julio 23, 2006

Medio Oriente en coma

Ariel Sharon tiene varios meses en coma y tal parece que así se encuentra Israel, mientras Ehud Olmert el nuevo primer ministro israelí se abalanza en una ofensiva desastrosa contra Líbano que le puede costar muy cara. Su esfuerzo debe estar encaminado a ganar credibilidad ante Likud, el partido que ahora lo respalda muy endeblemente en la espera de una pronta recuperación del antiguo primer ministro.

Olmert la tiene difícil ante sí, pues a pesar de tener a uno de los ejércitos más poderosos del mundo, y además tener el irrestricto apoyo de Estados Unidos, el pantano de Medio Oriente siempre tiene formas heterodoxas de cobrar facturas a quienes osen aventurarse en sus tierras. Así la pagó el mismo ejército estadounidense que ya no encuentra la forma de salir de su aventura irakí.

El grupo de Hezbollah (terroristas o insurrectos dependiendo del lado desde el cual se esté leyendo la nota) ha sido la justificación para el sangriento ataque que ha dejado a Beirut hecha ruinas. Sin embargo los países musulmanes no caen fácilmente. Su fortaleza está en la resistencia que deja desangrar hasta al mejor entrenado. La guerra será larga y estará abierta en por lo menos dos frentes: Palestina y Líbano. La aventura de dos frentes siempre ha sido la causa de muchas derrotas, ahí tenemos el caso de Napoleón y de Adolf Hitler. Sin embargo ésta se podría transformar en una guerra hasta de cuatro frentes si las cosas siguen empeorando.

El verdadero riesgo para Olmert e Israel se encuentra un poco más al este. Es más que sabido que Hezbollah está siendo apoyado por Irán y por Siria, países que están encaminando las cosas hacia un enfrentamiento mayor, todo por el control del preciado petróleo que cada vez se acerca más a la amenazadora frontera de cien dólares por barril. Los misiles que ahora dispara este grupo tienen un origen iraní y son mucho más poderosos de los que normalmente tienen en su poder. Por el lado de Palestina quizá la estrategia no sea tal, sino una mera distracción.

El fondo del asunto se encuentra en Irak, en donde la población chiíta afín al gobierno iraní ahora tiene la mejor justificación para buscar una alianza con este país que se sospecha fuertemente ya posee arsenal nuclear o está en el proceso de conseguirlo en el muy corto plazo.

Las piezas se están moviendo para un conflicto mayor. Hay algunos que dicen que todo es una gran cortina de humo para esconder el fuerte déficit estadounidense, quien está utilizando a su hijo travieso Israel para mandar el petróleo por las nubes y así crear una recesión mundial en donde el gran ganador siempre será Estados Unidos. Sin embargo si esto fuera el caso habrá que ver muy de cerca la reacción de Pekín y Bruselas (cede de la Unión Europea) quienes quizá tienen algo qué decir en este conflicto.

Tal parece que aquí tenemos una versión moderna del inicio de una guerra fría entre las dos potencias: China-Estados Unidos, que tal vez inició en 2002 con el ataque estadounidense a Afganistán posterior al 9/11, y no ha terminado desde entonces. Los países afines a China (Irán el más poderoso de ellos pero sin descartar a Pakistán o a la misma Rusia), y los países afines a Estados Unidos (Israel principalmente) se enfrentarán en varios terrenos hasta lograr sus objetivos. El papel clave será entonces la Unión Europea quien ante su más fuerte debilidad (falta de petróleo propio) no permitirá un arrebato de Estados Unidos o de China sin cobrarles a ellos un depósito de garantía.

El peligro de Medio Oriente es la posibilidad de una explosión violenta que afecte a más de un país nuclearmente peligroso. Israel en este momento quizá necesite más que nunca la sensatez de un Ariel Sharon que siempre supo cuándo detener la maquinaria bélica. El problema es que la cabeza de Israel se encuentra en coma.

Esta guerra largamente anunciada podría ser detenida en el Consejo de Seguridad de la ONU si es que verdaderamente existiera la voluntad de hacerlo. Es sin embargo el trasfondo económico lo que lo impide. Condoleeza Rice había demostrado algunas aptitudes para la diplomacia, mucho más avanzados que su predecesor pero tal parece que la cercanía de las elecciones legislativas en noviembre pone nervioso a más de uno ante los fracasos económicos locales: Estados Unidos será el Rey del jaque perpetuo, teníendose que mover de la casilla del rey a la casilla de la reina insistentemente, todo por el terrible error de embarcarse en una guerra de largo plazo sin el apoyo internacional. Su papel se verá reflejado a través de Israel.

Desgraciadamente Ehud Olmert al parecer está muy dispuesto a tomar ese papel que desde Washington le han mandado hacer. Desgraciadamente para un pueblo israelí que ya había demostrado un compromiso para resolver el conflicto en el Medio Oriente y finalmente tomar su papel de líder de la región.

Que alguien despierte a Sharon, por favor.

5 comentarios:

Batz dijo...

Me hace falta leer mucho mas sobre el conflicto que aca mencionas. No lo que pasa ahora, sino lo que ha estado pasando por a~os y a~os...

Siempre el dinero y el petroleo... Que sociedad mas jodida no?

Reva Doiss dijo...

Cual de todas?

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Very pretty site! Keep working. thnx!
»

Anónimo dijo...

Your are Nice. And so is your site! Maybe you need some more pictures. Will return in the near future.
»