febrero 24, 2009

Agenda regional

¿Qué hacer cuando los grandes proyectos sexenales se ven saboteados por eventos completamente fuera del control de nuestros gobiernos? Ha sido el caso de Fox y de Calderón

Un comparativo entre los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón puede pasar por los grandes proyectos que se propusieron fueran la insignia de su administración. Para Vicente Fox puede haber varias opciones, desde el aeropuerto en San Salvador Atenco, la Ley de Acceso a la Información Pública o el Servicio Profesional de Carrera. Sin embargo podría coincidirse debido al impulso que le dio y el sonado fracaso que resultó, que el gran proyecto de Fox habría sido el acuerdo migratorio.

Para el caso de Felipe Calderón también podemos tener al menos un par de ejemplos aunque apenas nos encontramos a la mitad del camino y es complicado hacer una evaluación de esta manera. Si tuviéramos que elegir tal vez podríamos debatir entre la reforma petrolera, la reforma al sistema de pensiones, los grandes proyectos de infraestructura que ahora incluyen a Punta Colonet en Baja California (en stand by), y la refinería. A mi juicio, yo elegiría entre el programa de empleo y el combate al crimen organizado.

Elijo estos proyectos en ambas administración por la única razón de que tienen un común denominador. Algo mucho más interesante los conecta y es que ambos fueron saboteados, intencional o accidentalmente, por Estados Unidos. El acuerdo migratorio se fue al caño cuando dos aviones comerciales se estrellaron contra el World Trade Center, cambiando radicalmente la historia de nuestro país vecino, y por ende sus prioridades. La visita de Bush a Guanajuato ya no pasaría de ser una anécdota chusca del inicio de ambos presidentes. La decisión de hacer público el no apoyo a Bush en su aventura por Irak terminó por quebrar cualquier remota posibilidad. Por el otro lado, el combate al crimen organizado que ha sido la insignia de Calderón desde que comenzó su sexenio corre el grave riesgo de irse a la coladera por algo tan tangencial que ni el mejor analista pudo haber vaticinado: la crisis financiera de aquel país.

El mejor presupuesto y la mejor estrategia no podrán combatir a los miles de desempleados que ya alcanzan el 5% de la población económicamente activa en México. Esto sin hablar de los millones que sobrevivían en la economía informal y que al debilitarse el sistema financiero no encontrarán muchas posibilidades de mantener su nivel de vida. La mejor arma del crimen organizado no son sus rifles de asalto ni sus granadas, sino los miles de millones de dólares que pueden mover de un lado a otro en completa impunidad y con los que pueden comprar a prácticamente cualquier autoridad. La socavación del patrimonio familiar sólo hará que estas armas sean más efectivas y se necesitará un esfuerzo moral contundente y muy efectivo para poder contrarrestar sus efectos. Que la vergüenza de ser criminal pueda más que la desesperación de no poder llevar comida a la mesa tendría que ser el objetivo de Calderón o estaremos probablemente ante un escenario desalentador.

De alguna manera ambos eventos fueron sorpresivos y catastróficos para Calderón y Fox ¿Qué hubiera sido de la administración foxista sin los atentados de Nueva York? ¿Qué habría sido de la guerra contra el narco de Calderón sin la crisis financiera de Estados Unidos? Son hubieras que no tiene mucho sentido desarrollar salvo suponer que las probabilidades de éxito habrían sido mayores ¿Podemos evaluar sus administraciones por casos tan específicos? Probablemente no sería justo pero es una buena manera de ejemplificar el grado de dependencia que aún tenemos con Estados Unidos. Esto sólo nos lleva nuevamente a una situación mucho más complicada ¿Tiene sentido seguir estableciendo agendas nacionales cuando cada vez con mayor frecuencia son factores externos los que determinan su éxito o fracaso? Aquí la respuesta se vuelve nebulosa pero me puedo aventurar a responder que en el futuro nuestros éxitos nacionales dependerán cada vez más de nuestra capacidad de negociar en el exterior agendas regionales que impulsen los intereses de nuestro país ¿Estamos conscientes de esa situación? Algunas señales indican que por lo menos los últimos dos gobiernos lo han entendido. Arturo Sarukhán ha significado un gran activo para el gobierno federal y en el sexenio pasado lo fue Jorge Castañeda al menos en un inicio.

Con todo y que lográramos establecernos como un actor relevante en la agenda de América del Norte, sigue quedando claro que son eventos fortuitos los que nos alejan de lograr el impacto deseado. Se habla que los efectos de la crisis financiera pueden mitigarse a mediados de 2013, cuando Calderón ya sea historia ¿Qué le queda salvo luchar contracorriente? Tal vez buscar impulsar la agenda a través de un sucesor, o suponer que su proyecto nuevamente quedará relegado para mejores tiempos.


 

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Calderon una vez dijo por televsion: "Se gano la presidencia lo demas no importa". Esa era su mision y la logro, Con todos los factores que nombras que por supuesto el gobierno losabe, solo deberia de haber otro objetivo corto para el presiente:
Mantener a su partido en el poder (2009 y 2012) cueste lo que cueste y los medios para lograrlo no importa, importa la meta.



Saludos

Alex

Hari Seldon dijo...

Irónicamente, Calderón puede salvar su sexenio legalizando las drogas. Esto generará empleos y pondra fin al combate al narcotráfico casi de inmediato.

