abril 30, 2007

Reacción

Una constante que me he encontrado en mi diario es a cierto grupo de personas que les tiene sin cuidado la vida. Estos por lo general son un amplio número que se escuda en el "no lo hice yo, no tengo porqué arreglarlo", o en el "mientras no me afecte a mí, no me importa".

Bueno, todos tenemos un poco de esto y no estoy aquí para juzgar a nadie. Existen también otros numerosos que dicen "quiero hacer algo, pero no sé qué", que se quedan en el medio de "dime tú para qué soy bueno". Están conscientes de que existen problemas, y están conscientes de que éstos no se van a solucionar solos sino que hay que imprimirle un poco de energía en determinado sentido para que comience a caminar, pero en realidad no tienen idea de cómo su actuar puede ser valioso. Creo que conforme pasa el tiempo y se vuelve más evidente que estamos metidos en una espiral negativa, muchos de los del primer grupo se pasan al segundo. Están conscientes y eso ya es un alivio.

Existe un tercer grupo de privilegiados que saben cómo hacer las cosas, o al menos están en los lugares correctos y en los momentos correctos como para que su actuar signifique algo tangible. Éstos últimos son tan pocos que en realidad no me importa hablar de ellos, por lo general quienes pueden hacer cambios son quienes detentan el poder, y por lo general quienes detentan el poder son los menos convencidos de que algo debe cambiar. Se vuelven incluso en los perros guardianes del Status quo.

Del segundo grupo es del que quiero hablar hoy, porque siento que en cierta forma soy parte de él. Tengo una idea remota de que las cosas están haciéndose incorrectamente. No hay que ser un privilegiado ni un letrado para percatarse que la injusticia es el valium que corre por las venas de nuestra sociedad, como un tranquilizante que nos tiene a todos sometidos a la estructura y a la jerarquía que nosotros mismos nos hemos construído para que "funcione" "nuestra" sociedad.

Hace falta para que las cosas funcionen un primer jugador, un campeón que haga las cosas, que tenga creatividad, que nos muestre el camino. Sin embargo nuestra estructura social está formada de tal manera que este primer jugador tiende a quedarse con las mejores fichas, al menos esa es la situación en Latinoamérica si es que no en todo el mundo. Estos campeones tienen tanto poder que pueden incluso mover las reglas del juego de tal manera que se perviertan para cuidarlos más a ellos y a su estructura que para cuidarnos a todos los miembros de la sociedad. De ejemplos no voy a hablar porque todos los conocemos.

Resulta emblemático mencionar que aunque esto sucede con las grandes transnacionales que suelen ser nuestro mejor ejemplo y uno de los objetivos más visibles para descargar nuestro rencor, en realidad los "campeones" están en todos lados, incluso dentro de las pequeñas comunidades rurales a las que solemos santificar. Cuando uno tiene la oportunidad de meterse a un pueblo, lo primero que encuentra es a los parientes del alcalde quienes son los dueños de todos los permisos de venta de alcohol y cerveza. Son dueños de todas las cantinas que embrutecen a los trabajadores y se quedan con la mayoría de las ganancias de esa comunidad. También dentro de las comunidades pastorales y religiosas, son los sacerdotes quienes mediante mentiras y seducción, se mantienen gracias a las propinas y diezmos que la gente les da cada domingo.

Así podemos volver a la primera pregunta que expresé por ser parte de este segundo grupo de entusiastas que no sabemos qué hacer ¿Cómo acabar con esos cuellos de botella que en cierta forma limitan a nuestra sociedad de imponerse en su máxima expresión sobre los primeros jugadores?

En realidad nos sorprendería lo fácil que es cambiar nuestro mundo. Cambiar pautas puede ser difícil, pero es esperanzador hacer un checklist de lo que está en nuestras manos:

1. Compra en tu tienda local, entre más cercano esté de ti, más ayudas a tu propia comunidad. Cuando observas que las grandes tiendas transnacionales tienen descuentos de un peso o dos sobre la tienda que está enfrente de tu casa, piensa que esos dos pesos para ti no significan tanto, pero para el de enfrente significa mantener su negocio abierto, y para tu comunidad significa desarrollo económico.

2. Olvídate de Microsoft, intenta programas de código abierto. Ese monstruo se alimenta de nosotros, y entre más dependamos de sus programas, más fuerte lo hacemos. Vista y Office 2007 vienen con mecanismos que harán que dentro de unos meses sea prácticamente imposible abrir un archivo de Microsoft en otro programa. El poder de información que le daremos será gigantesco. Nada más pensemos que Gates podrá decidir si podemos leer o no un documento. Busca alternativas en Internet que son gratuitas. Ya hay muchas y dan casi el mismo servicio.

