octubre 25, 2008

En busca de la unidad

Para que algo se mantenga unido necesariamente necesita un símbolo que le permita olvidar diferencias y luchar por un bien común. El profesor Christopher Ansell de la Universidad de Berkeley considera que los elementos que permiten que una serie de grupos se mantengan luchando por un objetivo común tienen que verse reflejados en un mínimo común denominador. Ese momento cuando todos dicen que sí a pesar de todo con lo que estuvieron en contra. Pone el ejemplo en uno de sus trabajos con las huelgas que se dieron en Francia a finales del siglo 19 ¿Cómo era posible ver a anarquistas con republicanos, con socialistas y corporativistas? Sólo a través de la idea de una huelga general que beneficiaría a todos en su lucha. Movimientos tan dispares encuentran en ese objetivo la mejor razón para dejar de luchar entre ellos. Otro elemento muy relacionado puede ser un enemigo en común. Ése puede ser el mejor anti-símbolo para despertar una solidaridad que de otra manera tal vez no se habría dado.

Traigo esto a colación por los incidentes afuera de la Cámara de Senadores. Ver al Movimiento del Petróleo repudiar a los mismos partidos que lo financian parece descabellado. Andrés Manuel López Obrador encuentra lamentable una reforma en la que según la opinión pública él fue el gran ganador ¿Por qué entonces es que sigue luchando? ¿Necedad? ¿Oportunismo? Las descalificaciones se han dado al por mayor y no hay razones para refutar alguna de ellas. Parece que el problema entonces se está dando por el liderazgo en la izquierda nuevamente. Según se desprende de un trascendido de Milenio la semana pasada, el enfrentamiento se dio entre López Obrador y Navarrete por la impresión de que los conciliadores y ganadores habían sido los seguidores de éste último, mientras que según López Obrador los que habían puesto el mayor costo político para detener la reforma energética de Felipe Calderón habían sido ellos, y eran los que saldrían como los intransigentes y violentos. Cuestión de impresiones pero si volvemos al tema de los símbolos tiene mucho sentido.

El símbolo que mantuvo a la izquierda unida por lo menos desde mediados de los ochenta fue el enemigo común, el partido del que habían nacido y que en ese momento los reprimía, perseguía y asesinaba, más aún, que les había robado la presidencia con Cárdenas. Un ideal que fue brillantemente robado por Vicente Fox durante su campaña presidencial. Sacar al PRI de Los Pinos se convirtió en un símbolo atractivo para la mayoría de los mexicanos en posibilidades de votar. Cuando se logra esto es precisamente cuando comienza la crisis de las izquierdas. Algunos visos de ruptura se dieron después de ganar la capital, pero las causas en aquella ocasión parece que tuvieron más que ver con el reparto del botín ganado. Cuando se rompe el símbolo unificador es que comienzan las preguntas. Surge entonces un nuevo símbolo. La posibilidad de llegar al poder. López Obrador representó la esperanza de derrotar a los partidos mayoritarios y sobre él se unificaron todos los objetivos. Nuevamente las agendas personales se dejaron a un lado para mejores tiempos y todos se sumaron a la campaña.

La capacidad de mantenerse unidos nuevamente fue puesta en peligro ante la derrota. Los movimientos en defensa del voto y contra Felipe Calderón el "usurpador" se han ido desgastando conforme avanza la administración del actual presidente. El petróleo fue una bandera que funcionó acertadamente para intentarlo. La apuesta de una parte de la izquierda sin embargo prefirió ya no jugar en ese espacio. La negociación con el enemigo se convirtió en una posibilidad real, especialmente cuando desde el PRI se apoyó la candidatura de Jesús Ortega para presidir el PRD con miles de votantes anónimos que llegaron ese día a las urnas. La imposibilidad de lograr el poder por ninguno de los dos grupos ha puesto en entredicho por primera vez la supuesta unidad de la izquierda. Las divisiones que siempre han existido en este movimiento, primero democratizador en 1988, luego por el poder en 2006, nuevamente en defensa de la democracia en 2007 y finalmente en defensa del petróleo este año, están floreciendo con mayor intensidad.

El futuro de una izquierda unida dependerá de que sean capaces de encontrar un nuevo símbolo de unidad. De otra manera, las divisiones naturales entre estos grupos antagónicos finalmente romperá el acuerdo y probablemente seamos testigos de una balcanización de la izquierda. Dependerá en buena medida también de que sean capaces de encontrar un enemigo en común. La crisis económica puede ser el mejor aliciente para encontrar esas nuevas brujas.

23 comentarios:

Cerebro dijo...

La mano invisible hizo su aparición en la política. Tenemos por un lado un presidente que iba con la intención de privatizar el petroleo, y otra persona que aprovecha esta coyuntura como botín político.

