septiembre 04, 2007

Reflexiones post-mortem


Había dicho que no hablaría, pero ahora lo hago. En dos ocasiones, amigos acá y acá me han hecho reflexionar asuntos, recordar otros que pasaron hace poco, y otros que pasaron hace mucho. Alrededor del informe (así con minúsculas) pasaron varias cosas dignas de mencionarse. Como buena receta de la abuela, comenzaré por los ingredientes para luego mencionar cómo veo yo que se están relacionando asuntos que no tenían porqué haberse mezclado, si no fuera por la terca estupidez y soberbia de quienes hoy ocupan presidencia. Y conste que no me refiero al presidente (que ironía, ¿no?).

Los ingredientes de la sopa:

1. La censura
2. La reforma electoral
3. La sucesión adelantada del IFE
4. El secretario de gobernación
5. La censura pasada (durante la toma de protesta)
6. La obra de teatro en Palacio Nacional (que el domingo se volvió totalmente palacio)
7. Asuntos varios (acuerdos entre partidos, pues)
8. Elecciones en Estados costeros

Tomemos primero el ingrediente 1 con el 5, más para crear una mezcla homogénea y que luego no vaya a pegarse en el sartén. Recordemos la señal televisiva cuando iba entrando el presidente a la Cámara de Diputados el 1 de diciembre de 2006, no hace mucho. Para los privilegiados que tuvimos acceso al Canal del Congreso las cosas pintaron muy diferente que para los pobres diablos que estuvieron atenidos al director de televisión de presidencia que hoy anda pidiendo chamba. En el Canal del Congreso disfrutamos de todo el show, correteadera de diputados acarreando sillas para tapar accesos, diputados panistas haciendo un bloque humano alrededor de la mesa directiva (al más puro estilo de Julio César entrando al Senado en Roma cuando los mandó ajusticiar y acabar con la democracia ateniense). Recordemos, no olvidemos. La censura no fue un error o un desliz, sino que es una práctica de Presidencia. No es la primera vez.

Algo que me ha hecho notar un buen amigo que hoy anda en sus estudios por España es que los noticieros y los editorialistas en México se han vuelto muy suaves con el presidente. Al parecer los cañonazos de dólares desde presidencia están llegando alto.

Una vez que ya no tenemos manchas en la mezcla, es bueno agregar el ingrediente 4, Ramírez Acuña. El mismo que lleva días hablando de un error humano que nadie le cree. Si algo ha entendido Felipe Calderón son las lecciones que la presidencia de Carlos Salinas de Gortari le dejó. Si hiciéramos una comparación respecto a políticas y actitudes (especialmente aquella de querernos hacer creer un país de ganadores con sus ejemplos de niños ganando cursos de geografía y matemáticas en primetime), podríamos ver todas las coincidencias. Pero eso es tema de otro post. Una de las coincidencias que podemos notar entre estos dos presidentes es la Secretaría de Gobernación recuperando su papel protagonista. Fernando Gutiérrez Barrios y Francisco Ramírez Acuña tienen más cosas en común de las que nos gustaría reconocer. Una de ellas es que el exgobernador jaliciense ha entendido muy bien su papel de guarura malencarado que Calderón le ha encomendado. Hará todo lo que sea necesario para proteger al presidente, y eso incluye planchar periodistas por la buena (good green dollars) o por la mala (nada más recordemos a Gutiérrez Vivó que hoy podríamos empezarlo a acomodar en la categoría de good green dollars).

Les pido ahora dejar reposar esa mezcla un momento y tomar otros ingredientes, los cuales deben lavar muy bien porque se han corrido rumores de que traen bacterias lastimosas para el cuerpo humano. Los ingredientes 2, 3, 7 y 8 tienen que ser puestos en aceite previamente calentado. Pueden agregar sal al gusto para hacerlo más sabroso.

Para que no estén yendo y viniendo de arriba a abajo (con el peligro de que me manden al diablo y cierren este post tan largo), les enumero aquí: 2. Reforma Electoral, 3. Sucesión adelantada del IFE, 7. Asuntos varios (acuerdos entre partidos), y 8. Elecciones costeñas. Tomemos primero 2 y 3 que tienen una simpatía común. Sabíamos, y aquí les conté en post pasado que una condición para la reforma electoral es que Ugalde y su pandilla se fueran de regreso a sus casas. Es obvio que los partidos, pero particularmente el PRD, no se sentirían cómodos participando en comicios en 2009 con semejantes muchachones manos largas cuidándoles la casa. Es obvio, pues. Pero tan obvio resultó que algunos comenzaron a carraspear para llamar la atención. Fue emblemática la última declaración de nuestro guerito Jorge Castañeda quien menciona que quitarlos "sería como escupir para arriba". A alguien le comenzó a hacer ruido esto y comenzaron las dudas, pero lo malo es que ya había acuerdos, y aquí es cuando vale la pena mezclar el nuevo ingrediente (asuntos varios).