3. Toma agua y si vas a un restaurante donde te quieren vender el agua embotellada, recházala. Recuérdale al mesero y si es necesario al dueño, que el agua es un derecho humano y no una mercancía. Si el dueño se niega a darte agua, no vuelvas a ese negocio y exhíbelo en tu comunidad

4. Apaga la televisión, abre un libro. Mucho se ha hablado de esto y creo que poco podría agregar.

5. Rechaza leer tus noticias de aquéllas fuentes informativas que cobran por accesar a ellos. Un ejemplo de esto es el Grupo Reforma, quienes se han ostentado como carceleros de la información, la cual debe fluir libremente. Existen muchas alternativas gratuitas en Internet que puedes leer sin tener que pagar. Si eres dueño de una clave de Grupo Reforma, publícala, compártela con tus amigos y con tus conocidos. Haz la información libre.

6. Antes de contratar un sistema de Internet, una línea telefónica o un teléfono celular compara precios. Recuerda que en la medida en que sigas consumiendo los productos del Grupo Carso (Carlos Slim) lo fortaleces y debilitas a la competencia que puede ayudar a bajar los precios. Aunque no existen muchas alternativas aquí en México, en la medida en que sigamos dependientes de Telmex y sus compañías hermanas, seguiremos intensificando el problema. Exígele a tu legislador que promueva leyes que obliguen a Slim a regalar Internet en espacios públicos y en escuelas. Recordemos que lo que él maneja es una concesión de un servicio que nos pertenece a nosotros y no a él.

7. Entérate quién es tu legislador. La Cámara de Diputados tiene buenos sistemas para localizar quién es tu representante. No pierdas tu tiempo mandándole correos electrónicos que nunca revisan. Háblale. Existe un número 01 800 1 CAMARA (018000 1 226272) donde puedes pedir hablar con él o ella, y a ti no te costará nada. Síguelo buscando hasta que por hartazgo te conteste. Si no lo hace, toma nota de su partido y su nombre. No vuelvas a votar por él ni su partido.

8. Siguiendo con el punto 7, aprende a votar por los que te ofrecen algo que te beneficie directamente. No votes automáticamente. Es triste que tanto nos hayamos esforzado como sociedad por lograr elecciones libres, como para que sigamos votando por los mismos idiotas ¿Has revisado otras plataformas políticas? ¿Crees que todos son iguales? ¿Por qué no haces tú un partido político? Defiende tus intereses y vende caro tu voto, no por una despensa o por la promesa de un puesto político. Mándalos al diablo que tú eres el dueño de este país, no ellos.

9. Atrévete a organizarte. Exprésate, defiende lo que piensas en todos los foros posibles. Empieza desde tu casa. Cambia tendencias, cambia formas acartonadas de pensar. Obliga a tus padres y amigos a reflexionar. Oblígalos a leer y a pensar.

10. Combate la hueva, porque es nuestro peor enemigo. Muévete de tu lugar. Sal. Conoce a tus vecinos. Organízalos para exigir, para denunciar, para correr a quienes viven parasitariamente de ti y de nuestra indiferencia.

11. Si te quejas, propón. "Todo está mal" no vale "Todo está mal, pero puede mejorarse así", es mucho mejor. Fíjate qué puedes hacer tú.

12. Regálale tiempo a tu comunidad porque se lo merece. No todo lo que haces tiene que ser por dinero. Piensa en la enorme diferencia que puedes significar tú si abres primero los ojos y luego la boca. Si tuviste la oportunidad de tener educación, compártela con tus vecinos. Si aprendiste a leer y escribir, ayuda a quienes no. Y no hablo de aprenderse el abecedario y enseñárselo a tus vecinos, hablo de abrir tu biblioteca y prestar tus libros, regalárselos a quienes sepan que los aprovecharán, sacarles copias, regalar pensamientos, organizar círculos de discusión.

13. Deja de gastar todo tu dinero en tonterías. No es tan importante estar pedo todo el día, no es tan importante si ya te vieron ese vestido en la fiesta pasada. Nada de eso es tan importante. Libérate de esos patrones. Diviértete, emborráchate y haz todo lo que te gusta, pero ve pensando cómo puedes cambiar para no dedicarle a esas cosas tanto tiempo para comenzar a invertir tus esfuerzos en asuntos más propositivos para ti y tus cercanos

14. Tira a la basura todos los refrescos que haya en tu alacena. Cuando vayas a las tiendas, abre los refrigeradores y destapa todos los refrescos que puedas. Proponle a tu gobierno municipal mejores sistemas de tratamiento de agua. Hasta hace muy poco tiempo el agua de grifo era potable. Los únicos interesados en que así siga somos nosotros, no las compañías embotelladoras que viven de tu apatía ¿8 pesos por 350 mililitros de agua? No lo permitas. Sabotéalos

