enero 18, 2008

El Golpeador de Los Pinos


1. Federico Arreola
2. López Obrador
3. Gutiérrez Vivó
4. Carmen Aristegui
5. ¿Ana Gabriela Guevara?

Así es, mis estimados lectores. Tal parece que la historia comienza a definir quién será el nuevo golpeador de Los Pinos. No contentos con tener a decenas de sabuesos por todo el espectro electromagnético de la radio y la televisión listos para destruir la imagen de cualquiera que se atreva a retar la autoridad en la presidencia, está contratando golpeadores ¿Desempleado? ¿Sabes escribir? Quizás ésta es tu oportunidad para el estrellato. Basta ver lo que Ciro Gómez Leyva hace cada mañana para que aprendas lo que tendrías que hacer para aspirar a ser contratado por los directivos de Televisa o de Milenio (que es lo mismo).

Cualquier malentendido, cualquier acusación, cualquier señalamiento contra el gobierno inmeditamente es desmentido y ridiculizado por este periodista que hasta hace algunos años era considerado por mí como uno de los más serios y honorables cuentacuentos de nuestro país.

Esta mañana dedica su columna a denostar a Ana Gabriela Guevara, una velocista que se despide de las pistas por las irregularidades existentes en Federación Mexicana del Deporte. Estoy consciente que puede tener razón Gómez Leyva en aquello de que la velocista pudo elegir este retiro porque sabe que no hará su mejor papel en China pero, ¿es verdaderamente necesario buscar manchar la imagen de una deportista, de las pocas que verdaderamente ha demostrado ser la mejor del mundo, sólo porque critica algo que es evidente? (la enorme corrupción que reina en los grupos que preparan a los olímpicos) Basta ver los pobres resultados que cada cuatro años presenta México en estas competencias considerando el tamaño del país y el tamaño de la economía.

Cada vez me convenzo más que desde Televisa están dictándose líneas editoriales, y que cada vez existen menos periodistas serios que se niegan a acatarlas. Aquéllos que lo hacen están siendo castigados con toda la fuerza, aquellos que lo aceptan se están convirtiendo en estrellas pop de la infamia en la que hoy día está convertida la industria comunicativa de nuestro país. Estrellitas que al mismo tiempo escriben sus columnas pretenciosas y soberbias mientras salen en la tele en las noches para burlarse del resto del mundo, en un show que me recuerda más un programa dirigido por Paty Chapoy que un programa de análisis.

Ciro Gómez Leyva se está convirtiendo en el ícono de lo que el periodista en México se ha vuelto. Un vil golpeador de Los Pinos, un siempre listo sabueso para cumplir con las exigencias de sus patrones. La proyección que hoy día tienen sus columnas y programas de radio/televisión no obedecen a la calidad de su contenido sino a su servilismo que le ha permitido posicionarse en todos estos espacios. ¿Recuerdan aquél Ciro que dirigió el reportaje contra los pederastas en la Iglesia Católica desde CNI Canal 40? Nada queda de él.

La lista de periodistas similar a él es cada vez más grande: López Dóriga, Ferris de Con, Jorge Fernández Menéndez, Loret de Mola, Carlos Marín. Periodistas que un día sí y el otro también parecen portavoces del gobierno federal más que comunicadores serios ¿Cuál está siendo el precio? ¿Qué están recibiendo para cumplir tan despreciable papel?

8 comentarios:

Cerebro dijo...

Interesante, y lamentablemente interesante. Yo no se, pero desde antes de las elecciones decía que también Calderón también tenía un poco de "Peligro para México"; igual son mis paranoias, pero siento que este gobierno no va a ser algo a favor de la libertad de expresión.

Reva Doiss dijo...

Para allá se apunta el señor. Saludos

Batz dijo...

Lo positivo en esta época, es que podemos hacer un balance entre lo que nos ofrecen las fuentes de informacion "formales", y lo que encontramos en estos blogs alrededor del país, y alrededor del mundo.
Cada quien saca sus conclusiones.. no?

Anónimo dijo...

Ana Gabriela salió haciendo acusaciones sin sustento, sin explicación, sin nada. Muy diferente hubiera sido que dijera porque hace las acusaciones de corrupción, ¿que vio?, ¿que le hicieron? pero no, eligió la acusación sin sustento... ¿porque?, pues porque no lo tiene, talvez quiso que la trataran como reina y se lo negaron y aqui la pataleta...

Reva Doiss dijo...

Batz, Las alternativas existen y cada quien decide lo que lee. De cualquier manera yo sigo leyendo a esos mismos periodistas como referencia, pero siempre alegra tener otras fuentes de información.

Anónimo, No salió porque hubiera casos de corrupción directamente, sino por la falta de apoyo de los directivos de la Federación del Deporte, mismos que prefieren malgastar ese dinero en otras cosas que apoyar. Parece juego de palabras pero su decisión se basa en la falta de apoyo producto de la corrupción, y no de un caso de corrupción en específico.

Anónimo dijo...

"No salió porque hubiera casos de corrupción directamente, sino por la falta de apoyo de los directivos de la Federación del Deporte, mismos que prefieren malgastar ese dinero en otras cosas que apoyar."

Pero sin dar ejemplos... ¿en que "malgasta" el dinero dicho organismo y ella en que quiere que se gaste?, gastar el dinero diferente de como quiere alguien, es muy diferente a ser corrupto. Talvez a Ana Guevara le parezca muy razonable que se gaste todo el dinero en ella y ante la negativa anda llorando corrupción por todos los medios...

Reva Doiss dijo...

A diferencia de muchos otros supuestos deportistas (que terminan estando en el comité olímpico por ser hijo del compadre), Ana Gabriela demostró con creces su calidad deportiva.

Ya había logrado todo, no tenía necesidad de mendigarle nada a nadie ni llorar porque no le dieron lo que de cualquier manera nunca le dieron. Ella sola hizo su carrera deportiva y ya cuando estuvo en la cima fue que todos los directivos, televisoras y patrocinadores quisieron pararse el cuello con ella, como si hubieran sido los artífices de esos triunfos.

Su salida obedece a que algo en el comité olímpico está podrido. La mejor prueba será el ridículo papel que iremos a hacer a las Olimpiadas dentro de unos meses.

Pero nuevamente, si gustas pensar que todos son chismosos, que todos son mentirosos, que todos son llorones, y que vives en un mundo perfecto donde las reglas se cumplen y todos los políticos de este mundo (menos los perredistas, por supuesto) son excelentes funcionarios, adelante. Vivimos en un mundo libre.

Saludos

Anónimo dijo...

En materia de política, no tengo por que creerle a nadie sin pruebas. Ni a PANístas ni a PRDístas. Si la tal Guevara tiene pruebas, que las exhiba.

Y si el equipo mexicano hace el ridículo en las próximas olimpiadas, no es por culpa del gobierno, es por culpa de ellos mismos.


Saludos.