos mexicanos con visión empresarial comenzaron a construir tanques ficticios en sus autos para cruzarlos a las ciudades norteamericanas a vender el combustible clandestinamente. Una de las medidas tomadas en el Olimpo para resolver este gasto inesperado fue comenzar el deslizamiento del precio de los combustibles hasta una meta desconocida por nosotros los mortales. Los usuarios hemos básicamente resistido estoicamente los aumentos, sin embargo en las áreas productivas ha comenzado a resentirse el precio de la sustancia que hace funcionar a la mayoría de las máquinas. La decisión de aumentar sigue a pesar de que el precio del petróleo ya está a menos de un tercio de lo que se encontraba entonces. Hoy la gasolina cuesta 15% menos en Estados Unidos que en México. Los pescadores han comenzado un paro indefinido y el precio del pescado y los mariscos probablemente se irá por los cielos, justo cuando se acerca la Semana Santa. Veamos en qué termina esta historia.

La otra, un poco más divertida para los que nos gusta la política, es la incesante obsesión de Germán Martínez por meter las manos en todos lados, les decía. En Nuevo León normalmente las familias pudientes de esta zona han controlado las formas y los fondos en las elecciones internas de ese partido. Ahora se pretende dar un golpe de timón y hay más de uno que no se dejará vencer tan fácilmente. La disputa es real pues el PAN tiene una posibilidad grande de llegar a la gubernatura. Fricciones normales, dirá algún analista experimentado. Germán Martínez tendrá en esta ocasión la posibilidad de llevarse un récord Guiness: Perder hasta donde ya la tenía ganada, todo por su necedad. Y luego se preguntan por qué Manuel Espino comienza a carraspear para ser tomado en cuenta en la escena política nacional. Pero entendamos que Germán no se mueve solo. Este esfuerzo centralizador tiene autoría en un proceso que inició Felipe Calderón cuando llegó a la presidencia. El señor al querer controlar todas las canicas (pero todas en verdad), puede provocar que más de un aliado se le termine volteando. Ya no estamos en tiempos del salinismo todopoderoso, pero parece que la gente de Calderón no termina de entender esto con todo y su interminable registro de elecciones locales.

Ante la soberbia chilanga, en ocasiones las provincias tienen algo interesante qué decir.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Eso le pasa al gobierno por subsidiar los combustibles, que los pongan a su precio internacional y que los consuma el que pueda.

Ricardo Martínez dijo...

Totalmente de acuerdo. Cuando era el gobierno el que pagaba, la COPARMEX se le fue al cuello a Hacienda por andar despilfarrando dinero. Ahora que el precio está por debajo del precio impuesto por Hacienda, son los productores los que se le van al cuello. Es una lucha tonta y que no tiene por qué emprender.

Cerebro dijo...

Yo también concuerdo, pero... ¿Que andas haciendo tu escuchando el programa de Perro Ferriz?

Hari Seldon dijo...

Me da risa que ahora los izquierdistas son los que piden que baje el precio de la gasolina, cuando la forma más eficiente de garantizar que el precio de la gasolina se fije automaticamente al precio del mercado internacional es PRIVATIZANDO. La mejor solución fue rechazada y ahora los izquierdistas se quejan de las consecuencias de su necedad.

Ricardo, lo de "provincia", bueno, eso me retuerce, pero una de las cosas que siempre me va a dar risa es cuando los chilangos hablan del "interior de la república", como si el DF estuviera en el "exterior". ¿Son marcianos, o qué?, preguntaría un amigo de mi papá.

Sobre lo que dices de la elección, creo que el PAN necesita que alguien le meta orden por que dentro de NL no pueden meterlo. Digo, ya se colaron al partido los corruptos, desde Gerardo Garza Sada, Chema, y ahora Adalberto Madedo. Si el PAN quiere ganar tiene que ofrecer algo diferente al PRI, y eso es honestidad, eficiencia, y progreso. Los pre-candidatos que aspiran a llegar a Gobernador por el PAN no satisfacen esos requisitos. En mi opinión, creo que si es necesario que el PAN ponga órden en su casa, debe hacerlo en Nuevo León por que es ejemplo al resto del país. Nuestro Estado necesita un gobierno digno de nuestra estatura, y luego de 6 años de Nati, nos urge más que nunca.

Cerebro, en Nuevo León, es dificil encontrar noticieros de calidad en FM, y el AM no tiene buena recepción en todas las zonas de la ciudad debido a las montañas. Es por eso que a veces es necesario escuchar a Pedro Ferriz. Claro, yo desde que tengo iPhone, ando a puro podcast... pero ese soy yo el presumido.

Anónimo dijo...

A mi si me cae bien Pedro Ferriz, sobre todo cuando ataca a la izquierda es muy divertido...

Ricardo Martínez dijo...

Cerebro, es un triste accidente. Resulta que compré un nuevo radio para mi carro que, considerando la altura y cantidad de montañas que tiene Monterrey, no tiene suficiente potencia para poder sintonizar AM. Eso me deja ante la única opción de escuchar a ese señor. Algunas veces se avienta dos o tres buenas puntadas como ésa que me hacen reír. No es tiempo perdido completamente. Esperemos que pronto se concrete la concesión de FM a todas las radiodifusoras y así poder regresar a Oscar Mario Beteta o Sergio Sarmiento.

