octubre 05, 2008

Guardias Blancas

Hasta las 11 de la mañana del domingo eran 59 los muertos en Tijuana. Nada me dice que para cuando este escrito sea publicado por mis amigos de 15diario este número se haya mantenido inamovible. Parece que la estrategia de la "autoridad" en Baja California es dejar pasar, como lo han hecho en los últimos años.

La lucha, según publica Reforma este domingo, es entre dos líderes que se disputan el control de la plaza del otrora poderoso cártel de Tijuana, hoy deshecho en una guerra sin cuartel entre las bandas que han quedado después del enfrentamiento frontal contra el cártel de Sinaloa. Los muertos entonces serán de criminales del cártel de Tijuana contra criminales del cártel de Tijuana. Si las cosas fueran así de fáciles entonces no tendríamos más que sentarnos y esperar a que entre ellos se exterminen. Luego llegará la policía a recoger a los muertos y mirar para otro lado.

Hace algunos años se hicieron famosos unos cuerpos en Colombia que la gente empezó a llamar las guardias blancas. Se trataba de matones contratados por la elite empresarial, y se sospechaba que por el mismo gobierno, para eliminar a los grupos guerrilleros, principalmente de las FARC. Los asesinos asesinados comenzaron a aparecer sospechosamente en las calles con mensajes políticos. La respuesta de la sociedad, pero sobre todo del gobierno, fue de cierta indiferencia. Algo así como lo que pasa en México. Si se están matando entre ellos, no se metan. Déjenlos. Son enfrentamientos entre grupos disidentes de las dirigencias de las guerrillas. Si se quieren matar, que lo hagan ¿para qué meternos? Luego se supo lo que ya les dije. Comenzaron a salir historias de que estos matones no eran guerrilleros sino que eran pagados por los mismos empresarios que habían sido víctimas de los secuestros y los asesinatos de las FARC.

Si una sensación ha quedado clara en la clase empresarial mexicana es que se encuentran hartos de ser víctimas de los delincuentes al tiempo que el Estado finge trabajar pero no muestra resultados. La mediocre procuración de justicia en nuestro país parece destinada sólo a castigar a pequeños comerciantes que venden sus productos en una banqueta, a protestantes en una marcha histórica que se les salió de control, al ganador de un premio nacional de la juventud que cree que en su país goza de libertad de expresión. Para los delincuentes organizados sólo tiene pretextos y emotivos comerciales que quieren convencernos de que algo están haciendo.

¿Qué puede hacer un grupo económico como éste ante la agresión directa de los criminales sin respuesta del Estado? Si analizamos la respuesta en Colombia, su reacción fue contratar seguridad privada pero no precisamente para protegerse sino para contra atacar. Me pongo en los pies de un padre al que le acaban de matar a un hijo y con los recursos suficientes para responder con la misma moneda. La erosión de las instituciones que nos permiten convivir de manera pacífica nos lleva a una situación donde tenemos que aprender a responder a la violencia con más violencia ¿Es lo que está pasando en Tijuana? ¿Son estos 59 muertos productos de una guerra entre bandas? No podríamos descartar que se trate de la primera respuesta de la sociedad civil. No aquélla que responde con presiones y con manifestaciones. Se podría tratar de una sociedad que tiene por lo menos veinte años sufriendo el crimen organizado, primero tolerándolo porque se trataba de "guerra entre bandas". Cuando en Baja California comenzaron a recrudecerse estos conflictos, comenzó la falta de dinero y se popularizó el secuestro y el robo como mecanismos para hacerse de ese recurso. Los empresarios pueden estar respondiendo con sus propias armas.

Otras ciudades como Ciudad Juárez, Monterrey, Culiacán y el mismo Distrito Federal tienen algunas características similares: una clase alta poderosa y un crimen organizado que ha degradado cualquier esperanza de que la policía les pueda dar la seguridad necesaria ¿Estamos en la antesala de una guerra entre el crimen organizado y los grupos empresariales? Algunos signos comienzan a darse en Tijuana ¿La efectividad en esta ciudad hará que se propague a otras latitudes? ¿Son estos 59 muertos las primeras víctimas de una sociedad harta de que el Estado no pueda hacer su trabajo?

7 comentarios:

Alex dijo...

Tu post tiene logica Ricardo y me hizo recordar una conferencia a la que fui acerca de Colombia aqui donde vivo, y lo que me llamo la atencion fue la guerra que ellos sienten, es decir el narcotrafico no estaba mezclado con el gobierno y eso la hacia una veradera guerra , pero en Mexico todo esta mezclado. Pueda haber una persona que sea policia federal en el dia y secuestrador en la noche y no sabes que mafia tiene nexos muy estrechos con el gobierno. Eso no esta en la mente de los Colombianos. No puedes contratar a nadie porque todo esta mezclado. En mexico alguien es bueno en la noche y malo en el dia, la misma persona. Los guardias blancas existen en chiapas para matar el pueblo que no es poder en Mexico. Mexico es bien interesante visto desde afuera.
Mi punto de vista: Colombia no es tan bananero como Mexico.