A fin de cuentas creo que la reforma (con sus detalles a mejorar) es bastante aceptable. Vemos como el conflicto entre 2 posturas maquiavélicas terminan en algo bueno.

Ricardo Martínez dijo...

Yo veo que el único ganador fue López Obrador. Ha logrado pasar la sensación de que su agenda finalmente era la mejor. Aunque no sea así, el acuerdo entre legisladores en torno a lo que AMLO dijo desde un principio lo fortalece. Tomar el Senado incluso le permitirá rematar a algunos enemigos dentro del PRD. Vamos a ver en qué acaba

Vivir en Canada dijo...

Esta vez izquierda camino.

Cerebro dijo...

¿Pero no era a fin de cuentas lo que también se decía en la propaganda del gobierno actual?.

Que yo sepa si se va a poder contratar a empresas extranjeras para que extraigan el petroleo; lo que no se puede es tener derechos sobre este; y es lo que nos vendió el gobierno.

Ricardo Martínez dijo...

Los contratos de riesgo compartido nunca estuvieron contemplados. Lo que quería Calderón era precisamente eso que finalmente no se logró. El único logro de esta reforma es el compromiso de que se liberará a PEMEX de la carga tributaria.

Vivir en Canada dijo...

Para la idiosincracia de Mexico, creo que AMLO y Calderon se unieron para ver un avance en Mexico.

Hay que tener en cuenta que Calderon recibe mucha presion del los capitalistas extranjeros para la privatizacion y Calderon necesita un apoyo de la izquierda o del pueblo en forma de manifestaciones y desmanes y paros para que los extranjeros entiendan que el pais no se va a dejar.

Ahora le toca a AMLO seguir presionando con toda la fuerza de los pobres mexicanos para que el escrito contenga esas 12 polabras que necesita tener la reforma energetica. De esa manera Calderon dira yo quice pero estos buscapleitos contreras estab dispuestos a para el pais.

Fox prefirio parar al pais,

Hari Seldon dijo...

Me retuerce el estomago que hablen de los "simbolos" en la política...

Los "simbolos" sirven para engañar. La evidencia empírica es el único sustento posible para construir algo productivo. El problema de la izquierda es que se basa en simbolos, y no en empirismo. El día que volvamos a tener, si es que alguna vez tuvimos, una izquierda científica, ese será el día que México podrá ser un mejor país.

Cerebro dijo...

..Así Pemex podrá celebrar con personas físicas o morales los contratos de obras o de prestación de servicios, cuyo pago será siempre en efectivo, sin conceder derechos sobre la propiedad de los hidrocarburos.
...Sin embargo, no podrá suscribir contratos que comprometan porcentajes de la producción o de las utilidades de Pemex, ni se incluyen derechos de preferencia o de producción compartida, los denominados contratos de riesgo.
Además la Ley para el Aprovechamiento de Energías Renovables propone "la participación social" en la generación y cogeneración de electricidad a través de las energías renovables, así como establecer instrumentos para el financiamiento de la transición energética. Con ello se apoya la generación de electricidad a partir del viento, la radiación solar, el movimiento del agua en cauces naturales o artificiales, la energía oceánica, el calor de los yacimientos geotérmicos."

Ahi viene lo que mencionabamos, lo cual me parece muy bien

Ricardo Martínez dijo...

cerebro, muchas gracias. Ahora más claro. Veamos que pasa hoy en la Cámara de Diputados

vivir en canadá, nunca lo había visto desde esa perspectiva. Muy interesante aproximación. Aunque viendo el enorme esfuerzo y el desgaste político que ha puesto Calderón en la aprobación de la reforma energética como él la quería, creo que sería injusto con él pensar que lo dejó morir para decirle a los presionantes extranjeros, "les dije". Esta vez si creo que él cree que la reforma era necesaria y que esto es una derrota para el país y para su partido (sobre todo lo segundo)

hari, los símbolos son parte intrínseca de la política. Se necesitan para cohesionar visiones, la sociedad no sería posible sin ellos. Las instituciones mismas son símbolos que representan un interés común. La derecha también utiliza símbolos, no es algo de la izquierda (esta vez la izquierda no tiene la culpa, pues). Tan usa símbolos la derecha que el dinero es precisamente eso. Un papel que tiene un significado.

Hari Seldon dijo...

Ricardo, a lo que me refiero es el uso excesivo de los simbolos, cuando estos, en lugar de representar, substituyen a la sustancia.

Por otro lado, como dijo Sergio Sarmiento, este nuevo formato de eliminar los contratos de riesgo va en detrimento de PEMEX. Los contratos de riesgo incentivan la productividad; lo que se aprobará incentiva la corrupción.