Los señores del PRI, PAN, PRD y sus hijos chiflados habían acordado, entre otras cosas, entrar fuerte este septiembre. La agenda era ambiciosa: reforma electoral, reforma fiscal, la presidencia de la mesa directiva para el PRD, permitir al presidente entrar sin problemas a la Cámara, ciertos acuerdos mínimos y sobreentendimientos que muy probablemente venían suavizados con participaciones federales generosas para el próximo año en los Estados gobernados por el PRI y el PRD (nada más que no se me olvide hablar de las elecciones costeñas). Tú te portas bien conmigo, y yo le digo a Carstens que te dé doble domingo.

La escupidera para arriba en realidad no vino por la decisión de remover a los consejeros del IFE, sino por culpa de los niños de presidencia. Recordemos que uno de los elementos que más se le cuestionó a Calderón cuando conformó a su equipo es que metió a puros muchachos panistas que habían dado todo por el presidente durante la campaña. Cero gabinete plural, cero espacios para la izquierda que había ganado la mitad de la elección. La casi totalidad de los puestos medios y bajos fueron llenados por militantes panistas que resultan ser los más ideologizados, y por consiguiente los más recalcitrantes odiadores profesionales de todo lo que huela a sol azteca. Muchachos que por sus pasiones comienzan a hacer estupideces que le salen caras al jefe.

Una de ellas, les comenté, fue la toma de protesta, cuando decidieron censurar la señal del Congreso para transmitir una ridícula reseña de lo excelente que era nuestro nuevo presidente, sus habilidades, capacidades y destrezas, y el cielo claro que nos esperaba con este gran hombre en la silla. Pues no conformes con esto, y con los cientos de campañas contra los gobernantes perredistas especialmente en la capital a través de correos electrónicos oficiales de la presidencia (si no les ha llegado uno es porque no son "in" y no están en las "listas bien" de los bienpeinados panistas que hoy nos gobiernan), se les hizo sencillo repetir la dosis, pero esta vez se les olvidó que su jefe Calderón ya había hecho acuerdos, uno de ellos consistía en un pacto de no agresión, mismo que fue roto ante la censura que pudieron ver (yo no la vi por mi convicción de no hablar de esos temas que ahora rompo).

Los perredistas están que echan lumbre porque ellos habían guardado a sus huestes para que no hicieran escándalo y rechifla en el Zócalo ni afuera de San Lázaro. Donde está la caballerosidad, señor Calderón, con justa razón le reclaman. Esto ha provocado que, tomemos nuevamente la mezcla inicial, el acuerdo para la reforma electoral que iba a ser votada fast track hoy martes, se quebrara como muñeca de porcelana.

Así es señores, tantos acuerdos y tanto trabajar en verano horas extras interminables, para que los tontitos niños azules de presidencia echaran al escusado el acuerdo por su odio visceral al perredismo. Ni hablar. Por eso digo que hoy Calderón debe ser un ser infeliz. Sus pitufitos en la presidencia le echaron a parder el caldo por andar jugando a los chicos malos. Sus bases fascistas en Los Pinos se equivocaron de canal esta vez, literalmente.

Les iba a hablar del ridículo show que significó el Informe en el totalmente palacio nacional, lleno de niños bien del panismo traídos de todos los rincones del país para llenar sillas que de otra manera hubieran lucido como el partido del América este domingo contra el Atlas (con todo y sus locutores tratando de maquillar la cifra diciendo que si este mismo público lo metes al estadio de los Jaguares ya se vería lleno), pero la verdad que no hay mucho qué decir salvo una reflexión final, y con ésta me despido, lo juro.

El informe (con minúsculas, así) resulta el mejor ejemplo de lo que "la nación" ha significado para Calderón y su equipo en todos estos meses que lleva en la presidencia. La nación ha sido y seguirá siendo "su nación". La nación que lo vitoreó ese domingo. Los panistas que lo aplauden, los demás no existen. Un mensaje a "la nación" de esa forma tiene toda la lógica del panismo que hoy nos gobierna. Intolerante, cerrado, inflexible, completamente parcial. Desconociendo a dos terceras partes del país, Calderón el domingo le habló a los que a él le importan: sus muchachos. Los demás? Que se vayan al diablo. Sólo esperemos que esto no sea la inauguración de una práctica que sería lamentable para el país. El informe totalmente palacio.

3 comentarios:

El Vagabundo. dijo...

Bueno mi querido Azul(1) no te equivocas en tu receta, lo que me queda un mal sabor de boca, porque esperaba un postre dulce con un cafe de olla para despues una copita de anis y asi revelar el cierre de un año sin reformas.
________________________________
1. Azul, son los pitufos o ex-memememe, quienes apuestan a la estrategia de Tigres o America, al contratar grandes jugadores que vendran y solamente no quedaran campeones, pero los ingresos seran extraodinarios. Claro vienen con exclusividad ITSM. Por cierto ya pense en mi futuro, estare esperando la llegada de esos maestros, uno nunca tiene la oportunidad de desnudarse y ponerse manteca para escabullirce a dar un abrazo Aznar o Bair.

Reva Doiss dijo...

Respecto a Aznar, Siempre recuerde que a sus amigos hay que tenerlos cerca, y a sus enemigos más cerca para aprender de ellos. Otra, aprenda de sus adversarios políticos porque es a partir de ellos que se define usted.

Anónimo dijo...

http://13dfgsdfg57.com/