julio 28, 2008

Knol

Publicado en 15diario

La guerra entre Wikipedia y Google asciende a un nuevo nivel. La empresa del buscador más importante del mundo hasta la fecha se ha alimentado con artículos de Wikipedia en muchas de las preguntas que el usuario tiene. Ponga uno cualquier palabra, inténtenlo. El primer o segundo resultado arrojará irremediablemente un producto de esta revolucionaria enciclopedia. El principal conflicto entre estos dos grupos era que Google ha buscado sin éxito alguno poder aplicar dentro de los resultados obtenidos sus ya famosos anuncios dirigidos por lo que la persona está buscando. Si uno abre Google, Gmail o alguno de los blogs asociados a esta empresa, encontrará que si digita en el teclado "perro", del lado derecho aparecerán una decena de anuncios asociados con esa palabra. Y déjenme hacer la prueba: Ahora mismo entro al buscador y pongo "perro", y me arroja un anuncio que dice "Perros de todas las razas: Mercado Libre".

¿Cuál sería la diferencia entre que Google pudiera arrojar esos anuncios en el interior de Wikipedia? Literalmente millones de dólares. Wikipedia y sus consejeros nunca lo permitieron pues distorsionaría el sentido colaborativo de ese motor de búsqueda. Como resultado a esta negativa el conflicto llegó a la creación de un motor alternativo que ahora anuncia la empresa del buscador. Se llama "Knol" y tiene algunas diferencias importantes respecto a Wikipedia. Primero, no es un motor colaborativo anónimo, sino que se maneja a través de autorías. Esto es, si yo quiero escribir sobre la Revolución Francesa, el artículo dirá "La Revolución Francesa, por Ricardo Martínez". Los usuarios podrán colaborar en ese artículo pero yo tendré la facultad de decidir qué se queda y qué no. El único poder que tendrá el usuario será calificar lo que yo he escrito.

Nuevamente parte de la suposición de que el conocimiento no existe en grandes eruditos sino en la masa de la sociedad, parte de lo que un libro ya muy conocido en Estados Unidos (Blink) dejó entrever. Por alguna razón en México pasó completamente desapercibido. El individuo no es nada, pero sumado a miles de millones de otros individuos son capaces de generar conocimientos más sofisticados y acertados que la mejor enciclopedia del mundo (en este caso la medalla se la han robado a la enciclopedia británica). Knol ahora viene a romper con el esquema de masas, sino que genera un incentivo de autoría.

La clave no es ésa necesariamente, aunque implicará un cambio (¿retroceso?). La verdad detrás de este lanzamiento viene en la atractiva oferta de que uno puede ganar dinero con la producción de conocimiento, "A elección del autor, un knol puede incluir anuncios de nuestro programa AdSense. Si un autor elige incluir anuncios, Google le proveerá con una porción de la ganancia de poner esos anuncios". Bueno, y ahí está el clavo. Wikipedia ¿No quieres jugar con nosotros? Perfecto, nosotros haremos nuestro propio espacio y jugaremos con nuestras propias reglas.

Esta guerra ya la intentaron con Youtube, quien también impidió que se anunciaran en el popular portal de videos. Como respuesta, Google lanzó Google Videos que fue un rotundo fracaso. Después hicieron una oferta millonaria a Youtube y se la apropiaron, fusionándola con su propia empresa de videos, con la diferencia de que ahora sí ponen sus anuncios. Aquéllos que se opongan pueden sufrir la ira de Google, o con algo de suerte recibir una enorme cantidad de dinero. La diferencia es que Wikipedia es de todos… y no es de nadie ¿A quién le van a dar semejante cheque? Entonces parece que la guerra será a muerte.

3 comentarios:

Batz dijo...

Comienzo por decir que espero que gane Wikipedia. No me parece acertado meter anuncios de Google que puedan distorsionar el resultado de una investigación.

Lo cierto es que no creo que haya investigación muy seria que se base en lo que wikipedia dice. Obviamente es una forma fácil y rápida de salir de una pregunta sencilla, pero no hay tesis que se base en ella.

Y una pregunta, que tanto se fija uno en los anuncios arrojados en los márgenes de nuestra pantalla? A mi me son inmunes, no los veo, ni los leo... quizá ahora si lo comience a hacer.

Reva Doiss dijo...

Es subliminal. Está demostrado que la vista periférica del ser humano es de la más receptiva de nuestra percepción, por razones de sobrevivencia (para poder ver al león antes de que nos cayera encima). Google no hace nada improvisado

david dijo...

Yo fui un asiduo contribuidor de Wikipedia y escribí (literalmente) cientos de artículos) para verlos destrozados a veces por adolescentes, o extremistas o simplemente gente ociosa. Ya no contribuyo tan frequentemente pero sí me gusta consultarla.

Los contribuidores como yo (se les llama "editores") fueron los que no estuvieron de acuerdo en los comerciales y amenazaron con fugarse en masa. En la Wikipedia en Español sucedió algo similar y algunos fundaron la Enciclopedia Libre que durante sus inicios tuvo muchos más artículos que la Wikipedia en español.

Yo no estoy, para nada, en desacuerdo con los anuncios. A estas alturas, de todos modos, el cerebro está inmune a la mayoría de estos anuncios, yo ni me doy cuenta. De hecho, si me preguntan si tu blog tiene o no anuncios no lo voy a recordar, a pesar de que lo leo 3-4 veces por semana.

Uno consulta Wikipedia porque quiere aclarar una duda y usualmente resolver un problema.
Los comerciales son un servicio.

Los comerciales son un servicio que puede proveer soluciones al problema que tengas y tú simplemente escojes mirarlos o no.

Después de todo, que puedes esperar de un servicio gratis. Las revistas gratis (y hasta las que no lo son) están llenas de comerciales.

En el cable hay pocos canales de televisión que no tienen comerciales, a pesar de que pagas por recibirlos.

Además los ingresos que se reciben por anuncios se invertirían para ofrecer un mejor servicio.

David