marzo 11, 2007

Los Primeros Días


Los primeros cien días por lo general es una tontería que hemos guardado de cuando verdaderamente los presidentes tenían la capacidad de hacer algo en tan poco tiempo. Esto es un poco más de tres meses, y supuestamente debería ser suficiente para evaluar qué tan eficiente y democrático será un titular del Ejecutivo.

Veamos,

Operativo Conjunto Michoacán, Operativo Tijuana, Operativo Guerrero, Operativo Triángulo Dorado (Chihuahua, Durango y Sinaloa), Operativo Nuevo León. Extradición de Osiél Cárdenas y otros tantos. Nada espectacular de aquí salvo lo que ya sabíamos: expandir tanto la fuerza militar y abrir tantos frentes es como intentar llenar una cazuela llena de agujeros con agua.

Seguro Universal. Todos los niños que hayan nacido a partir del 1 de diciembre tendrán seguro universal de por vida. Ya hemos platicado aquí de lo imposible de esta política.

Control del precio del maíz y castigo a los acaparadores. Todo contra ellos.

Redefinición del liderazgo latinoamericano contra Hugo Chávez. Ahora México es el estandarte del conservadurismo Latinoamericano con su mejor amigo Manuel Espino a la cabeza. Vaya noticia.

Si no me equivoco con esto terminamos los 100 días de Calderón. La mayoría de sus cohetes los ha gastado en anuncios sobre seguridad que no han dado todavía resultados.

La verdad que los 100 días es una costumbre añeja que ya nada tiene que ver con los tiempos modernos. Las legislaturas trabajan a partir de Febrero, por lo que el presidente tiene dos de esos tres meses sin posibilidades de mandar iniciativas importantes a las Cámaras.

Además tendríamos que ser justos y también evaluar los casi 200 días que ya llevan trabajando los de la 60 Legislatura sin haber hecho absolutamente nada relevante salvo ayudar a que a Patricia ya no la toquen ni con el pétalo de una rosa.

Y qué decir de los casi 1700 días que lleva el Gobernador de Nuevo León sin haber causado más que una proliferación de la delincuencia en la entidad y una corrupción rampante en todos los niveles del gobierno estatal.

Esta imagen para mí engloba lo que ha pasado en este tiempo con Calderón. Ejecuciones, ejecuciones y más ejecuciones. Aceptemos que el gobierno poco puede hacer para contrarrestar la ofensiva de la delincuencia organizada con el diseño actual de sus competencias. Pero también pensemos qué tanto se han esforzado diputados, senadores, gobernadores y presidente para cambiar ese diseño.

Con retenes militares no va a cambiar

5 comentarios:

Batz dijo...

Los 100 primeros 100 días son una estrategia de publicidad. De eso nos puede hablar Vero.. no?
La gente quiere soluciones rápidas, se cree lo que sale en el noticiero de la noche y listo...

Que se hagan cosas de valor es otro rollo que será atendido solo por quienes presten atención a estrategias de mediano o largo plazo.

Hay que darle oportunidad al presidente de trabajar con su equipo. Esperemos que si se lleven a cabo cambios suficientes...

alvaro dijo...

Yo lo mismo pienso, es demasiado pronto para juzgar a Felipe Calderón, yo he visto mas acciones para legitimarse, que acciones reales.

Como siempre pasa las dos corrientes polarizan todo. Unos dicen que los 100 primeros dias han sido un asco, y otros lo contrario.

100 dias es poquísimo para juzgar.

A.Castro dijo...

Cuando se decide competir por el cargo más importante dentro de la jerarquía política como lo es el de presidente de la república , se debe tener plena conciencia de lo que se dice y se hace. Las expectativas las construyó el propio Felipe , nadie le puso una pistola , en todo caso construir falsas promesas halagando sólo a la gente ; es demagogia. El balance de los primeros cien días es negativo , aun con el bombardeo mediático de las cien acciones de gobierno , hay un abismo enorme entre anunciar un programa ó mostrar resultados de que un programa de gobierno funciona. La sociedad en México no está incondiciones de convalidar un - cliché - como el de “ no lo dejan trabajar ” , “ es muy pronto para hablar de resultados” , ya que en el mismo tenor se trató de justificar la gestión de VFQ y nuestro pueblo sigue padeciendo las consecuencias. Yo sólo me permito recordar que previo a protestar el cargo FCH , tuvo tres meses en el proceso de entrega - recepción de gobierno , las labores fueron remuneradas y se dispuso de dinero del erario para tal efecto , si aceptaron o no el pago es otro asunto . Resulta inadmisible que el secretario de agricultura teniendo la información en sus manos del problema que se estaba presentando con el maíz no haya advertido que se perfilaba una crisis en este producto y prefirió que detonara , lo que ocasionó que se desencadenara un aumento de precios en productos básicos.

Reva Doiss dijo...

Batz y Álvaro, De acuerdo, las soluciones rápidas por lo general vienen mal hechas y con más problemas colaterales que soluciones. Habría sólo que comenzar a evaluar el desempeño de las propuestas de corto plazo. Es evidente que la concentración de Calderón en seguridad le está impidiendo de tomar otras acciones económicas que quizá podrían contrarrestar al mismo Narco. Pero esperemos, esperemos. No se puede todo de un golpe o abrimos otra más frentes de los que podemos luchar,

a.castro, Es evidente que cualquier candidato elevará más expectativas de las que podrá cumplir, eso no es exclusivo del PAN. Tienes razón al decir que el saldo es negativo y que fue él mismo el que se metió en esa camisa de once varas (la verdad nunca he entendido este término, que alguien me lo explique). Uno de los puntos que tocas es sumamente interesante, y tiene que ver con la necesidad de que la sociedad pueda hacerle rendir cuentas a sus gobernantes y que la presidencia (y las diputaciones, alcaldías, gubernaturas) no signifique un cheque en blanco durante tres o seis años. La verdad es que en México tenemos muy pocos elementos de evaluación del desempeño de nuestros gobernantes. Uno indirecto puede ser la elección intermedia donde por lo general el gobernador o presidente del a república ha venido perdiendo la mayoría en el Congreso como consecuencia de su falta de resultados. También es importante señalar que esperamos demasiado de personas que no tienen ya la capacidad ni las facultades para solucionarlo todo. La crisis del presidencialismo nos obliga a replantear nuestras instituciones quizá hacia sistemas donde tengamos factores de flexibilidad (que podamos remover más fácilmente gobiernos incompetentes), pero también de corresponsabilidad (gabinetes ratificados que puedan ser removidos, jefes de gabinete, presupuestos aprobados por ambas Cámaras).

alvaro dijo...

No se trata de criticar solo a Calderón, sino que la mayoría de los políticos hacen esto o ¿si ustedes fueran presidentes, no harían esto?.

Según una encuesta del periódico Reforma casi 50% duda de la legitimidad del presidente (como 33% creen que hubo fraude y como un 13% no estan seguros si fue limpio). Obviamente se trata de hacer parecer que está haciendo muchas acciones y tomando decisiones firmes, para que suba en las encuestas.

Así de facil, el narco. Cualquier persona sabe que si no hubiera salido vestido de militar y hubiera anunciado el narco a todas luces, hubiera sido mas efectivo. Es mas, vemos que en los estados donde hubo operativos, sigue habiendo la misma violencia.

Y esto no es solo de Calderón, así son todos los políticos mexicanos. Yo creo que ya debemos de empezarnos a darnos cuenta que no existe el "bueno" o el "malo". Todos los políticos buscan sus intereses.