mayo 03, 2009

Reconocimiento público

La respuesta del gobierno federal fue contundente a pesar de que sabían que acarrearía un costo político y económico enorme. Se le podrá acusar de muchas otras cosas, pero a mi juicio su labor en estos días de crisis ha estado a la altura y es necesario hacer un reconocimiento.

Hace unos días reflexioné sobre el papel que los políticos podrían tener durante estos días de emergencia y cómo eso se podría convertir en una palanca para las elecciones federales intermedias. Un buen papel tendría que significar para el partido en el poder (a nivel federal y local) un premio de parte de los ciudadanos. La respuesta del gobierno desde el primer jueves que se convocó al Consejo de Salud presidido por José Ángel Córdova Villalobos algunos la tacharon de exagerada y con ganas de crear pánico. La verdad es que ese pánico era necesario o de lo contrario las consecuencias hubieran sido mucho mayores.

La suspensión de clases fue el primer golpe, luego la recomendación enfática para evitar congregaciones masivas. Salvo algunas excepciones, todos han acatado la señal y el virus se encuentra en su ocaso (no así el peligro, sólo los casos), lo que llevaría a un estado de estabilización según nos han comentado los medios de comunicación. Las quejas han venido de varios flancos, particularmente el ramo económico que ha visto afectada su actividad por obvias razones. Los de la industria turística se encuentran en el momento más crítico de muchos años, Rodolfo Elizondo incluso mencionó que esto será mucho peor que el huracán Vilma de 2005 que destruyó la zona hotelera de Quintana Roo. La confianza tardará mucho en recuperarse y los señalamientos discriminatorios contra todo lo proveniente de México no se han hecho esperar. La clave aquí será impulsar el consumo interno que debe ser nuestra tabla de salvación.

¿Cómo entonces, con todo esto encima, puedo afirmar que fue una buena decisión? La sociedad se encuentra en un estado paranoico, la economía ya golpeada por la crisis económica probablemente entre en una fase todavía más preocupante, la confianza económica hacia México desde el exterior se encuentra en un momento lamentable, y ayer publicaba El País un análisis sobre cómo es posible que mientras en otros países la influenza ha cobrado cero vidas, aquí ya vamos para la veintena. Pareciera que la evaluación debería ser adversa.

La respuesta es mucho más simple. El presidente tal vez no tuvo alternativa y se lanzó al vacío. O tal vez decidió asumir los costos y esperar que el resultado a mediano plazo le recompensara, tal vez demasiado tarde para la elección intermedia ¿Cuándo un político hace este cálculo y decide sacrificar los indicadores de buen gobierno y economía sana por un bien mayor? La salud es un caso inobjetable. Volvamos los ojos a un caso donde el gobierno hubiera decidido callar y dejar que esto se multiplicara, y sólo decretar un estado de emergencia cuando los números fueran apabullantes. Pudiera haber tenido todos los argumentos para no generar pánico y esperar a que la cepa fuera en verdad un peligro para la salud pública. Con un caso relativamente focalizado en la capital y con pocas muertes, decidió que esto era una emergencia que necesitaba todos los recursos y toda la atención ¿Quién toma una decisión de este tipo? No cualquiera.

Otra ¿Cuántas veces hemos visto al presidente salir en los medios? Prácticamente ha delegado el asunto al secretario correspondiente ¿Cuántas veces pudo haber tenido la oportunidad para al mejor estilo de Vicente Fox, salir y decir que todo estaba bien y venderse como un político que está en la primera línea del combate? ¿Cómo superar la tentación? Algunos le han criticado su falta de protagonismo, yo se lo aplaudo. Si la oposición detectaba un dejo de propaganda electoral en este asunto hubiera sido un desastre.

