agosto 28, 2006

El final del sexenio

"Un periodista le pregunta a Vicente Fox cómo se siente al final de su sexenio. Y el Presidente responde: "Como un campeón, como todo un campeón, cerramos bien". El Nerón mexicano, contemplando cómo arde la ciudad, regocijándose con la belleza de las flamas mientras toca la lira (...) Si Vicente Fox hubiera emprendido la revitalización de las instituciones, AMLO no hablaría de refundarlas tajantemente. Si Vicente Fox hubiera apoyado la reforma del Estado, AMLO no propondría su destrucción. Si Vicente Fox hubiera gobernado en función del interés público, AMLO no fustigaría la imposición de los intereses privados. Si Vicente Fox no hubiera puesto a las instituciones al servicio del desafuero, AMLO no podría descalificarlas un día sí y al siguiente también. Si Vicente Fox no hubiera inundado al país con sus spots, muchos mexicanos no cuestionarían la equidad de la contienda ni exigirían su anulación. Si Vicente Fox no hubiera producido un vacío de poder, AMLO no podría llenarlo y para mal como lo hace en estos días."

Denisse Dresser "Nerón Mexicano" Reforma Agosto 28, 2006

Recuerdo que en Mayo 2005, el día que se consumaría el desafuero de López Obrador muchos caricaturistas pintaron su cuadro de negro. Alguno de ellos, no recuerdo cual, lo intituló "se consumó la infamia".

Si el sexenio hubiera sido de imágenes, yo le pondría la corona a ese momento. El sexenio se pintó de negro ese día porque fue ese día cuando el proceso democratizador se frenó para ya no volver a avanzar.

La democracia trajo a un loco, a un desquiciado, a un mesiánico, a un populista y demagogo. La transición no trajo soluciones fáciles como muchos esperaron y eso provocó que un personaje se montara sobre lo andado y prometiera todo aquello que en realidad nos llevaría años lograrlo. Las calificaciones tajantes de "la pobreza es culpa de unos cuantos", y la desigualdad se puede solucionar repartiendo el dinero de esos privilegiados entre todos tuvo eco.

La democratización trajo a un personaje peligroso no para el país sino para aquellos que lo habían gobernado. La respuesta fue directa: destruirlo. Hacerlo implicó destruir junto con él gran parte de la confianza que muchos mexicanos depositamos en las instituciones que se habían creado precisamente para evitar que el gobierno metiera sus manos en la decisión de la gente.

La decisión de Vicente Fox y su equipo fue postergar la democracia para un después que ellos decidirían cuándo. Muy similar a cuando Porfirio Díaz consideraba a los mexicanos no aptos para gobernarse. Si los dejamos decidir destuirán todo lo que hasta este momento les hemos dado. Si dejamos que ese loco llegue al poder quién sabe qué pase con nuestro país.

Si seguimos con nuestra metáfora de las imágenes, este 1 de septiembre será la imagen de este país, una que refleja precisamente lo que está pasando. El Palacio de San Lázaro, la casa del pueblo, el lugar donde se lleva a cabo la política y la expresión de la sociedad mexicana, está sitiada completamente por elementos de la policía especial contra la delincuencia organizada, con vallas, tanques (de agua pero no dejan de ser tanques, remitámonos a la imagen) y sin tráfico, sin individuos de la sociedad libres de transitar cerca de su "casa".

La otra imagen será la del presidente odiado. Lamentablemente para el presidente, la capital se encuentra en el bastión de la izquierda mexicana. Quizá si su último informe hubiera sido en Guanajuato, Nuevo León o Jalisco otra cosa sería, pero este presidente no tendrá libertad de acción. Será posiblemente llevado a San Lázaro en helicóptero, escoltado, protegido de la gente que le mostrará su odio. Llegará a un recinto legislativo en donde será agredido. Una imagen de ese tamaño dará la vuelta al mundo (para quien quiera verla).

El presidente de la transición democrática mexicana, escoltado, protegido por vallas, imposibilitado para transitar libremente, insultado por la gente y por los legisladores de la oposición.

Mientras, cerca de ahí, afuera quizá, estará el hombre que fue golpeado con toda la fuerza del gobierno federal, recordándole todos y cada uno de sus errores. El principal de ellos, haber creído que la democracia era él y sus amigos, y no la voluntad de la gente aunque esta voluntad significara un "peligro para México".

4 comentarios:

akinorev dijo...

Dicen que México tendrá dos presidentes... Mmm yo no quiero a Calderón, pero tampoco quiero a al Sr. Lopéz...

.. y si volvemos a votar?

Creo que esa sería la mejor solución,

o "voto por voto" "casilla por casilla", pero ésta ya la veo muy complicada, esos papeles ya estuvieorn mucho tiempo en "reposo", ya hasta han de estár encucarachados =/


pd. "Hubiera, el verdo idiota"

batz dijo...

Sera toda una locura ver esas imagenes... a ver que interpretacion le dan a nivel nacional, y cual en el internacional.

Hay muchas contradicciones en mi mente. Deseo que estos problemas no afecten mas a Mexico ... economicamente, mas division social, mas enfrentamientos, ojala pudiera ser un punto de partida. Al mismo tiempo admiro que se tenga la fortaleza de luchar por un ideal y por algo que consideran injusto.. a ver que sale..

akinorev dijo...

preci..!

Felicidades por tu counter que marca 3000 =) =)

Angel dijo...

Lo entregara en papel???