15. Compra una bicicleta. Estaciona tu carro. Camina. No te olvides que te puedes mover sin necesidad de usar tu carro. Exije mejores líneas de transporte urbano. Son la porquería que son porque no nos quejamos. Deja de usarlos. Boicotéalos. Somos muchos más que los que están en sus sindicatos. Organiza a tus amigos para "tomar" las paradas del camión. Conscientiza a la gente que se sube a esos camiones destartalados y caros de que ellos están permitiendo que las cosas sigan así. Deja de usarlos durante meses y verás que mejoran. Si estás arriba de un camión o un taxi que va a exceso de velocidad, atrévete a exigirle que maneje mejor. Si no lo hace, toma nota del teléfono de quejas. Si puedes, marca desde tu celular cuando vayas arriba de la unidad. Estoy seguro que todos los que van contigo en ese camión están pensando también en decirle algo al chofer, pero no se atreven. Si levantas la voz te apoyarán. Y si no lo hacen, que no te importe, que está en ti y no en los demás comenzar el cambio.

16. Deja de aplaudir las ampliaciones viales y los pasos a desnivel. Repúdialos. Significa que tu gobierno sigue gastando el dinero incorrectamente. Exige que se gaste más en transporte público y menos en calles. Ten memoria, no olvides quienes te gobiernan, no olvides lo que te prometen. Exígeles cuentas.

17. Preocúpate por lo que le enseñan a tus hijos en la escuela. Estate al pendiente de lo que tus profesores hacen y dejan de hacer. Educa a tus hijos para que exijan más en la escuela, o hazlo tú. Si eres estudiante, no permitas que los profesores terminen temprano con las clases, y no te vayas por el camino fácil. Exígele a tu profesor, cuestiónalo, si sientes que no se preparó para la clase, exhíbelo. Demuéstrale que tú sí leíste y él no. Ayuda a tus compañeros, pero no los solapes. Si alguien no trabaja, no tengas miedo de hacérselo saber a todo el grupo.

18. Denuncia todo lo que veas mal. Puedes hacerlo desde el 089 para hacerlo como anónimo, pero en la medida en que lo hagas con tu frente en alto (mientras no ponga en peligro tu vida), hazlo. Denuncia al delincuente como a la autoridad que lo protege. Investiga nombres y apellidos. Utiliza los medios de comunicación, y utilízalos todos al mismo tiempo (no sólo al periódico, sino también Internet, los foros mundiales, los blogs)

19. Barre la banqueta de tu casa. Precúpate por lo que ahí sucede. Si oyes ruidos extraños en la noche, tú haz más ruido y seguro espantarás quien esté merodeando. Enciende luces. Una llamada al 060 nunca sobra, pero puede hacer mucha falta si te haces el tonto

20. Respeta, pero obliga a los demás a que también te respeten. La costumbre de "yo no me meto para que no se metan conmigo" nos ha hecho mucho daño. Si oyes que están lastimando a una mujer en la casa de tu vecino y no dices nada por "respetar", estás siendo parte del problema. Involúcrate. Haz una llamada. Hazle saber a quien está causando daño a tu alrededor que ya lo sabes y que estás dispuesto a denunciar. Por lo general los delincuentes son más cobardes de lo que parecen. Una comunidad atenta será el mejor incentivo para que detenga sus actividades. El anonimato es el agua que un pez necesita para nadar.

21. Cambia. Evalúate. Escucha a quienes te rodean. Acepta críticas. Involúcrate.

22. Siéntete dueño de la comunidad en la que vives. En la medida en que así lo sientas, la defenderás con mayor fuerza.

23. Cuida el medio ambiente. Imagina que es tu casa, y luego piensa si te gustaría vivir entre basura. Enfrenta a quienes derriban árboles por "estética". No consumas productos de empresas que contaminan. Investiga en Internet quiénes son y publica esa información.


¿Verdad que todo esto está cerca de ti? ¿Verdad que no es nada sobrenatural? Inténtalo y comienza a notar la diferencia. Convéncete y convence a quienes te rodean de que tenemos mucho más poder del que por lo general imaginamos.

16 comentarios:

Elver Gonzales soplas dijo...

que buen choro te aventastes (no por lo bueno, si no por lo extenso),.. si lo leo,.. opino,.. y si no,.... pus no,.. (muchacho inteligente)

Reva Doiss dijo...

No te entendí la verdad

Elver Gonzales soplas dijo...

lo intente,.. pero al leer el puro inicio de cada punto me di cuenta que es un refrito mas de los ecologistas, pejezombies, feministas, etc,.. creo que te falto que salvaramos al oso panda de chapultepec,..