¿Cómo reconocer una serie de decisiones costosas como algo que se merece reconocer? Creo que estamos ante un ejemplo de lo que debe hacer un buen gobierno ante una crisis de la magnitud de que nos encontramos hoy en día. Es muy fácil criticar, reconocer es lo complicado. Con todos los defectos que seguramente le podemos encontrar a las decisiones que ha tomado el gobierno en estos días, hoy yo quiero hacer un reconocimiento público al gobierno federal porque se ha comportado a la altura de las circunstancias.

13 comentarios:

Batz dijo...

No cabe duda que los costos políticos y económicos han sido altos, pero esa alternativa ha sido mejor que el incremento de las personas infectadas/muertas.
Lo estúpido es que esto sea utilizado por algunos como estrategia para obtener beneficios personales. Pero a menos de que dejemos de ser humanos, esa seguira siendo la tendencia.

Me da gusto que puedas tener opiniones en contra, pero también a favor de las personas en el gobierno. Habla bien de ti.

Ricardo Martínez dijo...

O habla de que el aburrimiento crónico ya está causando estragos en mí.

Anónimo dijo...

¿Quién toma una decisión de este tipo? No cualquiera.No, no cualquiera, se requiere una cobardía sin precedentes para que en vez de tomar las medidas justas para un problema, decida exagerarlas hasta la nausea, todo con tal de quedar bien con base en el pánico.

Así, el gobierno federal creó el pánico irresponsablemente y ahora resulta el salvador universal de un virus chafa que no servía para nada y que no representaba peligro para nadie.

Lo valiente hubiera sido tomar las medidas justas, tomar medidas exageradas no es de valientes sino de cobardes e irresponsables.

Por ahí luego citan la graduación 5/6 que se le dio a la "epidemia" en la OMS, como si esa graduación midiera la peligrosidad de un virus, siendo que en las escalas que verdaderamente miden la peligrosidad con base en verdaderos parametros como la mortandad, el virus chilango no llega ni al primer grado de alerta.

También citan a la OMS como respaldo de todas las idioteces que hicieron, como si la OMS gobernara México o como si lo que dijera fuera dogma, la OMS siempre anda haciendo recomendaciones idiotas porque decir idioteces siempre es grátis, hoy le sale la puntada de recomendar a todo mundo crear centros de investigación de mil millones de dólares, mañana que la recomendación es apegarse a una metodología que cuesta otros tantos miles de millones... claro, recomendar cosas obvias no cuesta nada, lo que cuesta es recomendar cosas cuando las cosas no están claras, y diciendo como hacerle, si la OMS va a recomendar algo caro, que recomiende también a costa de que debemos de cumplir sus caprichos, eso sería útil y podría discutirse, pero eso de nomás andar recomendando cosas que ya todo mundo sabe que no tiene, no tiene chiste ni mérito.

Y bueno, para decepción de todos los que no tienen vida y el pánico los sacó de sus aburridas rutinas, el gobierno ya no puede sostener más esta farsa, ni modo, a trabajar!! jajaja

Ricardo Martínez dijo...

anónimo, tal vez el virus resultó chafa precisamente por lo que hizo el gobierno a tiempo, antes de que fuera una epidemia incontrolable.

Anónimo dijo...

¿Y que razones tienes para abrir esa posibilidad?, porque toda la información indica que el virus no se debilitó, sino que simplemente NUNCA fue una amenaza.

Ricardo Martínez dijo...

El virus no se debilió. Simplemente una posibilidad es que ante las precauciones tomadas, éste no pudo trasmitirse de humano a humano como hubiera pasado si no hay la señal de emergencia de parte del gobierno.

Pero tan es posibilidad esa como que el virus no era tan peligroso como se pensó en un principio. De cualquier manera prefiero la exageración a la indiferencia ante una amenaza.

Anónimo dijo...

De cualquier manera prefiero la exageración a la indiferencia ante una amenaza.Eso no le quita el carácter de negligente, irresponsable y sobre todo, cobarde. Sin duda el Secretario de Salud debe renunciar y largarse del país.

Anónimo dijo...

