octubre 08, 2008

¿El partido invencible?

Cuando se habla del PRI parece que se habla de un inevitable. El monstruo electoral que significa ese partido es invencible, irremplazable, inexorable, vamos, parece una pesadilla para el resto de los partidos contendientes. Verlos actuar en Guerrero al mismo tiempo que logran poner de rodillas al Ejecutivo Federal por segundo sexenio consecutivo es toda una muestra de buena política, aquélla que no ha logrado repetir cualquiera de los otros dos que aspiran a algún día tener las habilidades del maestro.

Hace unas semanas cuando comenzaba la temporada 2008 de la NFL y los Vaqueros de Dallas lograron tres triunfos contundentes hubo más de uno que los señaló como los claros favoritos para ganar el Super Tazón. No había nada qué decidir, solo bastaría ver pasar las dieciséis semanas de la temporada más las tres o cuatro de postemporada que nos llevarían al resultado definitivo en donde el equipo de América se coronaría campeón. La semana siguiente los Pieles Rojas de Washington los hicieron pedazos. Lo que hubo de parte de esos mismos comentaristas fue un humilde silencio.

No dejo de ver por todos lados a futuristas que declaran el triunfo del PRI en 2012 como algo a lo que nos tenemos que ir acostumbrando. Peña Nieto tiene el camino pavimentado para lograr el regreso del partido otrora hegemónico a la silla presidencial. Probablemente sea así, pero hay demasiados factores en el aire como para hacer una declaración de ese tamaño. Primero, veamos el pasado más reciente. Cuando en 2003 el PRI propinó una contundente derrota al PAN en las intermedias al tiempo que se hacía de la mayoría de las gubernaturas la voz general de politólogos y analistas era que no había quién pudiera detener al partido para regresar en 2006. Tal vez López Obrador, pero el PRI tenía una estructura electoral mucho más completa que cualquier otro. Los "promotores del voto" eran una maquinaria indestructible. Luego comenzamos a leer algunas notas que señalaban que la fórmula Gordillo-Madrazo tenía algunas fisuras, y finalmente fuimos testigos del Todos Unidos Contra Madrazo y de la "propuesta" de Gordillo a Calderón para que el 2 de julio los maestros votaran cruzado (uno de tres).

Una de las características que hicieron que el PRI fuera tan exitoso durante tanto tiempo como opción política fue la capacidad que tenían sus dirigentes para garantizar la disciplina de sus miembros. Eso hoy en día ya no es tan fácil de asegurar. Ante la pérdida de la presidencia los gobernadores regresaron a las prácticas previas al pacto de Plutarco Elías Calles. El cacicazgo se volvió una opción más rentable para la mayoría de esos líderes pues no tendrían que rendir cuentas a nadie. Pequeños señores feudales que no tienen ningún incentivo para volver a permitir que llegue un presidente de su mismo partido ¿Qué nos hace pensar que en esta ocasión se doblarán ante Peña Nieto o cualquier que quede en ese partido?

No veo duda que 2009 será completamente del PRI, tanto en los diputados como en las elecciones locales. No hay forma que alguien le pueda hacer sombra a este partido en el Estado de México. Sin embargo la situación vuelve a ponerse difícil en el partido. Demasiados aspirantes y reglas que no son muy claras son el mejor caldo de cultivo para que se repita la historia. Un partido que no será capaz de organizar las elecciones nacionalmente. Parece que el destino es que el PRI se vuelva el partido más fuerte a nivel regional, llevándose la mayoría de las gubernaturas, pero no será capaz de ponerse de acuerdo cuando se trate de ceder ese poder a alguna de las figuras que hoy ya se señalan como posibles candidatos. Prácticamente cada gobernador de este partido tiene aspiraciones presidenciales ¿Cómo será posible sacrificar tanto ego por el bien del partido? Beatriz Paredes no ha mostrado que lo pueda hacer. Beltrones podría ser una opción pero con sus propias aspiraciones a flor de piel será muy difícil que alguien lo tome seriamente. Ante un escenario tan dividido en PRI y PRD ¿Será que el PAN repetirá el día de la elección? Requerirá un esfuerzo sobrehumano de cualquiera de estos dos partidos evitarlo.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Apenas vamos en el 2008 y ya estas pensando en el 2012...

Hari Seldon dijo...

