marzo 22, 2007

Papel


En unos años quiero pensar que el papel ya será una pésima decisión que tomamos para matar árboles. La digitalización permitirá que dejemos de imprimir, de escribir en papel. Esto revolucionará nuestro mundo si no es que ya lo ha hecho.

La primera noción que desaparecerá es la idea de la presentación física de los documentos. Probablemente la firma desaparecerá como la pensamos hoy ¿Dónde firmaremos si no hay papel?

La segunda noción tendrá que ver con la transportabilidad y paquetería. El espacio y el tiempo desaparecen como los conocemos porque en un instante tendremos todos los documentos que querramos.

No hay tercera. Hubiera sonado bonito que lo hubiera. Sólo quería denotar que me siento feliz que experimentaré el día en que el papel sea una antigüedad. Uno de los principales enemigos de esta tendencia serán irremediablemente los gobiernos ¿Se han dado cuenta de la cantidad de papel que gastan?

Habrá un aspecto importante a pensar en el futuro. Sin papel la clave será el acceso a las bases de datos, ¿qué tan restringido o abierto será el acceso? Actualmente una fotocopiadora nos salva del problema ¿Mañana?

2 comentarios:

Batz dijo...

El papel será todo un lujo. Que vamos a hacer para los libros? Algo habrá que inventarse, porque es horrible leer en la pantalla, y eso de bajarlo al iPod no es onda tampoco.

Reva Doiss dijo...

Creo que el siguiente paso puede ser diseñar pantallas con características propias del papel (textura, manejabilidad, etc.)

Respecto a los libros. También tendremos que recrear el característico olor del papel viejo que los libros nos dejan. Y qué decir del polvo que nos hace estornudar