Alex, tienes poca fé en los electores. En 2006 la elección, aunque reñida, fue justa y se ganó legitimamente por una pluralidad pequeña. En 2012 tal vez Calderón no sea tan afortunado, por eso se lo debe de ganar.

Ricardo Martínez dijo...

Legalizar tampoco es la GRAN solución a todos los problemas. Para que algo así funcione tendríamos que legalizar completamente todo, incluyendo secuestros, tráfico de personas, tráfico de especies en peligro de extinción, contrabando, piratería, etcétera. Si rompemos el círculo del tráfico de drogas los delincuentes encontrarán negocio en otra actividad. Es el punto del negocio lo que los mueve y no el deseo de mover droga en particular.

Legalizar drogas soluciona un problema de salud pública en donde se está desperdiciando recursos importantes en el combate cuando se podría estar ayudando a los adictos con ese dinero, pero no resuelve el problema del crimen organizado, sólo lo cambia de giro.

Anónimo dijo...

Y sigue Hari con su absurda propuesta de legalizar las drogas, vamos de una vez a legalizar el secuestro como dice Ricardo...

david dijo...

No, las elecciones del 2006 no fueron justas y nunca sabremos si se ganó legitimamente.

Pero el tema es otro y yo tampoco estoy de acuerdo en la legalizacion de las drogas. Simplemente nuestro pais no tiene la organizacion, educacion y transparencia que tiene Holanda.

Nuevamente, los problemas no se resuelven dandose por vencidos. No podemos vencer al narco? Pues a legalizar las drogas. No podemos eficientizar a PEMEX? Pues a venderla. Cada vez que evadimos un problema saldra otro.

Fox y Calderon tienen el problema de QUERER depender de EEUU. Las promesas de Fox no solo fueron para apaciguar a la poblacion, sino para empujarla a emigrar. Asi el desempleo, aunque aumentó no lo hizo escandalosamente. Esa es otra manera de evadir solucionar problemams: en vez de crear empleos Fox empujó a unos a irse a EEUU y a otros abrir un "changarro".

Ahora Calderon le exige a Obama que arregle su economia (como si fuera nuestra obligacion de vender 80% de nuestros productos a UN SOLO MERCADO).

Los congresistas panistas con sus declaraciones electoreras culpando a EEUU por el fracaso de Calderon en el combate a las drogas. Lo culpan de no reducir el consumo, cuando en Mexico se ha triplicado desde la llegada del PAN a la presidencia.

Hari Seldon dijo...

Ricardo, basta recordar como se hizo Cervecería Cuahutémoc. ¿El fin de la prohibición en Estados Unidos causó mayor delincuencia en México?

David, según las instituciones del país, que son las que cuentan, y la evidencia presentada ante ellas, las elecciones sí fueron justas y claro que sabemos que se ganó legítimamente.

Por otro lado, tener propuestas novedosas e imponer los incentivos adecuados no significa "darse por vencidos". Si pones a un portero a meter gol y no la mete, el cambiarlo por un delantero no es "darse por vencido", es "dejar de hacer estupideces y empezar a hacer lo necesario". Esta es mi opinión con la privatización de PEMEX y la legalización de las drogas.

Fox generó el doble de tratados de libre comercio internacionales que su antecesor, y eso es mucho decir. ¿Como es eso "querer depender" de Estados Unidos? Hay que reconocer que en algun lugar termina la responsabilidad del gobierno, y comienza el de la sociedad (o en este caso, de los empresarios). Por cierto, en todo el mundo, son los pequeños negocios los principales empleadores. ¿Como es el impulsar los "changarros" contrario a la generación de empleos? El gobierno no crea empleos (sin deficit, al menos); los crea la iniciativa privada.

Por otro lado, Calderón tiene razón en exigirle a Obama arreglar su economía, considerando que la dependencia comercial no justifica lo que le sucede al tipo de cambio (es más bien un fenómeno de confianza dependiente en los fundamentos de la economía Americana, no de comercio). El depender de un solo mercado tampoco es culpa del gobierno, sino de los empresarios.

El consumo aumenta con la prosperidad económica. Me parece ridículo que acuses al PAN de aumentar la prosperidad, como si fuera esto algo malo.

Batz dijo...

El mercado natural de México es EUA, es por eso que dependemos económicamente de su economía. No hay forma de estar desligados de los eventos del exterior, y la mejor manera de afrontarlos es precisamente haciendo planes e intentar mantenerlos.

david dijo...

Hari: No, las instituciones del pais no dicen que fueron justas. De hecho el IFE actualmente dice que las del 2009 seran elecciones MAS JUSTAS que las del 2006 por la Reforma Electoral.

Dudo mucho que Obama "arregle" la economia porque Calderon se lo pida. Es ridiculo pensar que lo que opine Calderon importe mas que atender los problemas de los ciudadanos del pais que lo eligio. Es ridiculo que Calderon ("del empleo"!!!) exija al presidente de otro pais que resuelva los problemas del suyo.

Porque demonios seguimos teniendo mas del 80% como destino de productos mexicanos?

Por cierto, legalizacion de las drogas, no es una idea "novedosa". Ademas que ser novedoso no es una caracteristica que defina al PAN exactamente.

De hecho German Martinez acaba de criticar a Zedillo por sugerir la legalizacion de la marihuana.