Yo creo que el gobierno se comporto a la altura de su pueblo: El gobierno hizo un escandalo en un vaso de agua porque era la unica manera como el pueblo iba hacer caso a recomendaciones tan sencillas como la higiene y el contacto fisico.

Si el gobierno lo hubiera tomado en serio el pueblo no lo toma en serio. El gobierno espanto a la poblacion y el pueblo lo tomo en serio.


HAce dos domingos leyendo el periodico local hacia un escenario de la epidemia y decia que iba a matar gente, lo iba a tener el 25 % de la poblacion y que el virus estaba cediendo ante una medicina que el gobierno la tenia almacenada en su reserva medica.

Si eso lo dice el gobierno de Mexico el pueblo lo toma a broma. y aqui todo mundo previnio. No es estos sean mejores ni los nuestros peores, sino simplemente no tomamos muchas cosas en serio.

Y de que le va a sacar provecho, pues claro, la politica es la politica en cualquier parte del mundo.

Y el virus nunca fue una amenaza sino no se le dio el seguimiento al inicio.


A mi lo que me preocupa es la caida del PIB de febrero, el pais esta en franca caida, y no hay muchas opciones para sacarlo a flote, la unica manera es espantar al pueblo para que se ponga las pilas, pero eso a ningun gobierno le conviene.
En fin otro punto de vista

Saludos
Alex

Cerebro dijo...

Ahora aquí si te voy a dar la contraria Ricardo. ¿Que el virus existe? si existe, ¿Que hay que tomar precauciones?, si hay que tomarlas.

Pero yo creo que si hubo una exageración deliberada, tanto que se "dieron la chanza" de hacer varias reformas y pedir préstamos millonarios al FMI y al BM que en cualquier otra época tal vez hubiera sido mas difícil.

A mí me llama la atención que se siga promoviendo masivamente el uso del tapabocas cuando se sabe que no funcionan. Y también que aquí nadie diga nada sobre la "ineficacia del tapabocas" pero si se hable ampliamente de eso en El País y en la BBC

Ricardo Martínez dijo...

Alex, funcionó el susto.

Cerebro, se pasaron las reformas porque el periodo ordinario estaba por concluir el 30 de abril y normalmente los legisladores hacen esas aprobaciones al cuarto para las 12. A veces la verdad es más simple que cualquier teoría conspiratoria.

david dijo...

Siempre se busca un enemigo comun para crear solidaridad hacia el gobierno (como representacion de Mexico ante el mundo).

Primero el narco era el malo, luego los secuestradores, luego otra vez el narco, luego Forbes, despues la gripe y ahora los paises que discriminan a Mexico por la influenza H1N1.

Siempre el gobierno haciendose la victima (como lo hizo Bush en contra de Iran, Irak, el Taliban y a veces hasta Chavez).

Angel dijo...

Claro, hay que agradecer lo de la legalización de las drogas, lo demás son cuestiones superficiales sin importancia.

Cerebro dijo...

Yo creo que era lo mejor que se podía hacer, legalizar las drogas. Que ojo en los diarios europeos a la reforma de nuestras leyes le llaman "Legalización de Drogas" y aquí se le llama de cualquier otra forma.

No entiendo porque el gobierno no solo promueve los cubrebocas que ya sabemos que no sirven, ¿tal vez para que la gente se sienta segura?, no creo porque al salir a la calle y ver a la gente con su cubrebocas se me hace sacado de una película de ciencia ficción. Tal vez podría ser para que la gente recuerde que estamos en medio de una "epidemia", pero a mi se me hace una tomadura de pelo que se engañe a la gente así, y entonces hay que pensársela dos veces antes de "reconocer" el trabajo de Calderón y de Ebrard.

Y también hay que pensársela 2 veces cuando la OMS dijo que el gobierno no había hecho caso ante las alertas. Entonces en el mejor del los casos podríamos decir que la solución correctiva fué buena, pero la preventiva fué pésima.

Y ahora no solo hablamos de los "cubrebocas", sino del "gel antibacterial" para ¿matar virus?, háganme el favor.