Pero eso sí, el simbolo (nacionalización) que ha sustituido a la sustancia (prosperidad) se respeta, como siempre.

Alex dijo...

Ricardo para mi, los ganadores, si es que hay, son Calderon, AMLO, el PRD y el PAN y no creo que sea un desgaste de Calderon sino de todo la patria desde el 2000 con la entrada del Pan a Gobernar.

En el 2000 se hablaba mucho que la unica manera de cambiar Mexico era destruyendo al PRI, desmembrarlo y acabar con su filosofia de camaleon y solo el PAN y la Izquierda deberian de negociar para avanzar al pais con sus ideales.

Yo pienso que Fox siempre lo intento pero fue la izquierda y la derecha de Mexico las que nunca quisieron ceder, y el hombre se volvio se loco.

LA idea en aquel tiempo era desbaratar al PRI.

Ricardo Martínez dijo...

hari, el uso excesivo de símbolos, nuevamente, no creo que sea exclusividad de la izquierda. Es una situación inherente a complejo social en el que estamos insertos. Somos ciudadanos de símbolos, explotado hasta la sociedad por la industria de medios de comunicación en la que nos encontramos insertos. No es posible culpar a la izquierda de todo aunque a muchos aquí les encante ese deporte.

alex, Vicente Fox tenía como único objetivo sacar al PRI de los Pinos. Ésa fue su hazaña y como pasará a la historia. El problema es que no supo qué hacer con el resto de los 6 años que la sociedad le había concedido. Intentó muchas cosas pero todas sin planear, sin negociar, solo a lo desparpajado. Calderón a diferencia de su antecesor sí lo creo con un poco de más capacidad para negociar. No extraordinaria porque también ha demostrado algunos defectos, pero al menos ha sido capaz de sacar varias reformas light, cosa que Fox nunca pudo hacer.

Cerebro dijo...

Yo creo que si Calderón tuvo presión por parte de los capitalistas; si bien el sabía que es necesaria una reforma (todos los sabemos), creo que si hubo presión para que se hiciera de acuerdo al interés de estas empresas.

Aunque unos ven como perdedor a Calderón, creo que no es así, porque varios de sus puntos pasaron.

Creo que ahora si estamos a empezando a conocer actitudes democráticas donde las cosas se hacen en concenso.

Batz dijo...

Independientemente de que se abuse o no de los símbolos para modificar la forma de ver le política por parte de una sociedad que se entera de la mitad de las cosas que en realidad suceden, es importante que se logre un punto por medio de símbolos o ideales comunes que permitan balancear los partidos. Una izquierda dividida no solo afecta a los izquierdistas, sino al conjunto de partidos.

Batz dijo...

Independientemente de que se abuse o no de los símbolos para modificar la forma de ver le política por parte de una sociedad que se entera de la mitad de las cosas que en realidad suceden, es importante que se logre un punto por medio de símbolos o ideales comunes que permitan balancear los partidos. Una izquierda dividida no solo afecta a los izquierdistas, sino al conjunto de partidos.

Hari Seldon dijo...

Cerebro, yo insisto en que a mi no me importa si gana o no Calderón, o AMLO. En mis discusiones, yo opino sobre lo que pienso es lo mejor para el país. Un sistema de competencia libre y justa es mejor que un sistema monopolico, burocratico estatizado. Esa es mi opinión.

Todos los sistemas pueden corromperse, pero los sistemas monopolicos estatizados pueden corromperse infinitamente sin tronar. En la competencia, la corrupción se paga, y por eso se evita (y si no se evita, pasa lo que Estados Unidos está sufriendo ahorita).

Por eso yo pienso que la privatización hubiera sido mejor para Pemex. Claro que el ganador es Calderón, por aquello de los "simbolos políticos". Pero no se trata de eso. Se trata de que gane el país.

A eso me refiero con la crítica contra los "simbolos sin substancia". No digo que sean exclusivos de la izquierda, pero sí son del peor tipo de demagogia, que es lo que imperó en la aprobación de esta Reforma, y todas las Reformas importantes de este sexenio, incluyendo la Fiscal y la Electoral. Acumulamos otro atropello contra el país.

Ah, y el logro de esta reforma no es solo que Pemex evada el fisco y que sus ganancias se vayan directo al despilfarro de los políticos sin pasar por el beneficio al presupuesto. No. Esta Reforma tambien logra la aprobación de los bonos petroleros que refinanciarán la deuda de Pemex, perjudicando al pobre iluso que compre esos instrumentos chatarra. Por que nos gusta copiar lo malo, aquí Pemex creará "derivados a la Mexicana"... Otro triunfo para los políticos, ¿no?

