junio 03, 2009

Cuando Aviacsa nos estorba

Amanecimos con la novedad que, oh casualidad, los aviones de Aviacsa eran chatarra que ponían en riesgo a los pasajeros y a los bienes que éstos transportaban, y había que suspender sus vuelos de manera inmediata. No se habían percatado antes, fue un momento de brillantez espontánea de nuestras autoridades de la SCT. Al parecer la salida de Luis Téllez no terminó con los favores que le deben a Volaris, ni con su intención de sacar del mercado a una empresa cuyo único pecado es no estar del lado de los empresarios amigos de Treviño Landois.

Si la estrategia de los adeudos no funcionó, gracias a la magia del jurídico de esa empresa a través de los amparos, había que buscar otra forma. Si fueron capaces de recapitalizarse y renegociar las deudas que tenían con proveedores, el golpe vino por el lado de la seguridad. Esta misma estrategia fue la utilizada hace ya algunos años contra Aerocalifornia. A final de cuentas los únicos que pueden certificar la seguridad de los aviones son las mismas autoridades que hoy en día muestran para quién trabajan en realidad.

Hay varios asuntos en la agenda política que seguramente están presionando para que Aviacsa salga del mercado. Desconozco si serán capaces de sobreponerse de este nuevo golpe de su competencia a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Por un lado está la urgencia de reducir la oferta de vuelos, para así poder subir los precios. Aeroméxico y Mexicana han tomado la iniciativa legal y política de presionar al gobierno y a la Comisión Federal de Competencia para buscar medidas proteccionistas. Una de sus estrategias era amenazar con la fusión, que finalmente no se dio, o al menos hasta este momento ya se ha enfriado esa situación.

El otro asunto es el de los espacios del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). Mientras que las aerolíneas más antiguas tienen derecho de piso, todas aquellas empresas que surgieron por los favores de Vicente Fox tuvieron que conformarse con aterrizar en Toluca, con excepción de Interjet que ya había recibido como regalo de la SCT haber sacado del mercado a Aerocalifornia y haberse quedado con sus slots en el AICM. Había que hacerle el mismo favor a la empresa de Azcárraga y Slim. De esto no me queda duda cuando la oferta de Volaris esta mañana ha sido que por 1,000 pesos cualquiera de los pasajeros varados en donde coincidan destinos (oh casualidad, otra vez), podrán volar con ellos.

Será cuestión de días para que Volaris comience a aterrizar en la capital, y también para que se consume un ejemplo más de cómo se reparte la justicia en nuestro país. Aviacsa desaparece porque le estorba a los mismos cuates que siguen repartiéndose el país como si fuera de su propiedad. Los objetivos de generar empleo y promover el turismo pueden esperar mejores días.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo como ex empleado de ahi (mecanico) y muy agradecido en lo que me dio Aviacsa,, tambien reconosco la falta de mantenimiento ADECUADO a los aviones, es mas facil sacar el avion aunque ya con los pasajeros los regresemos de la pista que tener las piezas porque no hay dinero para comprarlas. Nos jinetearon nuestros fondos de ahorro y cualquier crisis externa era buen pretexto para hacer paros tecnicos no oficiales. Es una lastima lo que esta pasando, pero pues erea logico. Yo no se si
Tellez le daba favores a Volaris como lo dice el articulo, lo que si es cierto es que los aviones SI SON UNA CHATARRA.

Ricardo Martínez dijo...

Anónimo, agradezco mucho tu comentario. Sin duda tú tienes mucha más información que yo que veo las cosas de fuera. Lo aprecio. Podría decir a favor de la empresa que muchas de las dificultades financieras que están pasando en estos meses fueron producto de esta guerra en juzgados y oficinas administrativas. Eso no justifica, sin embargo, dejar desamparados a los trabajadores que son quienes menos culpa tienen.

Carlos dijo...

Si hoy que me entere por el radio lo primero que se me vino a la cabeza fue el de de por si ya tenían problemas políticas desde antes con Volaris como lo mencionas, solo por eso los bajaron del aire.

Pereque dijo...

La alternativa a la operación gubernamental para sacar a Aviacsa es que éstos tienen la peor suerte del mundo y si no se les ha caído un avión es sólo porque el Monstruo Volador de Espagueti es muy grande. A lo mejor hay otra pero no se me ocurre.

Ah, recuerdo cuando era joven e inocente y creía que el PAN era defensor del capitalismo de libre mercado.

Saludos.

Ricardo Martínez dijo...

El subsecretario de transporte Treviño Landois debería echarse una platicada con la gente del proyecto Vive México ¿Cómo es posible que se estén cruzando los cables de esa manera en el gobierno federal?