Elver Gonzales soplas dijo...

si no entendistes lo primero,.. no problemo,.. ni modo,.. somos jumanos,.. jumanotes,..

Elver Gonzales soplas dijo...

haaa,.. y ya active mi pagina,.. pa las mentadas,.. !saluuuu¡

akinorev dijo...

Orale! te quedaste calado con la plática de antier.

Algunos puntos son buenos, otros se me hacen una tremenda exageración. Se me figuró algo así como "Lo que callamos las mujeres"



PD. ...Antes no pusiste al comenzar con tú escrito "a Verónica" =/

Reva Doiss dijo...

Elver, Salva al oso panda si para ti significa algo, no me opongo. Ojalá fueran tan refritos que de verdad los comenzáramos a seguir. Qué bueno que activaste tu blog, te felicito por tu iniciativa.

Akinorev, Tuvo mucho que ver esa plática que tuvimos, pero también otras experiencias. A mí se me hace exageración que ni siquiera esto hagamos como ciudadanos. Como dice nuestro compadre visitante: esto ya debería ser refrito, pero desgraciadamente ni esto hacemos (me incluyo que conste)

Blog para pensar dijo...

A mí en general me gustaron la mayoría de los puntos. Buen artícuño

Master Zen dijo...

@Elver

No hay nada más chistoso que ver un derechista (o sea, Elver) quejarse de los "ecologistas, pejezombies, feministas, etc." con total ausencia de coherencia intelectual. Definitivamente no hay nada más divertido que ver a un idiota quejarse de otros sin darse cuenta lo que es...

@Ricardo

Si voy a la tiendita a destapar los refrescos, ¿qué no van a terminar en la ruina igual que si compro en Wal-Mart?

Reva Doiss dijo...

Alvaro, Muchas gracias por tus comentarios ¿Cuáles no te gustaron?

Master Zen, Tienes toda la razón. Creo que ese puede ser uno de esos puntos prescindibles. Por eso es bueno el diálogo, no? Ya me hiciste ver la barbaridad de mi comentario.

Blog para pensar dijo...

Que no me hayan gustado ninguno, mas bien que unos me llamaron mas la atención que otros.

Batz dijo...

Es interesante el listado que haces sobre las oportunidades que tenemos para cambiar nuestro entorno. Esta es la única manera en que podemos ver la influencia que tienen nuestras acciones y así sentirnos motivados para seguir adelante.
Lo que creo que cambiaría, es la idea de que estos son los puntos que todos debemos seguir. Creo en cambio, que cada uno debería tener su propio listado, de acuerdo a sus principios y la realidad en que este inmerso.
Saludos C =)

Elver Gonzales soplas dijo...

Haber master zin (chones),.. ¿De onde sacas que soy derechista,..? ¿Que me quejo de los pejezombies, Ecologista, Feministas, etc? ¿Ya eres adivino?,.. Estuviera nervioso de tu competencia,.. si leyera esto gualter mercao,.. imaginate la ella de Walter diciendo,.. chicas,.. chicas,.. hay otra perra en la competencia,.. jajjajaa.

Asi que te ries de leerme digo por que de verme,.. aahh estas mas kabron,.. si me vieras,.. te enamoras de mi,.. y no mato puerco,..

Tu que tienes la coherencia intelectual conectada, entenderás que,.. yo también me rió de los pendejos que juzgan al resto soberbiamente sin darse cuenta que pecan de lo mismo,.. solo que tu si te azotas con eso de la humildad,.. te quedas corto mi estimado,.. hora si que se la volo,.. la verdad que es divertido,.. JAJAJA a menos que estés ardio,.. por que no eskribo a tu gusto,.. y la madre teresa te castigue desde el mas allá por leer estas sucias líneas,.. jajaja,.. y si no es así,.. coño,.. que buen chiste.

Pero lo del Walter merkao,.. es en serio,..

Don Mike dijo...

Yo me ahorre la terapeda esteril, por lo menos para mi.Me la he chutado en partes a lo largo de mi vida y con muy diferentes exponentes...y pues me vale madre.

Saludos sr.

Ambigramas Alberto Portacio dijo...

Hola
Tengo un blog en donde me dedico a relizar un tipo de arte no muy conocido, hago: Ambigramas.
Te invito para que lo veas en esta dirección: http://www.ambigramania.blogspot.com/
y espero tu comentario.

Cordialmente,

Alberto Portacio Apicella

Enrique Celestino Martinez dijo...

Me parece interesante tu post, tanto que si me autorizas, usaré el punto de "hablalé a tu diputado" en mi blog.

Te invito a que lo difundamos.
Creo que será interesante.
De antemano, gracias.
saludos compañero.