Ricardo Martínez dijo...

El símbolo demagógico del Consenso de Washington y las recetas privatizadoras como provocadoras automáticas de todo bien también son peligrosas para el país si no se hacen con cuidado.

Cerebro dijo...

Sobre todo por que se vendió como una receta; y los ilusos creyeron que aplicándola tal cual iban a salir adelante, cuando los países necesitan diferentes recetas para diferentes realidades.

Cerebro dijo...

Hari el que gane es lo de menos, lo importante es como tu dices, que se beneficie el país; que tal vez es donde tenemos algunas diferencias con la Reforma.

Lo que sí es que tanto AMLO como Calderón tenian intereses un tanto desviados de lo que nos querían hacer creer, que era algo mas o menos como lo fué con esta Reforma.

Es muy cierto que AMLO vió en esta coyuntura una oportunidad política no solo de cara a las elecciones, incluso en su megalomanía que querer jugar al heroe, y ni se a ciencia cierta que quiere AMLO de Pemex.

Pero también no podemos cerrar el ojo a que hay empresas que presionaban por la privatización; y que había un tráfico de influencias, ¿te suena Mouriño y Repsol?. Yo difiero contigo en el punto privatizador; pero ojo, si bien la reforma quedó aceptable hay cosas que se pueden mejorar (eliminando por dar un giro drástico o de plano eliminar al candidato).

Hari Seldon dijo...

David, el que haya o no presión a favor de la privatización es irrelevante. Esta "presión" está protegida en la Constitución en el articulo 8.

Lo importante es que la privatización es MEJOR para el país. Insisto, quien presione a favor y quien presione en contra es lo de menos. Si ganan las empresas o los políticos, o AMLO o Calderón, es lo de menos siempre y cuando, con ellos, tambien ganen los ciudadanos. La privatización beneficia MAS al país.

david dijo...

Hari,

La industria mexicana del petroleo ya fue privada con resultados desastrosos. Los empleos de mas alto nivel se otorgaban exclusivamente a extranjeros y las ganancias mayormente salian del pais para nunca volver.

La industria mexicana del petroleo ha sido publica desde hace 70 anios con excelentes resultados. No solamente se general miles de (bien remunerados empleos) sino que las ganancias que se generan se invierten en infraestructura, educacion, etc.

Hari Seldon dijo...

David,

Resultados nefastos durante Porfirio Díaz del petroleo privado = el peso era una de las principales monedas del mundo y el periodo de mayor expansión económica de la historia hasta ese momento.

Resultados excelentes durante el PRIíato del petroleo gubernamental = 8 crisis economicas en 70 años (más de una cada decada), devaluaciones constantes del peso, hiperinflación, multiplicación de la deuda, y la conversión de México en un país con más de 55 millones de personas viviendo en pobreza extrema.

Sí, ambos sistemas tienen injusticias, pero, a largo plazo, un sistema que genera prosperidad termina por empapar a todos. En cambio, un sistema que genera riqueza, lo único que hace es bajar al rico al nivel del pobre. ¿De qué forma ayuda esto al pobre? De nada, pero es muy satisfactorio vengarse, ¿o no?

Otro ejemplo, Telefonica Moviles es una empresa extranjera, ¿y sus directivos más altos son extranjeros? ¿lo son en IBM de Mexico, en HP de Mexico, en Nissan Mexicana, en Coca-Cola Femsa, en Banamex, en HSBC, o en Bancomer? No. Por que la economía no funciona así. Por un tiempo, sí, los inversionistas extranjeros mandan representantes para asegurar el éxito de su inversión, pero después se delega la responsabilidad al talento local por que son quienes conocen cómo hacer que la empresa sea exitosa en su contexto cultural.

En el caso del petroleo privado, el objetivo es que más Mexicanos (no solo los líderes sindicales y los gobernadores) se beneficien del petroleo. Tambien se trata de que haya una administración efectiva. Pero SOBRE TODO, se trata de que un activo que va a dejar de tener valor en 25 años se venda ahorita para poder ahorrar e invertir ese dinero y garantizar que Mexico tenga un futuro despues del año 2033.

Solo el dogma (o el interé$) puede cegar este argumento racional.

david dijo...

Hari, porque confundes los temas "Economia Mexicana" con "Industria Petrolera de Mexico"?

Despues de varias decadas de desarrollo de la industria petrolera los altos directivos y tecnicos especializados seguian siendo extranjeros. La mayoria de las ganancias se iban al extranjero, durante la industria privada del petroleo mexicano.

Hoy, un alto porcentaje de las ganancias se quedan en Mexico. La mayoria de los empleos tecnicos los obtienen mexicanos.