octubre 14, 2008

¿Malditos especuladores?

La revelación del martes por El Universal de la lista de empresas que "especularon con el peso" y provocaron la devaluación de nuestra moneda nos debe dejar varias reflexiones. Aunque la nota afirma que su fuente son "especialistas", el golpe mediático parece una cómoda filtración de la Secretaría de Hacienda para lavarse las manos ante el desastre financiero de la semana pasada agravado por ellos mismos y por la gente de Banxico.

El señalamiento público es una herramienta muy efectiva a la hora de intentar dominar a un adversario. Humillar públicamente a una persona o grupo tiene un efecto psicológico desastroso. Normalmente cuando los desastres vienen, la sociedad se apresura a buscar culpables. Es natural, si tenemos un enemigo frente a nosotros que nos ha causado el dolor, es más fácil liberarse de él a través de una venganza, un ataque o simplemente a través de la humillación y la burla. Sin embargo como también lo afirma la nota del mismo periódico, especular no es delito. En el mercado de derivados es posible asegurar tipos de cambio para pagos futuros. El aumento de tasas de interés que hizo el Banco de México el mes pasado provocó la apreciación del dólar hasta 9.80 y las empresas decidieron asegurar ese tipo de cambio. Si me regalas dinero, por supuesto que me lo voy a echar a la bolsa. Eso eventualmente generó la presión sobre nuestra moneda cuando se fue acercando la fecha de pago y los acreedores tuvieron que solicitar dólares en el mercado.

Se puede hablar de información privilegiada y probablemente haya algunos culpables en esta situación, sin embargo eso no debe hacernos olvidar lo importante. Culpar a empresas por haber aprovechado una situación inicialmente creada por el propio Banco de México (con la injustificada alza de intereses), es un intento muy absurdo de encontrar chivos expiatorios en una crisis que fue creada desde las oficinas de Guillermo Ortiz. Ver a Agustín Carstens lanzando acusaciones lópezportillistas en los pasillos de Washington es lamentable. Si quieren encontrar un culpable de lo que sucedió la semana pasada en México, busquen en sus propios edificios.

El pésimo manejo de la crisis por parte del gobierno federal es lo que provocó que las empresas aprovecharan el regalo. Siendo positivos podríamos decir que fue falta de comunicación entre Hacienda y el Banco de México al enviar señales cruzadas en los mercados. La inminencia de la crisis mundial genera en cualquier empresa la necesidad de protegerse lo más posible. Protegerse no es un delito, y menos cuando el gobierno se acomoda especialmente para que lo hagan.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

No hay culpables, no había forma legal de evitar esto. Imposible tampoco legislar al respecto, fue solo el efecto de un problema causado en otro lugar. Al igual que resulta "oportuno" culpar a los empresarios, igual lo es culpar al gobierno.


Saludos.

Ricardo Martínez dijo...

Quien determina el aumento de las tasas de interés es el Banco de México. De eso sí es responsable. Las aumentaron sin ningún fundamento salvo su necedad de mantener baja la inflación a toda costa. Esta vez les salió contraproducente porque el aumento provocó la especulación en el tipo de cambio, y la devaluación eventualmente aumentará la inflación.

Coincido contigo que la crisis no surgió en México, pero su manejo fue lamentable. De "no nos va a pasar nada" a "las empresas especuladoras provocaron esta crisis" hay un camino sinuoso y ridículo en presidencia y la secretaría de Hacienda.

Batz dijo...

Sobre todo es una acusación ridícula. Afirmar que las empresas son los responsables de esta crisis por aprovechar las oportunidades que la especulación da, es una tontería. Si esto fuera cierto, entonces debería ser ilegal.
Hablamos de sobrevivir en un ámbito difícil.

Si es una critica al sistema en el que estamos inmersos, esa es otra cosa. Pero culpables no son.

Menos culpables van a ser los que se vieron endeudados en dolares sin protección y que en los siguientes meses tengan que cerrar, declararse en quiebra y despedir a los empleados?

Ricardo Martínez dijo...

batz, buen punto. Lavemos nuestra culpa sufriendo la devaluación como buenos mexicanos.

Hari Seldon dijo...

La especulación es una forma perfectamente legítima de hacer dinero y negocio. Banco de México debe prevenir la especulación a través de una política monetaria sensata y responsable que haga más atractiva la inversión que la especulación.

Tuvieron meses para prepararse y no lo hicieron. Creo que la ignorancia de los medios sobre temas financieros hacen que se pidan cuentas a quien no tiene por que darlas (Hacienda) mientras a que los culpables (Banxico) nadie les pide cuentas...

Y no, la especulación no debe ser ilegal. Lo que debe ser ilegal es que Banxico opere sin que NADIE le exija cuentas.

Anónimo dijo...