El PRI peredera en 2009 en Nuevo León. El segundo candidato del PAN (Elizondo) es más fuerte que el primero del PRI.

Además, por lo mismo de los egos, no creo que Peña Nieto termine de candidato, y con sus negocios corruptos con Ebrard, tal vez le salga más rentable apoyar al PRDista y esperar el 2018.

Ricardo Martínez dijo...

Madero le quitará muchos votos al PAN. No estoy tan seguro de un triunfo fácil de Elizondo. Ni siquiera estoy seguro que dejen llegar a Elizondo, veo más fuerte a Margain

Ricardo Martínez dijo...

anónimo, cerrar los ojos no cambia la historia. Fingir que 2012 está muy lejos y por eso aún no es analizable no cambia el hecho de que eventualmente tendremos que pensar en él

Anónimo dijo...

No es fingir, es la realidad, el 2012 esta muy lejos, lo cual refuerza mi convicción de que algunos tienen demasiado tiempo para pensar en política...

david dijo...

El PRI ha ganado la mayoría de las elecciones locales desde el 2005 para acá. El 2006 no la ganó por el poder inmenso de López Obrador (mucho mayor que el actual de Ebrard) y por el divisionismo que causó Madrazo al empeñarse a ser presidente.

Estoy de acuerdo que el PRI ganará el 2009, con el PAN de cerca y el PRD bastante lejos.

También estoy seguro que en el 2012 será Peña Nieto vs Bours/Beltrones vs alguien más y luego Peña Nieto vs Ebrard.

Al PAN constantemente se le están cayendo sus estrategias, la "marca" del PAN se sigue desgastando y con aumento en la inseguridad, devaluación, desempleo simplemente al PAN lo están dejando sin armas con que atacar el "pasado".

Hari Seldon dijo...

El problema es que yo no siento que el elector independiente, quien es el que decide las elecciones, relacione al PAN y su marca con el desempeño del gobierno, como acusa el PRI y el PRD. Hay escepticismo contra TODOS, incluyendo la oposicion, y el peligro de
ganar elecciones locales, es que te conviertes en la parte del gobierno que es más visible. Yo no sé que haga el Delegado Federal en Nuevo León, pero sí sé como Nati mal gasta mi dinero.

david dijo...

Bueno, una cosa es lo que sienta uno como individuo y otra lo que siente la gente.

Esto es lo que piensa la gente:

El Universal

* Mejor para gobernar: 1) PRI (66%), 2) PAN (61%)

* Responsable: 1) PRI (49%), 2) PAN (48%)

En Jalisco, si las elecciones fueran en este momento, 33.5% votaria por el PRI, 30.4% por el PAN y 17.1% por el PRD.

En Nuevo Leon, una encuesta de hace dos meses, indica que el PRI ganaria la gobernatura con 41% con respecto al PAN con 36%.

Segun Mitofsky es el PAN el partido que mas ha perdido simpatia este anio.

Ya en junio 2008 mas gente se identifica con el PRI (25.8%) que con el PAN (24.4%).

En un anio, segun Mitofsky, el rechazo al PAN aumento de 23.6% a 27.1% (3.3% mas que hace 4 anios).

Segun Mitofsky, el rechazo al PRI se redujo de 31% a 27.1% (igual que hace 4 anios).

Segun Mitofsky, la preferencia nacional para diputados es actualmente 27.1% para el PRI contra 25.1% para el PAN.

Las preferencias hacial el PRI son mayores en el centro (24%) y sureste, mientras el PAN solo lo tiene en el Bajio.

En el norte el PAN tiene una ligera ventaja contra el PRI.

Pereque dijo...

Completamente de acuerdo: el PRI se convirtió en una confederación de partidos estatales.

Aunque soy de la idea de que las elecciones de 2009 son elecciones locales también, donde el entorno federal juega un papel secundario.(También cabría echar a la elección de senadores en el saco de procesos locales. Al menos a mí me explica cómo es que Labastida ganó Sinaloa en 2006.)

¡Saludos!

Hari Seldon dijo...

Multimedios es abiertamente pro-PRI.

Pero, independientemente de eso, a las pruebas me remito. El PRI siempre está fuerte localmente, pero al preguntarle a la gente, ¿votaría por el PRI para Presidente? ¿qué contestan?

david dijo...

Aparentemente dirian que si.