enero 15, 2008

Sigue el pago de facturas de Calderón


Esta mañana amanecemos con varias novedades en el frente de la presidencia. Algunas sucesiones que tenían varios meses de estar anunciadas y que finalmente toman parte (Beatriz Zavala y su mediocre desempeño en SEDESOL finalmente le cuestan la titularidad), otras que ya estaban anunciadas pero que vuelven a ponerse en el cajón de espera (Ramírez Acuña que se mantiene en su puesto por unos días más según dice Milenio esta mañana en sus Trascendidos, Eduardo Sojo de Economía, la misma Josefina Vázquez Mota que parece que mantiene su puesto ante la llegada de Germán Martínez al PAN y la decisión de no concederle un espacio más a Elba Esther Gordillo), pero una novedad que al menos yo no había escuchado o leído, sucedió.

Para aquellos que tuvieron a bien leer Los Amos de México recordarán los señalamientos que el periodista Alejandro Párez Varela hizo contra Roberto Hernández y el exgobernador de Yucatán Patricio Patrón Laviada. Primero, encuentra su parentezco a través de su hermana María Elena quien estuvo casada con el fallecido Íñigo Laviada, tío de Patricio Patrón Laviada.

Otro de los fuertes señalamientos que hace este periodista es que a través de este parentezco lejano, los Hernandez han estado haciendo jugosos negocios con los Laviada (Patricio y su hermano Alejandro), despojando con violencia a indígenas legítimos propietarios, o comprando en sumas ridículas las haciendas y los terrenos ejidales en Yucatán, para posteriormente hacerlos hoteles de lujo. Finalmente, agrega que existen reportajes que revelan un extraño ejercicio de avionetas provenientes de Colombia cargadas de cocaína que aterrizan en las haciendas de los Hernández a cargar combustible para seguir su camino a Estados Unidos.

Patricio Patrón ha sido señalado como un hombre que utilizó su poder en la gubernatura para enriquecerse y enriquecer a sus amistades. Una serie de escándalos de corrupción mancharon su paso por el poder al grado que un Estado panista como Yucatán le dio el triunfo a una desconocida como Ivonne Ortega. Ese mismo libro indica que los negocios de Roberto Hernández en Yucatán estaban en peligro ante la llegada del PRI a la entidad.

Parece que a respuesta de esta amenaza, Felipe Calderón nombra precisamente a este hombre manchado por los escándalos para suceder a Juan Rafael Elvira Quesada quien hasta ayer titulaba la SEMARNAT. Un enroque que debe hacernos sospechar precisamente porque se le da la titularidad bajo la cual podría, entre otras cosas, otorgar permisos de explotación de zonas protegidas sin la necesidad de un estudio de impacto ambiental. El mismo libro señala que Vicente Fox entregó a la hija de Roberto Hernández, María de Lourdes, la concesión para desarrollar un complejo turístico que la misma SEMARNAT había rechazado por el alto impacto ambiental que tendría, como último acto administrativo de su presidencia. Ahora le pone Felipe Calderón como titular al mismo señor que permitió a Hernandez apoderarse de toda la península.

Indudablemente que las facturas siguen pagándose con un altísimo costo para nuestro país. Cada vez me queda más claro todo lo que se tuvo que comprometer con tal de que Calderón llegara a la presidencia. Roberto Hernández, uno de los hombres a quien más favores le deben los que hoy ocupan y ocuparon los Pinos, vuelve a quedarse en la total impunidad y con un secretario a modo. Aquí mediremos el temple de la actual gobernadora de Yucatán y qué tan amarrada llegó también a la gubernatura.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Puras especulaciones e hipótesis conspiranóicas, tal parece, mi estimado, que al que habla mal de Calderon le tienes una fe casi religiosa.

Dejémos la fe para los temas de religión, para los temas de política hablemos mejor con datos comprobables.


Saludos.

Reva Doiss dijo...

Te invito a comprar el libro que aquí menciono. Hace suficiente recuento de referencias como para poder dejar a un lado las razones de fe.

Cerebro dijo...

Muy interesante el artículo. No importa que el gobierno mande a sus anónimos a los blogs a hacer el trabajo sucio.

Anónimo dijo...

Seguramente ese libro es un compendio de chismes, desde que involucra al tipo con el narcotráfico ya me parece tan bajo como leer el Tv Novelas...

Reva Doiss dijo...

Señor anónimo, me preguntaste por la fuente, te la dí y te invité a leerla para que lo comprobaras. Es decisión tuya considerar chisme todo lo que contradiga tu forma de pensar y decidir no leerlo. No me quita el sueño. Saludos.

Anónimo dijo...

Eso que hiciste no es dar una fuente, así yo te podría dar como fuente a Don Toñito el vecino o a cualquiera que me de la gana.

No porque lo leas en un libro deja de ser chisme. Si aseguras que no es chisme, entonces cita las fuentes primarias, las que utilizó el autor de tu libro. Si no las cita con nombre y señas, entonces es un vil chisme.

Reva Doiss dijo...

Y tienes toda la libertad de seguir creyéndolo así. Saludos

Anónimo dijo...

No es cosa de creerlo, es la realidad. Claro, un chisme puede ser cierto o puede no serlo, pero no deja de ser chisme hasta que hay pruebas.

Reva Doiss dijo...

Aquí lo que publica hoy Sergio Sarmiento. Tal vez te ayude a convencerte un poco de lo que aquí escribo.

"

Al nombrar a Patricio Patrón Laviada como nuevo Procurador del Ambiente Felipe Calderón demuestra que es exactamente igual a los viejos presidentes del PRI. En vez de encargar a conocedores instituciones técnicas muy importantes como la Profepa, éstas son entregadas como premio o refugio a políticos desempleados. No hay nada en el currículum de Patrón que sugiera que tenga la preparación para ocupar una de las responsabilidades cruciales en la lucha ambiental de nuestro país. De hecho, la única razón que puede haber para darle al ex Gobernador de Yucatán ese cargo es proporcionarle un fuero federal para protegerlo de las investigaciones que se llevan a cabo en su estado por tráfico de influencias durante su sexenio.

"