Yo no tengo conocimiento necesario para saber quien tuvo la culpa o como pudo evitarse algo así, pero me queda claro que ni las empresas ni la SHCP pudieron hacer nada, no se si el Banco de México como dice Hari, pero si las bolsas de tantos países de primer mundo cayeron, la lógica me dice que no era algo humanamente predecible o evitable, y si lo fue, no era probable que sucediera o irracional el no prepararse para ello.

Cerebro dijo...

Yo concuerdo con el último comentario. Esta volatilidad en la moneda y las bajadas y afortunadamente después subidas de la bolsa se dieron en muchos países. Tan solo no solo México festejó una alza histórica, también lo hizo Chile, Perú y no recuerdo quienes mas.

Independientemente de si las autoridades estén sorteando bien o mal la crisis, creo que esto se debe mas a factores externos que a otra cosa.

Espero que esta subida genere ya mas estabilidad en la economía mundial, para que el daño no sea tan grave.

Y por cierto, Islandia (al que se considera el país "perfecto") esta sufriendo pero mucho.

Alex dijo...

Saben como le hace china para controlar su mercado de Valores?

Lo que hicieron las empresas fue algo legal porque el marco asi lo permite, pero es absolutamente asqueroso esta politica. Claro que el pueblo debe exigir castigo para encontrar maneras y legislarlas para evitar este tipo de especulaciones.

Es muy grave lo que paso.

Soy un antifan de la China imperialista y esclavita, pero su politicas tienen mas de 2000 anos y es la esclavitud y la colectividad la base de su dotrina, pero algunas politicas se deberian aplicar en Mexico.

CEMEX, Comercial Mexicana, Grupo Saltillo, Alfa que verguenza.

Anónimo dijo...

¿Vergüenza?, esas empresas no hicieron nada inmoral...

Ricardo Martínez dijo...

La crisis pudo ser un evento inevitable e incluso les compro que sorpresiva. Sin embargo mi crítica es a dos puntos: uno, el alza en las tasas de interés cuando lo lógico en época de crisis es bajarlas para incentivar la economía (la obsesión de Guillermo Ortiz por mantener su tasa de inflación perfecta le salió caro al país con la especulación vista en los últimos días), y la cacería de brujas que intenta Hacienda cuando se ha visto sorprendido el gobierno en esta situación.

Anónimo dijo...

Si, a mi también me parece un vil linchamiento.

Hari Seldon dijo...

El uso de derivados no significa que se está especulando automaticamente. Hay usos legitimos para los derivados, y sin duda que cuando tienes una empresa que tiene operaciones en tantos países, como Cemex, el uso de derivados es REQUISITO para la sobrevivencia de la empresa. En donde Cemex se equivocó fue en comprar Rinker, no en usar derivados.

Con Comercial Mexicana, ellos sí mal usaron los derivados. Pero les ha conseguido estar en quiebra. El mercado YA LOS CASTIGO.

Ricardo, bajar las tasas de interés se hace con el interés de que a los bancos les cueste menos dinero prestar, y así ellos fijen tasas más bajas al usuario. A mi me queda perfectamente claro que el alza de las tasas de interés al consumidor tiene más que ver con el miedo de los bancos, que con la tasa de referencia de Banxico.

Lo que Banxico SI puede hacer es imponer un limite al precio que los bancos cobran por prestar. Es decir, Banxico podría decirle a los bancos "no puedes cobrar una tasa comercial a x puntos más de la tasa de referencia". Esto puede ser una propuesta contingente, pero no solo NO ES una solución de largo plazo, sino que, de mantenerse, podría tener resultados muy negativos. Aun así, creo que en estos tiempos donde los bancos no quieren prestar, esta medida debería ser implementada provisionalmente.

Por ultimo, Banxico debió revisar con más detenimiento y escrutinio la deuda en dólares que mantenían las empresas Mexicanas, si no por otra cosa, mínimo para ayudarles a reestructurarla en pesos y reducir su exposición. Queda claro ahora que la exposición de las empresas Mexicanas es, también, la exposición del país, y aunque no conozco lo suficiente como para saber que tan conveniente o practico sería regular la exposición al riesgo en monedas extranjeras, sí sé que es posible que Banxico ayude a las empresas a reducirlo. Es lo mínimo que se pudo hacer.

Saludos!

Ricardo Martínez dijo...

hari, me queda muy claro con qué intención se suben tasas de interés pero también me queda muy claro cuáles son las consecuencias de hacerlo de manera unilateral y sin tomar en cuenta el pulso del mercado. Lo que provocó es lo que ya he explicado varias veces. Y no, no creo que sea función de Banxico revisar las cuentas de las empresas para ver si están o no en posibilidades de pagar. En todo caso sería función de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. No andarles cuidando sus cuentas pero sí observando posibles irregularidades como el ocultamiento de información (hecho que no ha sido comprobado pero que si se comprueba entonces sí habrá culpables de ilícitos).