Hari, en ningún punto de la propuesta de reforma de Calderón o del PRI mencionaban algo de liberar el precio de los combustibles. Aunque entiendo tu punto, no creo que tengan mucho que ver las discusiones que se dieron frente a la necesidad de liberar el precio de las gasolinas. Se puede dar lo segundo sin necesariamente permitir lo primero. Liberar de impuestos a los combustibles es decisión de Hacienda independientemente de quién tenga el título de propiedad de PEMEX.

Anónimo, coincido que es divertido. Especialmente cuando se exhibe ridículamente atacando al aire a gente sólo por su afiliación partidista y sin más argumento que su opinión "son todos unos pillos, nadie se salva". Enorme Ferris.

Ricardo Martínez dijo...

Hari, sobre lo de Nuevo León lo que molesta es que Germán Martínez quiera pasar por encima de los cuadros que ya existen en este Estado y llegar a dar manotazos como si se tratara del viejo PRI. El señor ha demostrado reiteradamente estar peleado con las dinámicas democráticas y es un cerrado y necio. Hay ocasiones en que los manotazos no son la mejor estrategia. La mejor prueba es Yucatán hace un par de años, o Michoacán el año pasado. Ambos los perdió el PAN porque la dirigencia nacional se peleó con los cuadros locales ¿Otra vez en Nuevo León? Parece que así será.

Hari Seldon dijo...

Ricardo, ¡claro que la propuesta de Calderón no incluía nada de libertad! Incluirla hubiera sepultado la Reforma por que ninún partido de oposición la habría apoyado. La oposición, que está en contra de la libertad, controla al Congreso. Por eso tenemos las leyes opresivas que tenemos.

El tema de liberar los impuestos, liberar el precio de la gasolina, y quien tiene el título de propiedad de PEMEX son TRES TEMAS DISTINTOS, y yo agregaría un cuarto tema relevante: la comeptitividad de PEMEX.

Privatizar PEMEX no es necesario. Solo basta reducir el impuesto a la gasolina, permitir que sean las gasolineras (que ya son privadas, por cierto) y no PEMEX quiens fijen el precio que quieran, y que también las gasolineras puedan decidir con libertad comprar la gasolina de cualquier fuente nacional o extranjera que deseen (obvio, nacional solo hay PEMEX, así que la libertad vendría de poder importar gasolina sin tener a PEMEX de intermediario). Eso reduciría dramaticamente el precio de la gasolina, beneficiando a la ciudadanía. Claro, también arruinaría a PEMEX, a menos que lo privaticen. La privatización beneficia a la ciudadanía y perjudica a los políticos, es por eso que los políticos difunden mentiras en su contra.

Sobre lo de German Martínez, de acuerdo en que su estilo puede usar una mejoradita (aunque en Michoacán hubieran perdido no importa qué). Sin embargo, eso no cancela que el PAN de Nuevo León y sus "cuadros locales" necesiten una limpia. El peligro es que yo veo al PAN local tan desubicado que los creo capaces de nominar a Madedo, como nominaron a Mauricio "los jotitos también tienen derechos humanos" Fernandez hace 6 años. El PAN son el único partido en México capaces de sacar la derrota de las garras de la victoria. Fernando Elizondo los llevará al triunfo, y también mejorará Nuevo León. Como llegue Elizondo a la candidatura del PAN es lo de menos en estos momentos. El PAN necesita un buen candidato, si no, no importa si lo eligen los "cuadros locales" o la dirigencia nacional; van a perder... Y Nuevo León no se puede dar el lujo de seis años más de nepotismo, corrupción, deuda, e inflitración del narco (es decir, del PRI). Es hora de cambiar.

Ricardo Martínez dijo...

hari, Precisamente por el tráfico de influencias y corrupción que representa al grupo Santos Elizondo es que me preocupa que llegue Fernando Elizondo a la gubernatura. Extraño que coincidamos en ese punto por motivos diferentes.

Anónimo dijo...

Si, Ricardo, lo que NL necesita es un rojillo que extermine a los ricos y vaya a besarse con Fidel...

Hari Seldon dijo...

Ricsardo, ¿cual es tu candidato?

Ricardo Martínez dijo...

Aún no he visto la propuesta de ninguno de los precandidatos pero hasta este momento basándome en desempeño en su último puesto votaría por Fernando Margain.

Hari Seldon dijo...

Yo estoy muy enojado con Margaían por lo que le ha hecho a San Pedro. No me parece un buen alcalde, y menos para ese municipio. Claro que la otra opción hubiera sido mucho peor, pero es hora de dejar de conformarnos con elecciones entre el malo y el peor, y demandar que al menos uno de los partidos nomine a un candidato bueno. Como el PRI no tienen ninguno, tendrá que ser el PAN....

Ricardo Martínez dijo...

Margain logró recuperar el prestigio que la policía de San Pedro había perdido con Alejandro Paez. Sólo por eso yo lo recompensaría con mi voto.

Hari Seldon dijo...

Durante Margaín, la policía de San Pedro intentó sacar "mordidas" de mi mamá cuando le chocaron su carro. (Sí, fue victima y los transitos le quisieron sacar mordida). Mi mamá no es la única. He escuchado incontables casos similares.

Durante Margaín, han aumentado los secuestros en San Pedro.

Durante Margaín, San Pedro es más inseguro y aún más corrupto. Eso sin contar el desdén con el que trata a los ciudadanos que le piden solución a temas que les incumben en la comunidad.

¿Dónde está el prestigio?

Anónimo dijo...

Yo conozco un poco a Fernando Elizondo y me parece por mucho el mejor candidato...