Me recordo al Subcomandante Marcos cuando hablo de ETA y ETA le contesto que su guerra no era un juego como en Mexico.
Sigo con la idea de que el gobierno solo quiere privatizar el petroleo y desviar la atencion de la gente en seguridad, ya que aunque no produzca empleos la gente sigue viviendo.
Ya estamos a nivel de Haiti en la generacion de empleos.

Anónimo dijo...

Pues ojalá se pongan las pils los empresarios, aunque de alguna forma eso podría enojar a Hari, el cual opina que todo lo malo que hagan los narcotraficantes es culpa de las víctimas por ser parte de la sociedad y el cual ve el narcotráfico como un negocio limpio y lleno de gente buena, ingenua e inocente pero eso si, muy incomprendida por la malvada y anacrónica gente que por alguna extraña razón no desea que sus hijos se mueran abandonados en alguna cloaca siendo adictos a sus "productos" que sin duda pasan el ISO 9001 y cualquier estandar mundial de eficiencia en la destrucción de neuronas humanas...

Ricardo Martínez dijo...

Alex, Colombia pasó por un proceso traumático de renovación moral que hasta la fecha sigue peleando (no lo ha ganado a pesar que muchos quieran poner a Uribe como el héroe que salvó a Colombia de la delincuencia organizada). Sin embargo las comparaciones en este caso no son posibles. La cultura, aunque parece similar, no lo es. Basta ver lo que señalas como un buen ejemplo de ello. Sin embargo por alguna extraña razón estamos copiando muchas de las cosas que hizo Colombia sin analizarlas previamente. Estamos importando soluciones que probablemente vengan a complicar aún más la fórmula social.

Terrorismo era algo ajeno a México, al igual que las guardias blancas. Ahora parece que están, o al menos eso es lo que nos quieren hacer creer. Varios amigos en Tijuana me han dicho que por ahí va la cosa. Los empresarios deberían tener cuidado si es que es verdad lo que están haciendo. No es tan fácil como "te mato y se acabó el problema". Los criminales reaccionarán, y Morelia fue una advertencia.

david dijo...

Yo acabo de regresar de Tijuana hace algunas horas y platicando con amigos de lo imposible que esta la situacion. De algun modo la mayoria de la gente se ha hecho insensible a las muertes en Tijuana, porque son (literalmente) cosa de todos los dias.

Pero esta vez, hasta al mas temerario le yo el veinte de los casi 60 muertos. Algunos dicen que son parte de los casi 200 presos desaparecidos durante el motin de hace algunas semanas. Un motin que inicio por la tortura (y hasta un muerto) a manos del gobierno estatal.

No creo mucho en la teoria de las guardias blancas. En Tijuana, el suenio de todo empresario es ahorrar lo suficiente para mudarse a San Diego. En la colonia donde usualmente me quedo de visita la mayoria de los autos tienen placas de California, va uno a cenar o de compras y ves a los vecinos saludarse porque uno o los dos ya viven fuera.

Y no ha pasado una semana desde el informe del Gobernador Osuna que presume de progreso. Y estamos a unos dias que empresarios le organizaron una comida al gobernador para felicitarlo por su buen desempenio (?!?!).

Alla en BC, los empresarios eligen a los gobernantes, los apapachan y los apoyan. Pero esa relacion de pareja ya esta probando ser disfuncional.

Ricardo Martínez dijo...

david, y tú crees que se van a vivir a San Diego por sus playas hermosas. Ésa situación es la que señalo como intolerable para los empresarios, a quienes ya no los dejan trabajar sin pagar doble impuesto: al gobierno inepto y al crimen organizado. Esto sin hablar de cuando le toca ser secuestrado y vaciadas sus cuentas, de manera cada vez más frecuente.

Batz dijo...

Suena muy lógico que la gente que tiene capacidad económica se arregle con los criminales de la misma manera en que han sido atacados.
Seguramente si te mataron un hijo, o si te secuestraron a un familiar, estarás del lado de esta propuesta. Yo lo haría... Pero tienes razón en decir que la respuesta de los criminales no será el dejarse morir. El que el gobierno parezca estar apoyando a los secuestradores, en vez de a su población es algo que podría sonar gracioso, si no estuviéramos metidos en medio de este lío. Parece la trama de una película de 4ta. Y así estamos, en un país que tiene un gobierno de 4ta, muerto de miedo en contra de estos malditos que tienen invadido todo aspecto de la sociedad.

david dijo...

No, claro que las playas de San Diego es lo que menos les importa a estos empresarios sino el poder salir a la calle con la seguridad de que vas a regresar en una sola pieza a tu casa.

Yo la gente de dinero que conozco de Tijuana viste ropa de la mas comun, viajan en carros de cuando menos 10 anios para pasar desapercibidos. Solamente cuando van a SD es cuando se visten bien y viajan en autos nuevos.