Saludos

Hari Seldon dijo...

LA CNBV es un organo descentralizado de la SHCP, por lo que entonces tienen razón quienes culpan al gobierno.

Por otro lado, Banxico no subió las tasas "unilateralmente". Muy seguramente lo hizo en respuesta a lo hecho por los Bancos Centrales de otros países. Vivimos en un mundo globalizado, lo que hagan otros países nos afecta a nosotros. Creo que eso debe quedar claro con la naturaleza de la crisis.

En mi opinión, el problema no está en la tasa de referencia de Banxico, sino en las tasas de interés que los bancos cobran al consumidor. Hay un "split" entre la tasa de Banxico (que es el costo de los bancos) y la tasa que los bancos cobran. Ese "split" sí debería ser controlado, o regulado de alguna forma en situaciones de emergencia.

Sigo pensando que la acción de Banxico de subir la tasa de referencia este verano fue la correcta. Sin embargo, los bancos se han colgado de esto para continuar con sus abusos y proteger "su" dinero después de una decada de malas decisiones.

Ricardo Martínez dijo...

Banxico subió las tasas referenciales cuando el resto del mundo las bajó. No fue un acto "coordinado" ni "globalizado".

Precisamente hoy anuncia Banxico que sigue la tasa a 8.25%. Que siga así en su necedad. Esto se enmarca en la discusión de si el Banco Central tiene la función de promover la economía del país, o sólo llevar control de la política monetaria. Un tema que ha dado varias vueltas a lo largo de la historia. He escuchado ambas posturas con muy buenos argumentos. Saludos

Hari Seldon dijo...

Estados Unidos bajó las tasas, no "el resto del mundo". Europa subió sus tasas de una forma muy evidente y descarada, como retando a Estados Undios. Esto fue lo que provocó la devaluación del dólar en el verano. Para prevenir que, con el dólar, se devaluara el peso, Banxico subió, con Europa, su tasa de interés.

El efecto de la tasa de interés no solo está en la inflación, sino también en la percepción del riesgo de las empresas nacionales, en el ambiente crediticio nacional, en el consumo, y en el tipo de cambio. Subir la tasa, como lo hizo Banxico, fue una medida prudente en mi opinión.

Lo que no es prudente es que los bancos pretendan ganar más de 40% en ese split.

Saludos!

Ricardo Martínez dijo...

La Crónica el 8 de octubre: Esta nota apareció prácticamente en todos los diarios, bastará que lo revises

Bajan siete bancos centrales tasas de interés para enfrentar crisis
Por: Notimex en Berlín | Negocios

Miercoles 8 de Octubre de 2008 | Hora de publicación: 09:59
Siete bancos centrales del mundo anunciaron hoy una reducción de tasas de interés en forma coordinada para enfrentar la crisis financiera internacional, en una acción concertada sin paralelo en los últimos siete años.

El Banco Central Europeo (BCE) bajó las tasas en forma sorpresiva de 4.25 a 3.75 por ciento. El BCE había anunciado apenas el jueves de la semana pasada su decisión de dejar la tasa sin cambios, en 4.25 por ciento, en los países de la Unión Monetaria Europea.

Argumentó entonces que las presiones inflacionarias en los países del euro eran fuertes, y ya que su tarea principal era garantizar la estabilidad del euro, dejaba las tasas en ese nivel para continuar frenando el impulso inflacionario.

En su comunicado de este miércioles, en cambio, el BCE informó que las presiones inflacionarias habían disminuido en los últimos tiempos debido al abaratamiento de los precios de las materias primas y al debilitamiento de la economía.

El BCE dio con ello un giro inesperado a la línea de política monetaria que siguió hasta ahora. La medida involucra, además del BCE, a la Reserva Federal de Estados Unidos, el Banco de Inglaterra, y los bancos centrales de Canadá, China, Suecia y de Suiza.

La medida coordinada refleja la gravedad que ha adquirido la crisis financiera en todo el mundo. Hoy todas las bolsas internacionales abrieron con fuertes bajas.

En la Bolsa de Frankfurt, en cuanto se supo la noticia de la acción coordinada, el principal índice accionario DAX recuperó terreno. Después de haber abierto con un desplome de casi siete por ciento, en estos momentos subió a cinco mil 282.88 puntos, que sólo representa un retroceso de 0.82 por ciento.

La Oficina Federal de Estadística de Alemania informó por su parte que la inflación fue en agosto en los países del euro de 3.6 por ciento, y en septiembre disminuyó a 3.6 por ciento.

La baja en las tasas de interés significa que se abaratan los créditos para las empresas y con ello se contribuye a impulsar el crecimiento de la economía.

El último aumento concertado de tasas de interés en el mundo tuvo lugar a raíz de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

Es una medida a la que sólo acuden los bancos centrales en casos de una situación extraordinaria.