julio 03, 2006

Panorama del 3 de julio

Calderón 36.49%

AMLO 35.43%

Madrazo 21.37%

Casillas computadas: 95.36%

Después de quedarme dormido me desperté con la sorpresa de que Calderón recuperó algo de terreno durante la madrugada. Como se dijo al principio, la captura de casillas no tiene ningún tipo de representatividad por lo que no se podía hablar de "un triunfador" aunque fueran 80% de las casillas.

Inclusive ahora con mas del 95% computado aún no existe un diferencial que supere el error estadístico suficiente para declarar a un ganador. Se está confirmando la postura del IFE de anoche y tendremos que esperar.

Estamos a unos momentos de que el conteo preliminar termine. Seguimos con la misma incertidumbre que tuvimos a las ocho de la noche. Es interesante confirmar que nuestro país se encuentra dividido de una manera casi matemática.

A pesar de que se ha proclamado una alta participación podemos percatar que la participación bajó 10 puntos de 2000 a 2006. Existe una franja más amplia de inconformes con la elección o de apáticos.

Una hipótesis que he venido manejando últimamente es que el factor de desactualización del padrón electoral cada vez es más evidente. Las larguísimas filas para votación en casillas especiales son quizá un síntoma de esto.

Otra conclusión que nos podemos llevar de esta elección inconclusa es que quien gane tendrá una amplia oposición en el congreso y en todos los ámbitos, incluyendo la relación federación-Estados.

Definitivamente este resultado pondrá en la mesa la necesidad de ponerse de acuerdo entre los poderes y entre los partidos. La decisión del electorado sigue estando lo suficientemente dispersa como para estar seguros que ninguno de los partidos ha satisfecho las expectativas de quienes votan por ellos.

Última actualización: 8:43 am

Calderón 36.48%
AMLO 35.42%
Madrazo 21.39%

Total de casillas computadas: 95.59%

Otro factor a analizar será el poder que tendrá el PRI en este tiempo post-electoral. Su capacidad de ser el fiel de la balanza no lo venderá en absoluto barato. Su renuencia a hacer una declaración posterior a la declaración del Dr. Ugalde de parte del candidato de la alianza por México lo dice todo.

Inclusive su acreditación o no acreditación al proceso electoral puede ser vital para aquél que se alce finalmente con la victoria. Hay que seguir al PRI muy de cerca.

Se puede convertir en lo que el Rey Carlos fue en España posterior a la muerte de Franco. Hay que ver si está a la altura de los tiempos. También tiene qué ver con qué le ofrezcan tanto el PRD como el PAN.

Respecto a la elección del Congreso, los resultados apuntan a algo que predije anteriormente: Estará disperso el poder entre un PAN como primera mayoría pero no con suficiente, y un resto de partidos que por las cuotas de coalición quedarán sumamente debilitados. Dependerá mucho de las coaliciones de poder que lleguen a tener pero, por ejemplo en el caso del PRD era muy evidente que su capacidad de negociar con el PT y con Convergencia dependía de que llegara a la presidencia y pudiera repartir secretarías. Ahora podremos ver un deslinde de esta coalición. El caso del PRI no es tampoco muy cómodo al alcanzar sufridamente poco más del 27% de la votación para ambas cámaras. Muy pocos espacios para tantas exigencias. Veremos seguramente otra desbandada priísta.

Tendremos así posiblemente a 7 partidos en las Cámaras, cinco de ellos con suficiente fuerza como para ejercer presión parlamentaria al momento de tomar decisiones tales como el presupuesto y discusión de leyes en general. Incluso las comisiones serán un factor de inestabilidad el próximo septiembre cuando intenten repartirse entre siete todos estos espacios. Con un PRI y un PRD debilitados será muy difícil la negociación.

Este reto electoral nos hará ver la verdadera fuerza de nuestra democracia. Finalmente se confirma la hipótesis de que esta elección sería un refrendo. Desgraciadamente todavía no podemos cantar victoria de nuestras instituciones. Estos días serán cruciales para nuestra incipiente democracia. Tendrán mucho que ver el papel que tome el presidente (si finalmente deja su papel de candidato en campaña y se comporta como jefe de Estado), así como el papel de la primera minoría, ya sea el PAN o el PRD.

La última actualización dice:

Calderón 36.46%
AMLO 35.42%
Madrazo 21.41%

Tiempo de actualización 8:56 am, casillas computadas: 95.80%

3 comentarios:

akinorev dijo...

VA A GANAR CALDERÓN!

AAAH TAPOOOOOÓN.... =)

Reva Doiss dijo...

Cuando te obliguen a ir a misa los domingos por que es una obligacion de ser mexicano hablamos a ver a quien le hicieron tapón.

akinorev dijo...

Nadie tiene el derecho de obligarme a ir a misa los domingos. A ellos creeme que es lo que menos les interesa.